Yo jugué en el Real Zaragoza: Juan Señor
Yo jugué en el Real Zaragoza: Juan Señor. Montaje: Javier Gimeno. VAVEL.

Juan Antonio Señor Gómez (26 de agosto de 1958), madrileño de nacimiento y zaragozano (y zaragocista) de adopción, no tuvo una irrupción prematura en el fútbol profesional, como las que hoy en día acostumbran a ofrecernos los talentos, cada vez más precoces, de panorama futbolístico. No sería hasta cumplidos los 16 años cuando el Real Madrid se fijaría en un menudo chaval (1´67m), que hasta tal día disfrutaba del deporte con sus compañeros de colegio.

Los inicios

Aquel 1974 ingresaría en los juveniles del Real Madrid, en los que pasaría tres años alternando el juvenil merengue con las cesiones a otros conjuntos de la comunidad. Un modesto equipo de la Tercera División madrileña, el Cienpozuelos, sería el siguiente destino de un Juan Señor que ya empezaba a destacar por su calidad técnica y sacrificio en la medular, y que tan solo permanecería una campaña en el club de La Sagra. Pronto llamaría la atención de los ojeadores del Deportivo Alavés, quienes se llevarían a Señor a Vitoria en la temporada 1978/79.

En la capital alavesa estaría tres temporadas (1978/79 – 1980/81), todas ellas en Segunda División y entre las que destacó especialmente en la última de ellas, en la que consiguió anotar 15 goles, siendo el segundo máximo goleador de la categoría. Las carreras de Señor y del Alavés no crecían al mismo ritmo, con lo que, tras el frustrado ascenso a Primera División, los caminos del madrileño y el club vasco se separaron. Su próximo destino: Zaragoza.

Llegada al Real Zaragoza

La temporada 1981/82 es la primera de Señor en el Real Zaragoza de las nueve que permaneció en la capital maña. Con la elástica blanquilla disputó 304 partidos, para una suma de 26.984 minutos, en los que anotó 59 goles (54 en Liga, 3 en Recopa y 2 en Copa). A su llegada a Zaragoza se rencontraría con un ex compañero del Alavés, Jorge Valdano, aunque éste último abandonaría el club en la siguiente temporada para fichar por el Real Madrid.

Poco tardaría Señor en convertirse en una pieza clave de aquel Real Zaragoza de los años ochenta. Titular indiscutible desde su llegada a la capital aragonesa (disputó 286 encuentros consecutivos como titular en Liga), dotó al centro del campo maño de un plus de clase y carácter que hizo dar al Real Zaragoza un salto de calidad. No en vano, la segunda temporada del madrileño en el conjunto blanquillo le encumbró como el mejor jugador español de la competición, premio que entregaba la revista Don Balón, y que llevaba el nombre de la misma.

Un gol para la historia

Sus actuaciones en el Real Zaragoza le hicieron un fijo de la selección española, con la que debutó el 27 de octubre de 1982 y disputó 41 encuentros, siendo el jugador con más internacionalidades en la historia del club. Poco más de un año después de aquel debut, el 21 de diciembre de 1983, se produjo el hecho por el que, especialmente y además de en Zaragoza, Juan Señor es recordado a lo largo y ancho de la Península. Fue el autor del famoso último gol que daba a España la clasificación para la Eurocopa de 1984, en la que España acabaría cayendo derrotada en la final ante los anfitriones; Francia. Aquel 12-1 a Malta en el que Señor estrellaría un penalti en el poste, pero que acabaría encumbrándole como leyenda del fútbol español.

Con España disputaría también el Mundial de México 1986, año en el cual lograría el único título que conseguiría Señor como zaragocista: la Copa del Rey. Un año y una temporada, la 1985/86, en las que, además del título ante el `favoritísimo´ FC Barcelona (1-0 para el Real Zaragoza), los blanquillos finalizarían el campeonato liguero en cuarta posición, clasificándose para competición europea. Una Recopa en la que el conjunto maño caería eliminado por uno de los clubes que han hecho historia en el fútbol moderno; el Ajax de Johan Cruyff, en el que había jugadores como Van Basten, Rijkaard o un jovencísimo y prometedor Dennis Bergkamp.

El final más inesperado

Juan Señor continuaría en el Real Zaragoza hasta la temporada 1989/90, momento en el cual se le fue diagnosticada una anomalía cardiaca que le impediría continuar disfrutando de la práctica del fútbol. Una arritmia hiperactiva ventricular mayor que no le alejaría de los terrenos de juego definitivamente ya que, aunque desde el banquillo (Mérida, Salamanca, Cartagena y Logroñés), el madrileño continuaría dando lecciones de fútbol.

En la actualidad, y desde hace más de 25 años, Juan Señor traslada a los más pequeños todos sus conocimientos futbolísticos adquiridos en su extensa y prolífica carrera. Lo hace a través de los Campus de Fútbol que llevan su nombre y que se celebran anualmente en España. Una iniciativa que ha cruzado nuestras fronteras y han permitido la reciente creación de una edición internacional en Tailandia. Un proyecto ambicioso a la altura de su creador.

VAVEL Logo