Vuelve el 'Pacto de Llanes'
La muerte de Preciado, factor clave en el hermanamiento. Foto: Andrés Fernández - El Diario Montañés

El Sardinero se prepara ya para albergar su mejor entrada en lo que llevamos de campaña ( y visto lo visto, como el conjunto montañés continúe cosechando tan decepcionantes resultados, la mejor que se vivirá en el resto de temporada). Se espera que cerca de 3.000 seguidores rojiblancos 'invadan' Santander y el graderío del feudo racinguista este sábado, en uno de los encuentros más atractivos del curso para ambas aficiones.

Racing y Sporting se han visto la cara en 21 temporadas en Primera y en otras 16 en Segunda, siendo este uno de los duelos más repetidos tanto para cántabros como para asturianos. Históricamente, ha sido un choque de mucha rivalidad, que ha encarnado partidos llenos de tensión. Fútbol del norte en estado puro. Sin embargo, en los últimos años la historia ha pegado un giro de 180º, transformando la enemistad en hermanamiento y buen rollo.

De la enemistad al hermanamiento

Las peleas y las broncas dentro y fuera de los estadios dieron paso a la armonía. En la actualidad, santanderinos y gijoneses se dan cita en los bares de ambiente deportivo para vivir tranquilamente la previa en los días de partido. Los ultras de ambos conjuntos, que en un pasado también tuvieron sus rifi-rafes, se encuentran ahora en una tregua que invita a pensar que, al menos de momento, las trifulcas han terminado.

No obstante, y dejando a un lado ya el tema de los ultras (el cual ya estarán cansados de escuchar), lo que no ha cambiado en absoluto es que los Racing-Sporting siguen siendo unos auténticos partidazos. Los motivos del cambio rivalidad-hermanamiento son dos: la muerte de Manolo Preciado y el 'Pacto de Llanes'. Ambos hechos, claves sin duda para hacer todavía más bonito este derbi norteño.

La muerte de Preciado conmocionó al fútbol

El pasado 6 de junio de 2012, al fútbol español se le detuvo el corazón. Manolo Preciado, que acababa de firmar como técnico del Villarreal, nos dejaba en aquella fatídica fecha a causa de un infarto. Esto supuso un shock terrible para todo el panorama futbolístico nacional. No obstante, los que más sufrieron con la pérdida fueron los aficionados de Sporting de Gijón, Racing de Santander, Gimnástica de Torrelavega y Levante UD; equipos que fueron entrenados por Preciado.

El hombre que deolvió la ilusión al sportinguismo

Junto con la del Racing, la afición del Sporting fue la que peor lo pasó con este trágico suceso. Dejó huella con su paso por el club asturiano, calando hondo en los corazones de unos seguidores que gracias a él recuperaron la ilusión. Y es que Manolo devolvió al Sporting a Primera en 2008 tras diez años vagando por el infierno de Segunda División. Y todo esto con el club dirigido por una nefasta directiva, contra la cual aún hoy el sportinguismo lucha.

'Un oasis dentro de la mediocridad'. Así definen muchos rojiblancos a Preciado, que desde su llegada (2006) hasta su destitución (2012, pocos meses

antes de fallecer) dirigió al Sporting en 232 partidos oficiales, solo por detras de José Manuel Díaz Novoa (282). Fruto de su admiración por el técnico de El Astillero, el Sporting (con el apoyo unánime de la afición) construyó una estatua conmemorativa en los aledaños de El Molinón.

Es el segundo entrenador que más partidos ha dirigido al Sporting

Como jugador, Preciado se formó en las categorías inferiores del Racing de Santander, jugando cuatro años en la primera plantilla. En su etapa como entrenador, dirigió al conjunto verdiblanco durante dos temporadas no consecutivas, pese a no terminar ninguna de ellas por diferentes motivos. A pesar de ello, también es idolatrado por la afición racinguista. En el Racing-Sporting de septiembre de 2012, la entidad santanderina le brindó un bonito homenaje durante la previa del encuentro.

'Pacto de Llanes' y todos contentos

El otro motivo de la serenidad reinante entre rojiblancos y verdiblancos es el conocido 'Pacto de Llanes'. Este tiene su origen en la campaña 2009/2010, la segunda desde que el Sporting regresase a la máxima categoría en 2008. El calendario liguero deparó el Racing-Sporting para la última jornada. Una vez llegada esa fecha, el conjunto asturiano se encontraba ya salvado, mientras que la entidad montañesa llegaba a la trigésimoctava jornada con serias opciones de descender.

Un doblete de Tchité bastó para que el Racing se impusiese 2-0 y sellase su permanencia un año más en la 'Liga de las Estrellas'. Fue un

partido sin mucha historia, sin mucho espectáculo, entre dos equipos que no ofrecieron mucho fútbol. El Sporting no presentó su once habitual, y en sus jugadores no se apreciaban las mismas ganas puestas durante las 37 jornadas anteriores. No obstante, este hecho tampoco supone nada escandaloso si se tiene en cuenta la posición en la que llegaban ambos conjuntos al partido.

Supuestamente, ambas directivas se reunieron en llanes durante noviembre

Lo que convierte en sospechosa a esta historia es el rumor que se extendió a alo largo y ancho de toda la geografía española allá por 2010. A medida que se acercaba el decisivo choque, se comenzó a hablar de un pacto entre ambos clubes. Las malas lenguas advirtieron que en noviembre de 2009, con la temporada ya empezada (y por consiguiente el calendario ya publicado), las directivas de Racing y Sporting de reunieron en Llanes (municipio asturiano que equidista 90 kilómetros de Santander y Gijón).

Se dice que en aquella reunión se acordó que, si uno de los dos equipos llegaba necesitado de puntos a la última jornada, el otro conjunto no se opondría a que este se llevase la victoria. Esa reunión jamás pudo demostrarse y, pese a las quejas del alcalde de Valladolid y el presidente de la entidad pucelana (equipo que descendió perjudicado por la victoria racinguista), el Racing permaneció un año más en Primera División.

Al año siguiente, la historia se invirtió

La temporada siguiente se volvió a vivir el mismo guion, pero esta vez con los papeles intercambiados. El Racing visitaba El Molinón en la antepenúltima jornada de la campaña 2010/2011, con la salvación ya atada y ante un equipo que se jugaba el ser o no ser equipo de Primera el próximo curso. A pesar de que el conjunto verdiblanco comenzó ganando, cuajó un partido muy flojo y el equipo local acabó llevándose los tres puntos y obteniendo la permanencia.

Al año siguiente, coincidiendo con la última participación hasta la fecha de ambos conjuntos en Primera División, tanto el partido de ida como el de vuelta terminó con empate. Mención especial merece el encuentro de la segunda vuelta en El Sardinero, con ambos equipos en zona descenso. Con el 1-1 final, el público que se dio cita en El Sardinero se quedó con la sensación de que las tablas estaban pactadas para tratar de beneficiar a ambos conjuntos. Finalmente, Racing y Sporting descendieron.

El último precedente se corresponde con la victoria racinguista (1-2) en El Molinón

La última temporada en la que santandeirnos y gijoneses se vieron las caras fue la 2012/2013. El partido de ida, disputado en El Sardinero, finalizó con un soporífero empate a cero después del homenaje a Manolo Preciado. Esto solo sirvió para confirmar el pésimo arranque de ambos conjuntos. No obstante, el el encuentro de vuelta sí que se pudo dar otro 'Pacto de Llanes'. El Sporting de Gijón, en alza tras nueve jornadas sin conocer la derrota, recibía en El Molinón a un Racing que se acercaba peligrosamente al abismo de Segunda B.

Los goles de Quini y Koné remontaron el tanto inicial de David, dando de ese modo una inmensa alegría a la numerosa afición verdiblanca desplazada hasta la localidad asturiana. El Racing se marchaba de Gijón con una importante inyección moral para lograr la permanencia, aunque más tarde se pudo comprobar que tan solo fue un espejismo. El conjunto santanderino terminó por descender en el año de su centenario, pasando una temporada por el 'infierno' de Segunda División B.

Fútbol del norte en estado puro

Esta temporada se reeditarán los duelos entre cántabros y asturianos. Dos de los equipos más históricos de la categoría portagonizarán sendos duelos interesantísimos para el espectador, sobre todo si este lo presencia en directo desde el estadio. En esta ocasión, un Racing al borde del descenso tratará de tomar aire. No lo tendrá nada fácil, pues este Sporting está haciendo historia. No conoce la derrota en las 16 jornadas que llevamos de campeonato, algo inédito en la categoría.

Sin embargo, tampoco hay que descartar tan pronto la victoria racinguista. El conjunto de Paco Fernández querrá darle una alegría a su sufrida afición, que este curso no gana para disgustos. No hagan planes para este sábado: tienen una cita con el fútbol. El fútbol de verdad, el del norte. Dos equipos que saldrán a dejarse la piel en un partido que, por fortuna o por desgracia, no sabremos hasta el final del mismo si nos tiene preparado o no otro 'Pacto de Llanes'.

VAVEL Logo