Atlético Astorga 2014: un año para la historia
Atlético Astorga 2014: un año para la historia. (Foto: Javi Quiñones | VAVEL).

2014 será, casi seguro, un año que nunca podrá olvidarse en Astorga. Por primera vez en su historia, se consiguió el ascenso a Segunda División B, después de una época complicada en la que el equipo estuvo a punto de desaparecer. La llegada de Sagrario González a la dirección deportiva de los maragatos resultó definitiva. Con la reconocida presidenta al frente de la nave verde, el Astorga siempre ha crecido año tras año; con el objetivo del ascenso en el horizonte, más un sueño que una realidad. Pero en junio del año que ahora acaba se logró la machada y se consiguió el sueño de todos los que componen este humilde equipo.

El milagro del ascenso | Foto (diariodeleon.es)

Con la llegada de esta nueva división, también cambió la tendencia de fichajes en el club maragato. Hasta esta presente campaña, las nuevas incorporaciones provenían -exceptuando varios casos- de la propia provincia de León. Pero con la necesidad de aportar un salto de calidad al equipo en esta andadura, llegaron varios jugadores de fuera de la plantilla. David Uña y Titi Romero fueron los más alejados, llegando de Madrid y Andalucia, respectivamente. Asier Arranz era la cara conocida, ya que se había enfrentado al Astorga la anterior campaña en las filas de la Gimnástica Segoviana. Los casos más sorprendentes fueron los de Luis Arellano y Borjas Martín, que dejaron el Mensajero -rival del Astorga en el play-off- para recalar en las filas verdes. Tampoco hay que olvidar que dos jugadores más 'cruzaron' el Manzanal para cambiar el rojiblanco del Atlético Bembibre por el verde del Atlético Astorga: Deivis y Porfirio Puente.

Un año casi perfecto

Y es que el año 2013 lo cerraba el Astorga en un puesto inmejorable, cerca del líder del Grupo VIII de Tercera División, el Real Valladolid Promesas. Los pupilos de Carlos Tornadijo afrontarían un 2014 lleno de éxitos y de buenos resultados. A punto estaría, incluso, de superar al filial blanquivioleta en la clasificación; aunque finalmente debió conformarse con la segunda plaza, que además dió acceso a la Copa del Rey. En total disputaría cuarenta y cuatro encuentros en este año, de los que dieciocho se saldarían con victoria, trece en empate y díez más con derrota. Hay que recordar que estos números han empeorado en el último tramo de este año, cuando los maragatos arrancaron sus peores resultados en la categoría de bronce.

Duelo blanquivioleta-verde en Tercera División | Foto (elnortedelcastilla.es)

No son los únicos datos que deja este año, ya que en el apartado anotador, el Astorga se 'destapó' como un conjunto muy goleador. Hasta sesenta y un tantos consiguieron anotar los maragatos en cuarenta y cuatro encuentros (una media de 1,39 goles por partido). Los datos de goles encajados, al igual que las derrotas, empeoraron en este último tramo de competición. En total fueron cuarenta y siete los tantos encajados en este 2014 (una media de 1,07 en los 44 choques disputados). Eso sí, los maragatos mostraron su gran olfato goleador.

Primer trimestre: el liderato una realidad

El inicio del 2014 no pudo ser mejor para el Astorga. Tocaba viajar al complicado campo de El Montecillo para enfrentarse a la Arandina. El triunfo por 1-2 dejó claro que el Astorga iba en serio hacía el play-off de ascenso; finalizaba la primera vuelta de forma inmejorable. Pero el Astorga atravesaría un bache de juego y resultados dejándose de forma consecutiva puntos ante La Granja (1-1) y Gimnástica Segoviana (2-3).

En Aranda de Duero comenzó este año mágico | Foto: Ángel Arcalle

Pero la irregularidad marcaría el mes de febrero, donde el Astorga vencería al Beroil Bupolsa por la mínima en La Eragudina (1-0); para luego caer en Los Dominicos ante La Virgen del Camino en el derbi leonés (3-1), que tradicionalmente se le ha atragantado a los maragatos. El Ávila 'sacaría' un valioso punto en el feudo astorgano en su lucha por la cuarta plaza del grupo que daba acceso al play-off de ascenso (1-1).

Ante el Salmantino comenzaría la racha favorable de resultados del mes de marzo (0-1), en un periodo en el que el Astorga cedió un empate ante el Real Valladolid Promesas en los Anexos del Nuevo José Zorrilla (0-0). De forma consecutiva, el Numancia B (2-1), el Becerril (2-1), el Racing Lermeño (0-2) y el Unami (2-0) caían de forma clara en una de las mejores fases de juego verde. Estos buenos resultados llevaron al Astorga a lo más alto de la clasificación.

La buena racha de resultados de marzo hizo soñar con el liderato | Foto (astorgaredaccion.com)

En total, el equipo maragato disputó doce encuentros en este primer trimestre de competición, en el que siete choques se saldaron con victoria verde, tres empates y sólo dos derrotas. En el apartado anotador, el Astorga consiguió diecisiete tantos (una media de 1,42 por partido); mientras que recibiría once goles (una media de 0,91).

Segundo trimestre: se certifica el play-off de ascenso

El mes de abril no empezó de la mejor forma posible cuando el Astorga se dejaba los tres puntos en El Mancho, la Cebrereña superaba a los maragatos (2-1) y 'bajaba a la tierra' a los jugadores verdes. El destino quiso, además, que el siguiente enfrentamiento fuera el más especial y esperado de todos los que debía hacer frente en la temporada. La Bañeza volvía a La Eragudina en partido oficial y no podía evitar que el Astorga se llevara el derbi (2-0). Tras esta inyección de moral, Bembibre fue la siguiente parada y como viene ocurriendo con La Virgen del Camino, los maragatos no pudieron pasar del empate (0-0) en La Devesa.

Adrián Rojo, junto a Diego Peláez, es el único maragato en la plantilla | Foto (diariodeleon.es)

En los tres siguientes encuentros, el Astorga certificaría su presencia en el play-off de ascenso a Segunda División B. Las victorias ante el Santa Marta de Tormes (3-1), el Tordesillas (0-1) y el Almazán (2-0) significaban que el conjunto maragato volvía a un play-off de ascenso dos décadas después de la anterior ocasión. De forma momentanea, la segunda plaza estaba asegurada, por lo que el primer puesto era el principal objetivo del club; aunque para eso también necesitaran que el Real Valladolid Promesas se dejara puntos en estos dos últimos envites de la fase regular.

No fue posible finalmente, ya que el Astorga no pudo pasar del empate ante un Cristo Atlético que luchaba por eludir el descenso a Regional Aficionados. El 1-1 final dejaba casi imposible el liderato; lo que si confirmó fue la segunda plaza y la clasificación para la Copa del Rey. Campaña inmejorable para los maragatos que cumplían con creces los objetivos marcados. Tocaba disfrutar en el play-off, pero antes había que cerrar la competición liguera. El destino quiso que la Arandina llegara a La Eragudina sin opciones de asaltar la segunda plaza, por lo que el partido resultó muy descafeinado y los tres puntos se irían a Aranda de Duero (0-1).

Frente al Cristo Atlético se perdieron las opciones de finalizar en la primera posición | Foto (diariodeleon.es)

Abril y mayo -al menos en lo que a liga se refiere- se cerraba con ocho partidos disputados por parte maragata. Los números eran similares a los del primer trimestre del año, siempre teniendo en cuenta que se disputarían cuatro encuentros menos en esta fase. Cuatro victorias, dos empates y dos derrotas sería el bagaje de los maragatos en este tiempo. La diferencia de goles anotados-encajados volvía a poner en evidencia la facilidad goleadora verde. Once goles a favor (una media de 1,38 goles por partido) y cinco encajados (una media de 0,63 goles encajados por partido).

Pero quedaba el premio ganado durante toda la temporada: el play-off de ascenso. Aunque el sorteo no fue demasiado favorable para el Astorga, ya que en la primera eliminatoria obligaría a los maragatos a coger el avión para viajar a Mallorca donde esperaba el Binissalem. El objetivo era claro, había que dejar viva la eliminatoria para la vuelta en La Eragudina; y así fue. El empate en Baleares (1-1) dejaba todo abierto para decirlo el siguiente fin de semana en la ciudad bimilenaria. El Astorga no dió opción al Binissalem -a pesar de jugar toda la segunda mitad con un jugador menos por la expulsión de Roberto Puente-. El propio delantero berciano y Taranilla serían los encargados de sellar la victoria (2-0).

David Bandera falla el penalti | Foto (JesusGG)

El segundo sorteo tampoco benefició al Astorga, de hecho fue peor que el previo. Si en la primera eliminatoria las islas Baleares fueron su destino, en esta lo fueron las islas Canarias. El Mensajero de La Palma fue el rival de los maragatos. En la ida dejarían claro que buscaban el ascenso cuando vencían por 4-0 al Astorga en el Silvestre Carrillo. Los verdes no se iban a rendir y darían la vuelta a la eliminatoria en La Eragudina. De forma sorprendente y épica, los verdes eran capaces de revertir el resultado y finalizar el choque con 4-0 en el marcador. La loteria de los penalties decidiría que equipo seguiría adelante. Taranilla sería el encargado de transformar el quinto y último, situando el 4-3 en el computo global y llevando el delirio a la grada del feudo astorgano.

Luis Arellano recalaría en el Astorga | Foto (JesusGG)

Sólo quedaba un paso más para el sueño, una eliminatoria por delante para conseguir el ansiado cambio de categoría. En esta ocasión el sorteo si favoreció a los maragatos. El Laredo fue el rival que le 'tocó en suerte' al Astorga. Uno de los dos conjuntos tendría la fortuna de conseguir el ascenso a Segunda División B, el otro seguiría en Tercera División. Como en el resto de eliminatorias, el Astorga tenía un objetivo claro: sacar buen resultado en la ida para que La Eragudina decidiera. Por lo que la derrota por la mínima -marcando- se dió hasta por buena en la ciudad bimilenaria. El campo astorgano sería el que decidiera el equipo que ascendiera y los aficionados maragatos respondieron con creces, La Eragudina se mostró como nunca y llevó en volandas a su equipo. Un solitario tanto de José Luis Lago sirvió para certificar el ascenso a Segunda División B. El sueño se hacía realidad.

Tercer trimestre: se mantiene el bloque... y los buenos resultados

La entidad astorgana dejó claro que iba a mantener el bloque que tantos éxitos ha dado al club. El primer paso fue la confirmación de que Carlos Tornadijo y Jesús Rodicio seguían al frente de la plantilla verde. Con ellos iban a seguir hasta catorce jugadores de los que consiguieron la hazaña del ascenso. Javi Díez, Édu Llamazares, José Luis Lago, Víctor Gordón, Antonio León, Cristian, Rubén, Héctor Taranilla, Marcos Blanco, Adrián Rojo, David Bandera, Ivi Vales, Diego Peláez y Roberto Puente fueron estos nombres. El club comenzó a trabajar para incorporar cinco o seis jugadores que completaran la primera plantilla maragata en Segunda División B. Así llegaron Asier Arranz (Gimnástica Segoviana), Llorián -abandonaría el equipo antes de comenzar la temporada- (Real Ávila), Luis Arellano y Borjas Martín (CD Mensajero), David Uña (Atlético de Madrid C), Titi Romero (CD Cabecense) Porfirio Puente (Badajoz CF) y Deivis (Atlético Bembibre). Dejarían el equipo seis jugadores tras el ascenso de categoría: Borja Bandera (AD Alcobendas CF), Soto y Diego Aller (La Virgen del Camino), Pablo Tejedor, Agustín Otero y Álvaro de Lera (La Bañeza FC).

La pretemporada no pudo ser del nivel necesario para afrontar la competición, ya que al acabar tan tarde; el resto de los conjuntos ya tenían su 'hoja de ruta' planificada. El dos de agosto, en La Eragudina, La Virgen del Camino fue el primer rival y caería claramente (2-0). El siguiente choque preparatorio tendría al Salmantino como rival. Tras remontar, el triunfo se quedaría de nuevo en Astorga (2-1). El ecuador de la pretemporada traería consigo el 'derbi de las aficiones', un homenaje a los seguidores del Atlético Astorga y La Bañeza; partido encuadrado en las fiestas patronales de ésta última localidad. El triunfo volvería a caer del lado verde (1-2). Pero sin duda, el triangular de Palencia fue la piedra de toque para el equipo. El CD Palencia y el Sporting de Gijón B calibraron las buenas sensaciones maragatas. Los dos encuentros de cuarenta y cinco minutos se saldaron con el empate en el marcador. Un 1-1 ante el filial rojiblanco y un 0-0 ante el conjunto palentino. El Onzonilla cerró la preparación astorgana a una semana del comienzo liguero, aunque el resultado evidenció la diferencia de categoría entre unos y otros (5-0).

Gran debut en Segunda División B.

El Astorga debutó en la categoría de bronce de la mejor forma posible con una victoria ante el Real Valladolid Promesas. Paradójicamente, el estreno en Segunda División B tuvo lugar ante su principal rival en el Grupo VIII de Tercera División la anterior campaña. Un doblete de Roberto Puente sirvió para sumar la primera victoria de la historia y los tres primeros puntos (2-1). El segundo envite sería a Logroño donde el Astorga empataba con la UD Logroñés (0-0) y se mantenia en la zona noble de la tabla.

Debut en Segund División B | Foto (Naiara Rama)

Tras este encuentro, los maragatos tendrían que desplazarse a Ferrol para disputar la primera ronda de la Copa del Rey. El conjunto departamental pasaría por encima de los verdes y acabaría con el sueño de seguir vivos en el trofeo del K.O. Pero un par de días después, el Astorga tendría la oportunidad de vengarse del Racing de Ferrol, pero esta vez en liga. Un tanto de David Uña en la última acción del encuentro significaba el empate final (2-2).

Septiembre se iba a cerrar para los maragatos con un triunfo y dos empates más, situándoles en una posición cómoda. En Barreiro conseguía la primera victoria a domicilio ante el Celta de Vigo B (0-2). Las tablas serían ante dos equipos asturianos, el primero ante el Marino de Luanco en La Eragudina (2-2) y el último en Les Caleyes frente al Lealtad de Villaviciosa (1-1).

Seis fueron los encuentros disputados en este periodo. Dos victorias y cuatro empates fueron el bagaje de los verdes. Con nueves goles a favor (una media de 1,5 goles en seis partidos) y con seis encajados (una media de 1 tanto por partido).

Cuarto trimestre: disminuye el nivel del equipo

Octubre, noviembre y diciembre no fueron meses demasiado favorables para el equipo maragato. A pesar de merecer mejores resultados, de los doce últimos encuentros disputados en este 2014, sólo dos acabaron con triunfo verde, cuatro en empate y seis más en derrota. Prueba del empeoramiento del equipo fue el bagaje entre los goles conseguidos y encajados. Los maragatos vieron puerta en quince ocasiones (una media de 1,25 goles anotados por partido), mientras que encajaron veintiún tantos (una media de 1,75 goles por encuentro).

El mes de octubre fue para olvidar. Sólo un punto sumado en cuatro encuentros disputados. La primera derrota llegó en La Eragudina y tuvo a la UP Langreo como protagonista, el resultado final fue 1-2. El viaje a Murcia llegó en el peor momento posible, el duelo con uno de los principales aspirantes al ascenso fue una demostración de garra y lucha por el equipo astorgano, que mereció mejor suerte; pero volvió a caer 1-0. Para colmo de males, el equipo tuvo que hacer frente a una nueva salida, esta vez a Coruxo. Aquí sumaría el único punto de este horrible mes (1-1). Para cerrar el desastre de mes, el Zamora ahondo en la herida sometiendo al Astorga a un duro correctivo; el 0-4 final no justificó los merecimientos astorganos.

Noviembre tampoco fue un mes demasiado positivo, pero el conjunto verde sería capaz de sumar cinco puntos de quince posibles. Ante el Tropezón no aprovechó la oportunidad de alejarse del descenso y no pudo pasar del empate en el Santa Ana (1-1). El 'homenaje' merecido llegaría ante el Compostela en casa, donde vencería por 4-1 dando muestras de haber recuperado el gol perdido. Pero las dos derrotas consecutivas, ante el Somozas (2-1) y Real Oviedo (0-1) harían sonar las alarmas en Astorga. El empate ante el Sporting de Gijón B haría que se templaran los ánimos (2-2). Precisamente, este sería el rival en la Copa Federación, a cual vencerían en la ida (0-1) y en la vuelta (2-1), pasando de ronda y encontrándose con el Tropezón el próximo enero.

Diciembre cerraba un año histórico en Astorga. El Avilés visitaba La Eragudina y, después de remontar, se llevaba los tres puntos, agravando la crisis de resultados que vivían los maragatos (2-3). La tranquilidad llegó con la victoria por la mínima en El Plantío (0-1). este triunfo certificaba que los astorganos acabarían el año sin entrar en puestos de descenso a Tercera División. El derbi leonés frente a la Cultural Leonesa serviría para 'echar el cierre'. Después de remontar, un doblete de Borjas Martín hacía que el choque acabara en tablas (2-2).

El 2014 se acababa con cuarenta y seis encuentros oficiales disputados. Con veinte victorias, trece empates y únicamente diez derrotas. Los goles conseguidos en este periodo ascienden a sesenta y cuatro (una media de 1,4 goles conseguidos por partido); mientras que encajaron cuarenta y ocho (una media de 1,04 tantos recibidos por partido). Año histórico en Astorga que llevó al Astorga al ascenso a Segunda División B y la clasificación para la Copa del Rey.

Análisis individualizado del 2014 de la plantilla

*Se incluyen en él, todos los jugadores que durante el año han militado en la disciplina del Atlético Astorga.

Javi Díez. Portero titular del equipo en Tercera División y clave ante el Mensajero al parar un penalti que podría haber cerrado la eliminatoria en contra del equipo maragato. Con la llegada de Luis Arellano se ha visto obligado a alternar en la titularidad.

Luis Arellano. El hispano-venezolano está demostrando en Astorga su buena progresión. Aprovechó la lesión de Javi Díez para hacerse con la titularidad y salvar al equipo de encajar más tantos. Meta de garantías y con una planta espectacular.

Edu Llamazares. Imprescindible en el lateral derecho, sólo las lesiones le apartaron del equipo en Tercera División. En Segunda División B se ha visto relegado al banquillo por el buen hacer de Cristian y José Luis Lago en los costados.

Cristian. Es una de las jóvenes promesas del fútbol leonés. Puede actuar en cualquiera de las posiciones de la zaga e incluso en el medio del campo. Es una pieza imprescindible en los esquemas de Carlos Tornadijo. Se perdió por sanción el partido del ascenso ante el Laredo.

David Uña. Llegó al equipo en verano con la intención de ser un recambio de garantías para Víctor y Antonio y así lo ha demostrado. Siempre que ha sido necesario ha cumplido e incluso a jugado fuera de su posición, consiguiendo un gol que significó salvar un punto.

Víctor. El 'kaiser' de la defensa maragata lleva su nombre. Víctor es intocable para Tornadijo y las lesiones también le están respetando. Reconocidas son subidas al ataque al más puro estilo de Franz Beckenbauer. Este, sin duda, ha sido su mejor año en lo deportivo.

Antonio León. Compañero de 'baile' de Víctor. El central de Valdepeñas se ha mostrado muy seguro durante todo el año; además de ser muy peligroso en jugadas a balón parado por su gran envergadura. Sufre una lesión de rodilla actualmente.

Deivis. Fue el último en llegar, justo antes del cierre del mercado veraniego. Apenas ha contado con oportunidades, pero ha cumplido con su misión desde que llegó, sustituir en el lateral izquierdo a Lago. Es internacional por Guinea Ecuatorial, al estar nacionalizado.

José Luis Lago. El héroe del ascenso. No tuvo demasiada regularidad en Tercera División, pero después de hacer el tanto del ascenso se ha asentado en el lateral izquierdo en esta nueva categoría. Aporta veteranía y experiencia a la zaga.

Rubén. El cerrojo en el medio del campo maragato. En Tercera División llegó a sentar en el banquillo a Diego Aller. En esta nueva categoría con la llegada de Porfirio Puente se ha visto relegado en numerosos encuentros fuera del equipo. A pesar de su posición ha mostrado que cuenta con gol.

Porfirio Puente. Su llegada sorprendió a todos, por su veteranía; pero el mediocentro berciano está demostrando que su experiencia es clave para el equipo. Su polivalencia es un comodín para Tornadijo. Sagrario González venía intentando su fichaje desde hace varios veranos.

Marcos Blanco. Este no ha sido su mejor año. Durante prácticamente toda la temporada, Marcos ha estado lesionado y no ha podido ayudar demasiado al equipo. Pero por su entrega y dedicación, el club le renovó; de esta forma pudo debutar en Segunda División B.

Héctor Taranilla. La mágia, el juego y el ataque maragato pasa siempre por las botas de este joven centrocampista. Este año ha sido el de su explosión, convirtiéndose en pieza indispensable para Tornadijo. No ha pasado desapercibido para las principales canteras nacionales que añoran su fichaje.

Titi Romero. Caso muy similar al de Deivis. Apenas ha contado con oportunidades en el equipo. A pesar de que puede desenvolverse en multitud de posiciones del campo. La dura competencia en todas ellas le han relegado a un papel muy secundario dentro del equipo.

Adrián Rojo. Siempre desde el banquillo, pero siempre cumpliendo con creces cuando su equipo lo necesitaba. El de Riego de la Vega está viviendo su mejor año deportivo, debutando en Segunda División B con el equipo de su tierra, después de su paso por la Cultural Leonesa.

David Bandera. El capitán maragato es uno de esos jugadores que más amor-odio crea entre la afición. A pesar de ello siempre cumple y fue clave en Tercera División y lo está siendo en la categoría de bronce. Después de varios ha vuelto a la competición en la que debutó con 17 años.

Diego Peláez. 'El Principe' es el jugador mimado de la afición maragata, no en vano ha vivido los dos últimos ascensos de categoría y el salto cuantitativo de calidad de los verdes. Pieza indispensable en los esquemas de Carlos Tornadijo por su velocidad y verticalidad.

Asier Arranz. Después de debutar en Primera División con el Real Valladolid ha ido descendiendo categorías con el paso de los años. Pero el Astorga le ha dado la oportunidad de volver a Segunda División B. Pero el gran estado de forma de Ivi Vales y Diego Peláez le ha relegado a un segundo plano.

Ivi Vales. El centrocampista berciano es un jugador básico para Tornadijo. Desde la banda o por el centro Ivi Vales lleva peligro al área. Titular en Tercera División, lo sigue siendo en Segunda División B, donde ya había debutado en las filas de la SD Ponferradina.

Borjas Martín. Auténtica pesadilla para los maragatos en la segunda ronda del play-off de ascenso. Con su fichaje por el Astorga pareció perder el gol, pero en las últimas fechas ha recuperado su olfato anotador. Su trabajo incansable facilita la llegada desde la segunda línea.

Roberto Puente. El 'killer' del área. A pesar de estar lesionado desde el mes de septiembre, Roberto Puente es uno de los máximos goleadores astorganos. Sus tantos en Tercera fueron claves para conseguir la segunda posición. Su equipo está echando en falta sus tantos.

ENTRENADOR: Carlos Tornadijo. Tremendo trabajo el del míster burgalés. Viaja junto a su padre cada día desde Burgos para entrenar al Astorga. Ha aportado a los maragatos su gen ganador y su gusto por el buen fútbol. Pasará a la historia por ser el técnico del ascenso.

*Jugadores que actualmente ya no militan en la disciplina del Atlético Astorga.

Pablo Tejedor. Siempre se ha encontrado a la sombra de Javí Diez, pero cuando ha sido necesario ha cumplido con garantías. Ha fichado por La Bañeza y se ha erigido en el portero titular del equipo morado por delante de Nacho Sánchez, otro ex guardameta maragato.

Agustín Otero. El salmantino, con sobrada experiencia en Tercera en la Cultural, llegó a Astorga para ser el sustituto de Antonio y Víctor. Cumplió en su objetivo y además ayudó con varios goles importantes. Actualmente compite en La Bañeza, donde es indiscutible para Luis Carnicero.

Soto. El veterano lateral izquierdo fue indiscutible para Tornadijo en el primer tramo del año, pero con el paso de los meses fue perdiendo peso dentro del equipo en favor de Lago e incluso Cristian. Actualmente es indiscutible en el carril izquierdo de La Virgen del Camino.

Diego Aller. El veterano centrocampista no tuvo la continuidad deseada por las lesiones consecutivas que sufrió. A pesar de ello, Tornadijo decidió que fuera el pulmón del equipo en el partido del ascenso. Actualmente se encuentra en La Virgen del Camino donde es titular en el centro del campo.

Álvaro de Lera. El joven atacante leonés llegó al equipo maragato después de ser un hombre importante en el Huracán Z. A pesar de ser más secundario, en el Astorga acabó siendo clave como revulsivo para Tornadijo. Actualmente es el delantero titular de La Bañeza.

Borja Bandera. El héroe del ascenso a Tercera División también lo fue a Segunda División B. Después de una temporada alejado de la práctica del fútbol por estudios volvió a Astorga para completar el equipo; aunque no tuvo demasiadas oportunidades. Actualmente juega en el AD Alcobendas CF.

VAVEL Logo