Onana, el portero que dejó marchar el Barça
Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Andrey Onana (Yaoundé, Camerún, 2 de abril de 1996), empezó a jugar como delantero, mientras observaba a su hermano Cristian, que ahora tiene 26 años, actuar bajo palos. Pese a formar parte del ataque hasta alcanzar la categoría de Infantil B, al llegar a casa se calzaba los guantes y daba rienda suelta a sus verdaderos anhelos.

La Fundación Eto'o le abre las puertas

A los 12 años pasó a formar parte de otro club, en el que se inscribió como portero. Entonces participó en torneos y un campeonato organizado por Samuel Eto’o, que tenía como objetivo visionar jóvenes promesas para su Fundación. En el primer campeonato que organizó el ex del FC Barcelona y Chelsea, entre otros equipos, Onana actuó de delantero y en el segundo, ya lo hizo bajo palos.

Ingresó en la Fundación Eto'o, donde ya estaba su primo Ondoa

Los ojeadores llamaron a sus padres para que el chico acudiese a realizar las pruebas con la Fundación Eto’o. Una vez dentro, no fue fácil: tener que dejar atrás a sus padres y marcharse a vivir a una residencia en otra ciudad, aunque por suerte contó con un apoyo importante, su primo Ondoa, que ahora milita en el Barça B y que entonces vivía en otra residencia, en la misma ciudad.

Onana, que era el más pequeño de todos, en edad y en físico, idolatraba a Ondoa, por quien sentía admiración y respeto, y de quién a su vez aprendía. Estuvo tres años allí, para posteriormente entrar en otro equipo, donde se vio relegado a la suplencia. En el primer año en la Fundación, en el que no llegó a tener mucho protagonismo, coincidió con sus compatriotas Bagnack, Dongou y Kaptoum, quienes también llegaron al FC Barcelona, donde continúan sus carreras deportivas.

Ya en su segundo año le subieron de categoría, a pesar de ser más pequeño que Ondoa, para cubrirle. Cuando su primo puso rumbo a Barcelona, Onana se convirtió en uno de los fijos en su equipo, le nombraron capitán y lo jugó todo, siendo una época en la que el portero se sentía lleno de confianza. Obtuvo con su equipo diversos campeonatos en Camerún y torneos en París.

Mejor portero de Douala

Cuando alcanzó el tercer año en la Fundación ya había pasado por todas las categorías, le nombraron entonces mejor portero de la ciudad de Douala. Ganaron al Barça por 3 a 1, la primera vez que Onana se enfrentaba a su primo Ondoa.  

En la Fundación es donde más a gusto se ha sentido

El que fuese guardameta del Juvenil A hasta hace unos días asegura estar eternamente agradecido a Eto’o por todo lo que ha conseguido gracias a la Fundación, el círculo donde se ha sentido más a gusto. Empezó de cero allí, fue una oportunidad de oro que le permitió seguir soñando hasta hacer realidad uno de sus más grandes deseos.

Antes de participar en el Torneo de San Gabriel, le comunicaron que haría pruebas en el Barça. En estas pruebas fue guiado por Ricard Segarra, quien intentó ayudarle en todo momento, pese a no hablar él francés ni Onana el castellano. Volvió a su equipo en San Gabriel, pero fueron eliminados por el Espanyol, que se impuso 1 a 0 sobre el conjunto africano.

Su paso por Can Barça

Cuando ya se encontraba de vacaciones, un mes después de hacer las pruebas con el Barça, le llamó su entrenador para decirle que jugaría en la Ciudad Condal.  El 28 de agosto de 2010 regresó a Barcelona, esta vez para incorporarse al Cadete B de Fran Artiga, del que formaban parte sus compatriotas Kaptoum y Enguene, así como Adama y Tonny Sanabria. Fue el tercer portero del equipo, que no pasó de la primera fase en la Nike Premier Cup esa temporada, aunque se proclamó campeón de Liga.

Encontrarse con sus compatriotas hizo más fácil su adaptación

Tuvo que adaptarse a una cultura totalmente distinta, a un nuevo idioma, y nuevos compañeros, aunque la presencia de los cameruneses Kaptoum y Enguene facilitó las cosas a Onana, además de contar en todo momento con el soporte de su primo Ondoa.

Al siguiente año, en el Cadete A de Quique Álvarez, a quien califica como un gran entrenador que le ayudó a crecer mucho como persona, tuvo un etapa difícil, porque tenía mucha competencia en el gaditano Guille Lara, con quien fue rotando bajo palos. Los azulgranas consiguieron hacerse con la Liga, pero cayeron en la tanda de penaltis en la final de Copa Catalunya, ante el Espanyol, pese a que Onana detuvo dos.

'Fuera de juego'

Del Cadete A dio el salto al Juvenil A en 2012/2013, sin pasar por el Juvenil B. Entonces, debido a una ley de la RFEF, que impide a los futbolistas extracomunitarios tomar parte en categoría nacional, si no han residido cinco años en España, quedó sin jugar durante un período de tiempo que se le hizo especialmente duro. Al principio no recibió ningún tipo de explicación, y llegó a creer que el club no contaba con él. 

Estas circunstancias adversas le ayudaron a crecer y a madurar, haciéndose más fuerte. Sergi Uclés, entrenador de porteros del Juvenil A, con el que lleva cinco temporadas, le ayudó en todo, fue su punto de apoyo, quien estuvo a su lado en lo bueno y en lo malo.

Fue cedido al UE Cornellà y al Vista Alegre

Durante su segundo año con el Juvenil A, en vistas de que no podía vestir la elástica del Barça, marchó cedido tres meses al Juvenil C de la UE Cornellà y después cuatro meses al Vista Alegre, de Primera Catalana, al que en principio había ido para quedarse durante una temporada completa, pero las cosas no fueron como estaban previstas. Regresó al FC Barcelona, aunque solo para entrenar, hasta que cumpliese la mayoría de edad.

El 2 de abril de 2014, día en que Onana cumplió los 18 años, fue también el de la sanción de la FIFA al club. El guardameta estaba a la espera del ‘Transfer’, una carta que la Federación Española había de enviar a la Federación Camerunesa, para que ésta diera su aprobación. Este asunto tardó tres meses en resolverse. No pudo siquiera viajar con el equipo a la ‘Final-Four’ de Nyon, en la que el Juvenil A se proclamó Campeón de Europa.

Rumbo a Holanda

El guardameta se veía más fuera que dentro del FC Barcelona, pero los temas pendientes se resolvieron mientras se encontraba de vacaciones en su país y pudo comenzar 2014/2015 con normalidad. Esta temporada ha sido el portero titular indiscutible del conjunto que entrena Jordi Vinyals: el elegido en el once titular en los seis partidos disputados en UEFA Youth League (todos), y en doce de las dieciocho jornadas en División de Honor.

El 23 de diciembre jugó su último partido como azulgrana

El último día que actuó bajo palos como integrante del Juvenil A fue el 23 de diciembre de 2014, frente al Gimnàstic de Tarragona. En el mercado de invierno, al regreso de las vacaciones del guardameta, que estuvo unos días en su país natal, el FC Barcelona comunica que ha llegado a un acuerdo con el Ajax para el traspaso del jugador al club holandés, con un precio fijo de 150.000 euros, y un variable que podría llegar hasta los 500.000, en caso de pasar al primer equipo.

Onana decía así adiós al club del que ha formado parte durante seis temporadas, tras haber firmado un acuerdo con el Ajax hasta junio de 2018. El portero camerunés es una más de las muchas promesas pulidas con mimo en la Masía que se le acaba escapando al FC Barcelona.

VAVEL Logo