¿Qué fue de... Pablo Aimar?
Pablo Aimar en una de sus temporadas en el Valencia C.F (Foto: Deportevalenciano.com)

VAVEL VCF sigue experimentando una revolución, estrenando sección tras sección. Hoy aparece en ¿Que fue de...?, Pablo Aimar, también apodado "El Payaso". Este joven jugador nacido en Río Cuarto desprendió calidad y talento por Argentina, España, Portugal, e incluso por Malasia. Un jugador pequeño de altura, pero grande de coraje y lleno de humildad. Con el balón pegado a los pies, Aimar era un futbolista complicado de detener. Su único contra, las lesiones, un calvario que está finiquitando la figura del jugador, pero nunca frenará su indudable clase.

Inicios en River Plate

Aimar, también conocido como "El Payaso" comenzó a despuntar en su país natal, Argentina, dónde en River Plate debutó en 1996, con tan solo 17 años, consiguiendo su primer título en 1997, y marcando su primer gol en 1998. El pequeño jugador de Río Cuarto maduraba, tanto a nivel personal como futbolístico, de manera progresiva, y cada vez asombraba más al mundo con su asociación con delanteros como Saviola, u Ortega, además de su protagonismo en los títulos conseguidos por River. Todo ello le hicieron dar el salto a Europa.

(Foto: Goal.com)

Valencia: Tierra santa

En Enero de 2001 llegó a la capital del turia por un total de 24 millones de euros y siete temporadas de contrato con el Valencia C.F. El Payaso llegaba a Mestalla para demostrar su atesorado talento y convencer de su creciente calidad a Héctor Cuper, entrenador del conjunto ché aquella temporada, y a la afición del templo valencianista. Pronto, el joven jugador argentino disputaba su primera final. Y era, ni más ni menos, que de la liga de campeones. Sin embargo, el Valencia perdería aquella final en la tanda de penaltis contra el Bayern de Múnich ante un exuberante Oliver Kahn. Pablo Aimar fue sustituido en la segunda parte por David Albelda.

El técnico argentino dejaría el Valencia C.F aquella temporada por el español Rafael Benítez, con el que, tanto Aimar, como el club, alcanzarían sus mayores hazañas en la historia del fútbol. Ese mismo año, el jugador argentino colaboró a ganar el campeonato de liga en la temporada 2001/2002, y dos años después, el Valencia, con "El Payaso" como titular indiscutible, lograron el histórico doblete en 2004, consiguiendo una victoria en el Pizjuán que les daba la liga, y ganando la final de la UEFA por 2-0 al Olympique de Marsella del mismísimo Didier Drogba. El conjunto ché era premiado como mejor club del mundo y Pablo Aimar era una de las causas de ello.

A partir de aquel glorioso momento que vivía el murciélago blanquinegro, el nivel de este gran jugador de fútbol bajaría considerablemente debido a numerosas y acumuladas lesiones que propiciaron esa irregularidad tan incómoda para técnico, futbolista, y afición. Además Pablo Aimar pierde el apoyo y confianza que tenía en Benítez, ya que el técnico, debido a la administración de Manuel Llorente que no le hacía sentir valorado, hizo las maletas, y entre lágrimas, abandonó Valencia con destino Liverpool. El veintiuno blanquinegro continuaría teniendo sus minutos con técnicos como Claudio Ranieri, y sobre todo con Quique Sánchez Flores, con el que era titular. Sin embargo, una lesión sufrida en el pubis durante un encuentro con Argentina, le tuvo entre alfileres durante su última etapa en el club valencianista.

A pesar de ello, Mestalla acabaría viéndole compartir juego, asistencias, y goles con otras figuras del club, como David Villa, uno de los máximos goleadores de la historia del club ché.

(Fuente foto: AFP)
(Foto: REUTERS)

Las lesiones le cerraron la puerta de la albiceleste

Pablo Aimar fue internacional en todas las categorias inferiores del combinado blanquiazul. Pronto comenzó a despuntar, y su primer título a nivel internacional, fue el campeonato del mundo sub-20 que conquisto la selección filial albiceleste. El 16, y posterior 10, argentino dió el paso a la selección absoluta y llamó la atención marcando el día de su debut en un encuentro de preparación para el mundial de 2002. En la selección absoluta, no logró ningún título. Fue subcampeón en dos ocasiones: En la copa confederaciones de 2005, y en la copa América de 2007. En el mundial conquistado por Brasil en 2002, cayeron en cuartos de final. Las lesiones le privaron de su continuidad en el conjunto albiceleste.

​La despedida

Pablo "El Payaso" Aimar abandonaría la entidad en el verano de 2006 rumbo Zaragoza a cambio de 11 millones de euros. El club tomó la complicada decisión de venderlo, y, debido a la irregularidad provocada por las lesiones, y quedándole un año de contrato, el jugador argentino pondría rumbo a la ciudad maña. Esta elección de la directiva del Valencia C.F no fue bien recogida por la afición ché, que veía en Aimar uno de los símbolos de su etapa mas gloriosa. No obstante, fue acertada, ya que era un jugador en horas bajas debido a su calvario con las lesiones, ycon un año de contrato restante, once millones era una gran oportunidad de ingreso para las arcas del club.

No obstante, no duraría mucho su estancia en Zaragoza. Tras dos temporadas, en las que las lesiones volvieron a ser un absoluto caos, abandonaría el conjunto aragonés tras descender el club maño a segunda división. Su próximo destino sería Portugal, dónde de la mano de Rui Costa, llegaría al Benfica. A pesar de, que sus primeros compases en el Benfica supondría un importante conflicto entre el Zaragoza y el Benfica por el estado de forma del jugador argentino, Aimar iría cogiendo ritmo y siendo importante en el esquema del técnico que dirigía el conjunto portugués, logrando una liga y cuatro títulos coperos en cinco temporadas.

En el verano de 2013, Pablo Aimar experimentaría su primera aventura fuera de Europa desde que salió de su país natal. El destino sería Malasia, al Johor Darul Takzim F.C. Pocos meses después, en Abril de 2014, abandonaría en conjunto malabo. Actualmente, "El Payaso" se encuentra libre y en busca de nuevo equipo.

La incógnita

¿Podría haber optado Aimar a ser uno de los mejores jugadores del mundo, sí las lesiones se lo hubieran permitido? ¿El trato médico a sus lesiones no fue suficiente? ¿Debió dar el paso a un equipo más prestigioso en su mejor época para alcanzar premios individuales?

Son preguntas que muchos forófos del fútbol, sobre todo argentinos fans del Payaso, que se hicieron durante el mejor momento del jugador de Río Cuarto. De lo que no hay duda, es que Aimar fue un gran jugador, y que, Valencia tuvo la suerte de disfrutarlo. En el conjunto ché nunca será olvidado.

VAVEL Logo