Yo jugué en el Real Zaragoza: David Villa
(Montaje: Javier Gimeno | VAVEL)

Si preguntáramos a todos los zaragocistas si David Villa es uno de los mejores delanteros que ha pasado por La Romareda y uno de los jugadores más queridos que ha pasado por el club maño, casi con total seguridad el 100% del zaragocismo contestaría que sí.

El jugador, natural de Tuilla, comenzó en el Langreo la que está siendo una gran y exitosa carrera profesional.

Comienzos en el Langreo y varios años de sportinguista

El principal culpable y el pilar fundamental en la carrera de David Villa Sánchez (3 de diciembre de 1981, Tuilla, Asturias) es su padre, que confió en el talento de su hijo desde que era pequeño. David comenzó a formarse en el Langreo, donde estuvo hasta los 17 años. Cuando todavía era un niño, el Guaje se fracturó el fémur de su pierna derecha. Durante su recuperación, su padre le recomendaba que trabajara con la pierna izquierda. De ahí viene que Villa le pegue bien al balón con ambas piernas.

Villa celebra un gol con el Sporting (Foto: elgoldigital.com

Con 17 años hizo unas pruebas para entrar en la cantera del Oviedo, sin embargo, el cuerpo técnico le rechazó. Fue ahí cuando el Sporting de Gijón le incorporó a la escuela de fútbol de Mareo para su equipo de División de Honor Juvenil, donde David jugó 30 partidos y marcó 12 goles. La temporada 2000/2001 la jugó en el filial del club asturiano, en Segunda División B, donde jugó 35 partidos y volvió a anotar 12 goles. Después, dio el salto al primer equipo, que militaba en Segunda, donde disputó dos temporadas enteras, marcando 23 goles en la primera y 21 en la segunda. En la última campaña, David marcó en los dos partidos al que sería su próximo equipo.

El Real Zaragoza le catapulta a Primera y a la Selección

Las cifras goleadores de David Villa no pasaron desapercibidas en la capital del Ebro. El club aragonés le fichó en el verano de 2003 por tres millones de euros, aproximadamente.

Villa ganó su primer título en Zaragoza (Foto: Peña Zaragocista Lafita)

En la primera temporada, el de Tuilla lo jugó todo y anotó 17 goles en Liga y 4 en Copa del Rey, título que acabaría levantando esa campaña. El Real Zaragoza ganó al Real Madrid de los ‘galácticos’ la Copa del Rey en Montjuïc. Villa hizo el segundo gol de los zaragocistas, desde el punto de penalti, y levantó su primer título. En la campaña siguiente, los zaragocistas ganaron la Supercopa de España, ante el Valencia. En Liga, el asturiano disputó 32 partidos, en los que marcó 15 goles, y en UEFA, David disputó 10 choques y anotó 3 goles. El joven jugador estaba escribiendo con goles en la historia del Real Zaragoza, y la grada de La Romareda creó el “illa, illa, illa, Villa maravilla”.

Luis Aragonés, por entonces seleccionador absoluto español, no perdía detalle de las maravillas que hacía David Villa cada fin de semana y le convocó con la Selección española, con la que debutó el 9 de febrero de 2005, en Almería, en un partido contra San Marino que terminó 5-0. Sin duda, estaba siendo un gran momento en la carrera del delantero.

Cinco temporadas siendo el ídolo de Mestalla

En el verano de 2005, el Valencia CF se hizo con sus servicios tras pagar su cláusula de rescisión: 12 millones de euros. Cifra que dejó descontenta a la afición blanquilla, que veía cómo se marchaba uno de los mejores goleadores que había vestido el escudo del león.

Durante la primera temporada en el conjunto valenciano, Villa disputó 35 partidos en Liga, anotando 25 goles. El asturiano, que fue el máximo goleador español de Primera División, se quedó a tan sólo un gol de ser el pichichi de la liga, que fue Samuel Eto’o. En Copa, anotó dos.

En la 2006/2007, Villa hizo 15 goles en 35 partidos que disputó de Liga, y cinco en diez partidos que jugó de Champions. Esta temporada, el ‘7’ del Valencia volvió a ser el máximo goleador nacional de la Liga, logrando así su segundo trofeo Zarra.

En la siguiente campaña, David alzó su segunda Copa. Fue ante el Getafe. Los valencianistas ganaron 3-1. En Primera División, el Guaje anotó 18 goles en 26 partidos, y en Champions, marcó tres en los seis partidos que disputó.

En el verano de 2008 pudimos ver que el asturiano no había nacido para ganar títulos sólo a nivel de club, también a nivel de selecciones. El 29 de junio, España se proclamaba campeona de la Eurocopa celebrada en Austria y Suiza. Los españoles ausentaron todos los fantasmas que había alrededor de la selección y vencieron 0-1 a Alemania en la final. Villa fue el máximo goleador del torneo con cuatro goles.

En la Liga 2008/2009 fue en la que el ex del Real Zaragoza anotó la mayor cifra de goles de toda su carrera hasta el momento: 28. Además, marcó uno también en Copa del Rey y otro en UEFA.

En su última temporada en Mestalla, el que ya era capitán del club valenciano, anotó en Liga 21 goles (en 32 partidos), y siete en Europa League (en 11 partidos).

David Villa se convirtió en el quinto máximo goleador de la historia del Valencia Club de Fútbol, por detrás de grandes leyendas, como Mundo, Waldo, Kempes y Fernando Gómez, con un total de 131 goles.

Campeón del Mundial con España, una lesión dura y tres temporadas como culé

El 11 de julio de 2010 se cumplió el gran sueño de los españoles, y, sobre todo, de los futbolistas y cuerpo técnico que forman la selección absoluta de fútbol. Ese sueño que parecía inalcanzable hace años atrás. Ese sueño que los futbolistas dirigidos por Vicente del Bosque hicieron que alcanzáramos y disfrutáramos. Ese magnífico día para los españoles aficionados al fútbol, España se proclamó campeona del mundo en Sudáfrica tras vencer 0-1 a Holanda en una sufrida final, en la que Iker Casillas salvó en más de una ocasión al equipo y en la que Andrés Iniesta hizo el gol de la victoria en la prórroga, cuando tan sólo quedaban seis minutos para alcanzar la tanda de penaltis. David Villa y sus compañeros de selección lograron la primera estrella para la camiseta española.

Foto: Resultados-futbol.com

Antes de que comenzara dicho Mundial, el Valencia traspasó al Guaje al Fútbol Club Barcelona, en el que se convirtió en el fichaje del verano. Nada más llegar al conjunto catalán, Villa ganó su segunda Supercopa de España (ante el Sevilla).

Esa temporada, el delantero fue muy importante para el equipo dirigido por Pep Guardiola. El ‘9’ del Barça anotó 18 goles en Liga, uno en Copa del Rey y cuatro en la Champions League. El gol más importante de la competición europea lo marcó en la final. El Guaje hizo el tercer gol de los culés en la victoria ante el Manchester United (3-1), y Wembley vio al asturiano coronarse como campeón de Europa. Villa lograba, de esta forma, su primera ‘orejona’. Esa temporada, el FC Barcelona también consiguió el título de Liga, que era la primera en el palmarés del goleador.

En la temporada 2011/2012, David continuó ganando títulos que todavía no lucían en su vitrina, sin embargo, buena parte de la campaña fue uno de los tramos más duros de la carrera del Guaje.

En el mes de agosto, Villa ganó con el Barça la Supercopa de España (ante el Real Madrid) y la Supercopa de Europa (contra el Porto). También esa temporada volvió a ganar una Copa del Rey. Sin embargo, el 15 de diciembre de 2011, la luz que tanto alumbraba al futbolista de Tuilla se nubló. En la semifinal del Mundial de Clubes que el Barcelona disputó en Japón, y que terminó ganando, David se fracturó la tibia y decía, así, adiós a lo que restaba de temporada. El mundo del fútbol se volcó con él y le animó en su difícil y duradera lesión. Sin embargo, nadie imaginaba por aquel entonces que el ariete no sólo se perdía la temporada. Villa trabajó sin descanso para llegar a la cita con España en el verano de 2012, pero él mismo decidió no participar, reconociendo que no estaba al 100% y que prefería que fueran compañeros que sí lo estuvieran. El 1 de julio de 2012, España se volvió a proclamar campeona de Europa y ganaba el tercer título consecutivo a nivel de selecciones. Pero esta vez, David tuvo que verlo desde casa.

Foto: AS

David Villa reapareció en agosto de 2012 y dio una lección de superación y trabajo, además de demostrar que quedaba Guaje para rato. En la 2012/2013, el asturiano anotó 10 goles en los 28 partidos disputados en Liga, un gol en 10 partidos de Champions, y cinco tantos en sendos partidos en el torneo del K.O. Esa temporada, el Guaje ganó su segundo título liguero con el conjunto dirigido por Tito Vilanova, en la ‘liga de los 100 puntos’.

En junio de 2013, el combinado español disputó en Brasil la Copa Confederaciones, que perdió en la final por 3-0 ante la anfitriona, Brasil. El Guaje anotó tres goles en los tres partidos que disputó.

Campeón de Liga con el Atleti del Cholo

En el verano de 2013, el Atlético de Madrid se hacía con los servicios de David Villa Sánchez por la bajísima cifra de 2’1 millones de euros. La cifra del traspaso se la reprocharon, y mucho, a la directiva del club culé los aficionados azulgranas, que veían cómo se marchaba un gran jugador por una ridícula cifra, siendo que el Barcelona lo fichó por 40 millones.

Villa celebra un tanto en el Calderón (Foto: Apo Caballero | VAVEL)

Más de 20.000 atléticos se dieron cita en el Estadio Vicente Calderón para dar la bienvenida a su nuevo delantero. El ‘7’ del Atleti recibió desde el primer segundo el cariño de todos los rojiblancos, algo que agradeció sobre el césped. El Cholo Simeone hizo importante al asturiano durante su única temporada como atlético. Disputó 36 partidos de Liga, en los que anotó 13 goles y dio cinco asistencias de gol. El conjunto del Manzanares consiguió la Liga en el mes de mayo en el Camp Nou, en un partido en el que les valía el empate y su rival debía sumar los tres puntos. El partido finalizó 1-1 y los rojiblancos se proclamaron campeones de Liga en territorio del subcampeón.

Nueva vida en Nueva York

El 2 de junio de este año, David Villa hacía oficial su fichaje por el New York City tras rechazar la oferta de renovación del Atleti y asegurar que era el momento de cambiar de aires y ponerse nuevos retos.

Su nuevo club fue fundado en 2013 por el Manchester City y los New York Yankees, y el asturiano fue el primer fichaje del equipo, creando una gran expectación en las calles de la ciudad estadounidense. Villa será compañero de Frank Lampard, entre otros, en su etapa en la Major Soccer League.

(Foto: NY City)

Debido a que el equipo no comenzará a competir hasta 2015, el de Tuilla fue cedido tres días después al Melbourne City para jugar la primera parte de la temporada. Allí, el delantero jugó cuatro partidos y anotó dos goles.

Máximo goleador de la Selección Española

Durante el pasado verano se disputó la Copa Mundial de Fútbol en Brasil, en la que nadie podía imaginar cómo acabaría España. El conjunto dirigido por Vicente del Bosque, y en el que se encontraba el ‘7’, no pasó de la fase de grupos y se volvió a casa a las primeras de cambio.

David Villa jugó su último partido con la ‘Roja’ el pasado 23 de junio, ante Australia. España ganó 0-3 en un partido que ya no valía para nada porque los españoles estaban eliminados. El Guaje anotó el primer gol del partido, y minutos después fue sustituido. Una mezcla de sentimientos invadió a David cuando vio que debía abandonar el terreno de juego. El ‘7’ se marchó entre emocionado y enfadado, sabedor de que posiblemente su etapa en la Selección absoluta de fútbol terminaba allí.

El carácter y la personalidad de David Villa Sánchez tanto en el ámbito profesional como en el ámbito personal, han hecho que todas las aficiones de los clubes por los que ha pasado le tengan cariño y sólo tengan buenas palabras hacia él. Según ha manifestado el futbolista en numerosas ocasiones, esto es recíproco, y siempre llevará al Sporting, Real Zaragoza, Valencia, Barcelona y Atlético, a sus aficiones y a las ciudades en su corazón.

VAVEL Logo