Camino del Camp Nou: Àlex Corredera
Àlex Corredera, durante un encuentro con el Juvenil A (Foto: Noelia Déniz - VAVEL)

Àlex Corredera Alardi (Sant Joan de les Abadesses, 19 de marzo de 1996) comenzó su andadura en el mundo del fútbol con 5 años, en el CE Abadessenc, donde estuvo tres años, y allí ocupó la posición de delantero. En marzo de 2004 le llamaron para hacer pruebas con el FC Barcelona y jugó algunos partidos con el Benjamín B de Jordi Condom, del que formaban parte Sergi Samper y Jon Toral.

En el torneo de San Gabriel, en que los azulgranas remontaron frente al Espanyol tras ir cayendo 2-0, entraron Alex Corredera y Marc Gual en la segunda mitad, y el de Sant Joan de les Abadesses marcó  el primero y el tercero del 2-4 definitivo, favorable a los barcelonistas.

No tardó en convencer al FC Barcelona

Al cabo de dos semanas, le comunicaron que en septiembre se incorporaría al Benjamín B de Jordi, con quien también estuvo en su etapa en el Benjamín A. Àlex llegó a Masía al mismo tiempo que Fran Álvarez, Adama y Mustafa Seck. Al siguiente año, en el Alevín B de Alberto Puig, vivió una anécdota cuanto menos curiosa. Adri Arjona se dolía tendido sobre el terreno de juego en un lance de un encuentro correspondiente al Trofeo de Peralada, frente al Espanyol.

Àlex fue nombrado mejor jugador del Trofeo Peralada

Los periquitos, en un gesto deportivo, enviaron el balón fuera para que Adri fuese atendido, pero los azulgranas no devolvieron el balón y se adelantaron con un gol de Mamadou Tounkara, jugador que había llegado ese año y que en la actualidad pertenece a la Lazio de Roma. El entrenador, Albert Puig, les hizo rectificar y les pidió que se dejasen empatar, un gol que anotó Alex Mula para los blanquiazules. Aún así, los barcelonistas acabaron llevándose la victoria y Àlex Corredera, que actuaba ya de interior, fue nombrado mejor jugador del trofeo.

En la temporada siguiente, en el Alevín A de Andrés Carrasco, no pudo ganar la Liga, algo que cabe destacar dado que desde su llegada a Can Barça, siempre se ha proclamado campeón del campeonato regular con todos sus equipos año tras año, salvando esta excepción.

Campeón del Torneo de Brunete

Lo que sí ganó el Alevín A en 2007/2008 fue el prestigioso torneo de Brunete (Madrid), tras imponerse los azulgranas por 4-3 al Valencia en la final, con goles de Mamadou Tounkara, Enguene y Fran Álvarez por partida doble. El lateral fue nombrado mejor jugador del torneo. Àlex, que jugó la primera parte, fue sustituido después por Sergi Palencia, que entonces actuaba de medio, y no estuvo presente en el torneo de Arona, porque participaron los que no lo habían hecho en el de Brunete.

En el Infantil B volvió a tener a Albert Puig en el banquillo, y en el Infantil A de nuevo trabajó bajo las órdenes de Andrés Carrasco, mientras que en el Cadete B fue conducido por Fran Artiga. En el Cadete A, donde ya tuvo de compañeros a Xavier Quintillà y Tonny Sanabria, su entrenador fue Quique Álvarez. En esta temporada pasó desapercibido, no tuvo mucho protagonismo al ocupar su puesto Albert Torras.

Su etapa en el Juvenil B fue el año más bonito de todos

Su mejor año como azulgrana, hasta el momento presente, lo vivió en 2012/2013 en el Juvenil B, de la mano de Francesc García Pimienta, a quien considera el mejor técnico que ha tenido. Se trataba de un grupo muy unido, un equipo competitivo, plagado de buenos futbolistas: estaban Munir, Kaptoum, Sergi Palencia, Lucas del Campo, Mustafa Seck, Sergio Buenacasa, Moha, Pedro Godoy, Rodri Tarín, Dani Segura, Jordi Ortega y Adri Arjona, que volvía tras dos años en el Nástic, entre otros. Àlex Corredera varió posiciones: actuó de extremo, así como de medio, y consiguió su mejor promedio goleador.

Campeón de la primera Champions Juvenil

Una vez en el Juvenil A, con Jordi Vinyals, Àlex tuvo un año irregular a nivel personal, al no disfrutar de continuidad en el juego. A nivel de grupo, la consecución de la primera UEFA Youth League por parte del equipo en Nyon, se convirtió en algo inolvidable y muy especial. En la Copa de Campeones, en la que los azulgranas cayeron eliminados por el Real Madrid en Almería, El de Sant Joan de lês Abadesses firmó una diana a los blancos.

Esta temporada es uno de los fijos en el once inicial en Liga

En la presente campaña ha sido titular en todos los partidos de Liga en División de Honor Juvenil, donde suma dos goles, y ha participado un total de 71 minutos en la presente edición de la Champions Juvenil, en dos encuentros en los que ha entrado desde el banquillo.

La zurda de oro de la Masía

Àlex se siente más cómodo actuando de ‘10’, en la posición de interior. Es un futbolista con una calidad exquisita, tal y como le define uno de los entrenadores que ha tenido durante sus años en el fútbol formativo del FC Barcelona. Tiene un gran último pase y un auténtico guante en el pie a balón parado, bien sea en una falta o en el lanzamiento de un saque de esquina, y es generoso en el trabajo defensivo. Tiene gol a pesar de ser interior y una de sus virtudes es su capacidad para asociarse con sus compañeros.

Entre los aspectos en los que podría mejorar se encuentran el juego de cabeza y el disparo con la diestra, que una vez conseguidos le convertirían en un jugador muy completo.

Su ídolo fue primero Bechkam. Después, y para siempre, Ronaldinho

Su ídolo del balompié era el David Bechkam del Manchester United, por su golpeo y por su clase, hasta que apareció Ronaldinho, futbolista único al que nadie se puede equiparar, según Àlex, quien admira al brasileño por su magia sobre el terreno de juego.

Esta temporada es determinante para el futuro del centrocampista, de 18 años, que afronta su último año de Juvenil, a la vez que estudia el primer curso de ADE en la Universidad Autónoma. Calidad no le falta para triunfar, y voluntad tampoco.

VAVEL Logo