Entrevista. Roger Riera: "Estar en el Barça era un sueño"
Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Roger Riera Canadell (Manresa, 17 de febrero de 1995), que ahora milita en el Nottingham Forest inglés, vistió de azulgrana durante nueve inolvidables temporadas. El defensa central llegó al Alevín B de Sergi Domènech en 2005, a la edad de 10 años, procedente del Gimnàstic Manresa y de ahí pasó al Alevín A de Andrés Carrasco. Volvió a trabajar con ambos entrenadores en el Infantil B e Infantil A, para después ganar la Nike Premier Cup en Old Trafford con el Cadete B de Víctor Sánchez. La etapa de Cadete A, en la que ganó el MIC, y Juvenil B tuvo a García Pimienta en el banquillo, mientras que sus últimas directrices en el Barça las recibió de Jordi Vinyals, con el que se proclamó campeón de la primera UEFA Youth League.

Todos aquellos que le conocen le definen como un chaval centrado y buena gente. Al futbolista, que estudia ADE en la UOC a través de internet, cuando no está jugando o entrenando le gusta estar tranquilo con los amigos, echar unas partidas al FIFA o ir al cine. Según uno de los entrenadores que tuvo durante su larga estancia en el FC Barcelona, Roger “es el típico jugador que todo entrenador quiere tener en su equipo”. El manresano atendió a VAVEL.com para explicarnos su paso por el Barça.

Pregunta: ¿Le quitó el sueño en algún momento pensar que existía la posibilidad de que, después de tanto tiempo, tuviese que dejar el club?

Respuesta: Siempre he luchado para estar en el Barça el máximo tiempo posible, porque desde pequeño fui del Barça, pero tenía mentalizado que en el Barça solo llegan unos elegidos y sabía que ser parte de esos elegidos es muy difícil, y tenía claro que un día u otro se podía terminar.

P: Muchos futbolistas que salen del Barça dicen que parece todo muy bonito estar allí, pero que es muy complicado.

R: Algunas cosas pueden parecer difíciles cuando estás allí, pero para mí era la oportunidad de estar en un club que quería. Me parecía un sueño, y por eso luchaba al máximo que podía en cada entreno.

P: Estuvo nueve años en el FC Barcelona y fue capitán en la mayoría de las categorías por las que pasó. ¿Qué era lo que más disfrutaba?

R: Las experiencias vividas, la gente conocida, los pequeños momentos con los compañeros de equipo, que al final acaban siendo tus amigos, y que siempre recordarás.

Intentaba dar ejemplo como futbolista, pero sobre todo como persona

P: ¿Y qué puede contar de la experiencia de ser capitán en particular? Es diferente ser compañero de equipo y vestir el brazalete, con la responsabilidad que conlleva.

R: Es algo distinto a medida que te vas haciendo mayor. El capitán tiene algo más de responsabilidad, tiene que dar ejemplo y resolver algunos pequeños problemas que pueda haber. Ser capitán no significa solo estar ahí para levantar la copa el día que te toca, sino que tienes que dar ejemplo y demostrar por qué los compañeros de equipo y el cuerpo técnico, en ese caso, te han dado la confianza para representar al equipo, para ser capitán. Trataba de ayudar al máximo a que todo el mundo se sintiese cómodo en el grupo, si surgía algún problema procuraba solucionarlo, e intentaba dar ejemplo como futbolista, pero sobre todo como persona.

Momentos inolvidables e irrepetibles

P: ¿Cuál fue el mejor momento que vivió como azulgrana?

R: Seguramente, en este último año poder conseguir la UEFA Youth League, en su primera edición, de la manera que lo hicimos, con la repercusión que tuvo. La verdad es que fue la mejor competición que gané y el momento que más disfruté de poder estar ahí en el Barça, y poder levantar esa primera Champions League. Será algo de lo que nos acordaremos más los que estuvimos allí, a medida que pasen los años.

Tenía claro que el fútbol no se acababa en el Barça

P: Fue una experiencia bonita, pero ocurrió a finales de temporada, cuando su futuro no estaba nada claro. ¿Mermaba un poco su felicidad el hecho de que no supiera si su futuro estaba en el Barça o no?

R: Siempre tienes que estar preparado y tener claro que el fútbol, por suerte, no se termina en el Barça, que habrá muchas más oportunidades de ser futbolista y que si no puede ser ahí, porque solo pueden estar los elegidos, tienes que tener muy claro que será fuera del club. Mi sueño de verdad es ser futbolista profesional, jugar e intentar alargar al máximo el hecho de serlo. No me lo tomé como tristeza, sino como un punto y aparte, en que se acababa una etapa en el fútbol base, con mi último año de Juvenil. Tenía que estar preparado para eso y en casa me ayudaron mucho a estarlo. Disfruté al máximo esos nueve años y en especial los últimos momentos, con la UEFA Youth League.

P: ¿Qué significó la consecución de la Nike Premier Cup para usted?

R: Es el torneo más parecido a la UEFA Youth League que he tenido la suerte de ganar, con Víctor Sánchez y Marcel Sanz. Teníamos un grupo de jugadores muy bueno. Tuvimos la suerte de pasar la fase catalana en los penaltis, luego pasamos la fase de España, más complicada porque eran partidos a cuarenta minutos, con dos partes de veinte. Una vez superado esto nos encontramos con rivales más fuertes en la fase Mundial. Pasamos como segundos de grupo, nos enfrentamos al Internacional de Porto Alegre, que eran favoritos junto a nosotros, les ganamos 3-2; en semifinales nos tocó el Colo-Colo de Chile, ganamos 2-1 y en la final disputada en Old Trafford, que fue una experiencia única, muy bonita, nos enfrentamos al Pachuca, ganamos 3-1. Conseguimos ganar la fase mundial, estoy muy contento y orgulloso de haberlo hecho y de poder jugar en Old Trafford.

P: Del once inicial de la Nike Premier Cup en 2010, solo volvió a coincidir en la alineación de la final de la UEFA Youth League, cuatro años más tarde, con un compañero de equipo, Godswill, que ahora no está pasando por un buen momento.

R: Lo peor en el mundo del fútbol es estar lesionado. Yo también tuve la mala suerte de estar lesionado en Cadete A y le deseo la mejor recuperación posible, que se recupere bien, que no corra por estar una semana antes en el campo, que estoy seguro de que lo hará, estoy seguro de que se esfuerza al máximo día a día y espero que vuelva a luchar y a tener las oportunidades que siempre se merece.

P: ¿De qué situación aprendió más durante esos años en Masía?

R: Todos los valores que implica jugar en el Barça, el simple hecho de hacer deporte, pero sobre todo en el Barça, donde tienes que relacionarte con gente de otras culturas desde que eres pequeño. Tienes que intentar entender otras culturas, respetarlas, conoces gente de todo el mundo, intentas que ellos se sientan bien y tú también sentirte bien con ellos. No es fácil compartir vestuario con gente de tantos países distintos, pero al final el deporte ayuda a la tolerancia, al respeto entre unos y otros, en especial en un club como el Barça, con lo enorme que es.

Entrenadores y compañeros

P: ¿Qué entrenador le ha dejado una mayor huella?

R: De todos he aprendido mucho, ha sido un placer poder trabajar con todos ellos, estoy muy contento y muy orgulloso de todo lo que me han enseñado. No sé quién decirte, porque nadie se merece más que los otros; todos intentaron hacer lo mejor posible para ayudarme, yo intenté aprender lo máximo posible de todos y cada uno de ellos, desde Sergi Domènech cuando entré, hasta Jordi Vinyals, pasando por Pimi, por Víctor Sánchez, Andrés Carrasco, todos y cada uno de ellos, y no solo ellos, sino también su cuerpo técnico.

P: En cualquier grupo, siempre hay alguien con el que se tiene una complicidad especial. Dentro del Barça, ¿con qué compañero tenía esta relación más próxima?

R: Supongo que por los años que he estado con él, con Sergi Samper. Cuando entré en el Barça, él ya estaba aquí, formaba parte del club, ha conseguido llegar donde está y le queda mucho por hacer. Por todos los años que pasé a su lado, es con la persona que más me relacioné esos nueve años en el club, pero no tan solo él, sino muchos otros con los que sigo estando en contacto, que considero personas inmejorables, que estoy muy contento de haber conocido.

Samper es humilde, tiene los pies en el suelo, espero que no cambie

P: ¿Qué ha aprendido de Sergi Samper?

R: Lo que más me gusta de él es lo humilde que es, lo trabajador y lo generoso que es. Siempre tiene la cabeza bien amueblada, tiene los pies en el suelo, sabe lo que tiene que hacer y espero que no cambie nunca, porque esa es una de sus mayores virtudes.

P: ¿Cuál fue su año más enriquecedor dentro del club?

R: Todos son enriquecedores, desde cuando llegas de pequeño y te encuentras dentro del club más grande del mundo, hasta el día que tienes que irte de ese club. Todos y cada uno de los años que he estado allí me han enriquecido mucho, tanto como futbolista como persona. Ya no son tan solo unos valores, sino cosas que muchos de los pequeños que ahora están en el Barça aún siguen haciendo: viajes en taxi, conociendo y compartiendo muchas horas con gente de diferentes edades, pasando muchas horas en el taxi con ellos, después el tener que ir a vivir a Masía y lo bien que me han tratado siempre allí, el tener que compartir piso mi último año. Todos y cada uno de estos años me han aportado experiencias distintas y me han enriquecido mucho.

P: Si tuviera que escoger revivir un momento tan solo de los que ha vivido ahí, ¿cuál sería?

R: El conseguir la Champions League en ese último año, por lo que significaba y por el trabajo que hicimos ese año.

Nueva etapa en el Nottingham Forest

P: ¿Cómo le va por Inglaterra?

R: Muy bien. Hoy es el primer día que ha hecho mucho frío, he llegado al entreno, en el coche marcaba que estábamos a tres grados, la verdad es que hacía mucho frío, y creo que irá a peor, me han dicho que enero-febrero serán los peores meses. Estoy muy contento, intentando aprender otro tipo de fútbol, otra cultura, y creo que estoy en el camino.

P: ¿Qué ha estado haciendo desde que llegó allí?

R: Estoy jugando con el Sub’21, que es un equipo reserva, y estoy contento, llevamos seis partidos ganados y cuatro perdidos, con cero empates en Liga. Aquí el Sub’21 no está hecho para competir como lo hace el Barça B en una Liga Profesional, sino que es una Liga de equipos reservas y el objetivo no es ganar, que también, sino estar preparado para dar el salto al primer equipo cuando antes mejor y estar preparado para cuando surja la oportunidad.

P: A nivel personal, ¿cómo valora su participación?

R: Estoy participando mucho, he sido capitán los últimos tres partidos del equipo. Lo que me gustaría hacer es dar el salto al primer equipo.

Echo de menos a mi familia, el clima, y el fuet

P: ¿Qué echa de menos de Barcelona?

R: Aparte de mi familia, el fuet y el tiempo, que ahora en invierno seguro lo voy a echar más de menos, pero me he acostumbrado bien.

P: ¿Quién ha sido su mayor punto de apoyo en Inglaterra?

R: Los compañeros de equipo me han tratado muy bien desde el primer día. Lo mismo que en el Barça, me he encontrado con gente de todo el mundo, tenemos un equipo muy internacional. En el club me trataron muy bien para poder adaptarme y encontrar piso, me han puesto todas las facilidades posibles para poder adaptarme bien, estoy muy contento y agradecido por eso.

P: ¿Por qué motivo se decidió por el Nottingham Forest?

R: Del club conocía que era uno de los pocos que tenían no tan solo una, sino dos Champions League. El motivo principal es que siempre me gustó el fútbol inglés, siempre había tenido ganas de jugar allí, probar otro tipo de fútbol y de cultura. Vi que el Nottingham Forest era un club histórico de Inglaterra, con unas muy buenas instalaciones, que me daba la oportunidad de seguir creciendo y de poder aprender ese tipo de fútbol y al final me decidí, por la historia del club y por ser Inglaterra.

P: Algunos aficionados del Nottingham han estado reclamando estos días en las redes sociales que se le diera una oportunidad en el primer equipo. ¿Ha llegado a entrenar con ellos?

R: Cada jueves entrenamos con ellos, les hacemos de equipo rival para preparar el partido del fin de semana. Nos conocen a todos, vienen a ver nuestros partidos en el Sub’21, creo que no han faltado ni a un partido cuando jugamos en casa, creo que eso dice mucho de Stuart Pearce y de su cuerpo técnico, están allí presentes y confían mucho en la cantera.

Carles Puyol, su ídolo

Puyol es el espejo en el que siempre me he mirado

P: ¿Quién es su ídolo en el mundo del fútbol?

R: Siempre me ha gustado mucho Carles Puyol, ha sido el espejo en el que me he mirado, por lo que significaba para el Barça, por su manera de luchar y no darse por vencido cuando estaba en el campo.

P: ¿Tuvo alguna vez la oportunidad de mantener una conversación con él?

R: Tuve la suerte de entrenar algunas veces con el primer equipo del Barça, y tanto él como otros compañeros, nos trataban bien. La gran mayoría de ellos viene de la cantera y entiende lo que es para un chaval joven ir a entrenar con el primer equipo, pero nunca tuve la posibilidad de hablar con él a solas, ni de que me diera consejo.

P: ¿Ha coincidido con algún ex del Barça por tierras inglesas?

R: Este miércoles vi a Jon Toral, está cedido en el Brentford, un equipo también de Segunda y jugaron contra el primer equipo del Nottingham Forest, Jon marcó, metió el 0-1, y después del partido pude charlar con él un rato.

Son muchas las historias, las anécdotas, que Roger guarda de sus años de barcelonista, y se ríe al evocar algunos momentos vividos en los 'stages' de Prades, cuando compartía un solo bungalow con todo el equipo, y hacían juegos divertidos en las noches. La canción "Llegaremos a tiempo", de Rosana, le recuerda a la Nike Premier Cup obtenida con el Cadete B. Ha comenzado en tierras inglesas una nueva etapa para el central, pero su recuerdo, su actitud noble, sigue presente entre sus compañeros y entrenadores, quienes hablan de él con cariño.

VAVEL Logo