Entrevista. Gallastegi: "Me sentí en la obligación de estar a disposición de lo que el club considerase oportuno"
IMAGEN: Beatriz Cobos

Desde que en la jornada 27 de liga fuese elegido en el Once de Bronce  como “mejor entrenador de la Segunda B, José Félix Gallastegi Bilbao, máximo responsable del banquillo de la SD Amorebieta desde principios de enero, pasó a convertirse en objetivo de VAVEL. Con el fin de dar a conocer mejor la figura de este modesto técnico vizcaíno que, en su primera oportunidad de entrenar en la categoría, tiene el reto de mantener a su club de siempre en el lugar que hace cuatro años logró conquistar por vez primera en su historia, presentamos esta entrevista exclusiva.

Pregunta: Al haber jugado el sábado es de suponer que les ha dado más tiempo a digerir la derrota de Irún, máxime cuando, a excepción del Rayo B, todos los equipos que están por debajo cayeron derrotados esta jornada.

Respuesta: La verdad es que la derrota ante el Real Unión fue un ‘palo’ muy gordo, que nos costó asimilar, pero ya estamos pensando en el partido contra el Sestao. Hay que reconocer que el grupo está tremendamente igualado, tanto por la parte de arriba como por la zona baja. A todos los equipos les está costando coger puntos y todos están pasando por malos momentos puntuales. El Leioa hace seis semanas parecía que se estaba hundiendo y de nuevo ha despertado; el Tudelano también ha sufrido y ahora parece que coge impulso; nosotros mismos hemos estado mejor y ahora estamos sufriendo. En fin, está siendo una temporada muy dura, y basta tener dos resultados positivos para recuperarte y levantar cabeza.

P: Diez partidos ya dirigidos con el Amorebieta. ¿Esperaba en verano encontrarse en esta situación?

R: No, ni mucho menos. Yo empiezo en verano con el equipo juvenil del Amorebieta, y estaba centrado en ello. Pero incluso más adelante aún, ni siquiera en Navidades me esperaba estar donde estoy sentado ahora.

"Ni siquiera en Navidades me esperaba estar donde estoy sentado ahora."

P: Usted ocupa el banquillo del Amorebieta tras la dimisión de Josué Atela en la jornada 20 de liga. ¿Recuerda cómo y cuándo se produce la noticia de que le va a tocar dirigir al equipo en Huesca?

R: Pues es la presidenta, ‘Maru’ Etxebarría, quien me recibe y me comenta lo delicado del tema, pidiéndome ayuda como técnico del club, y yo me sentí en ese momento en cierta medida obligado, por mi vinculación al Amorebieta, y por mi condición de ser “de la casa”, a estar a disposición de lo que considerasen oportuno.

P: En efecto, parece evidente que se trató de la apuesta de la directiva por un hombre de confianza, que conociese la casa. Y es que usted ya de futbolista, antes y después de su paso por Lemona, Eibar, Sestao y Murcia, se formó y terminó su carrera en el mismo Amorebieta…

R: Me inicié dentro del fútbol base, pasando por infantiles, cadetes y juveniles, aunque por diversas circunstancias no llegué a jugar en el primer equipo. Me desvinculé del Amorebieta e inicié mi carrera futbolística en otros clubes que has mencionado. Tras acabar mi etapa en Murcia decidí volver a casa, aunque podía haber alargado mi carrera por equipos de Segunda B. Así terminé jugando mis últimos cinco años en Tercera División en el Amorebieta.

P: La perspectiva no es la misma desde jugador que desde el banquillo, pero ¿en qué nota usted que ha cambiado principalmente el Amorebieta de esos años al de ahora?

R: Sobre todo la dimensión del club ha cambiado desde que yo era futbolista. Ahora el Amorebieta está en Segunda B, y está todo más profesionalizado. Ha cambiado la infraestructura y también tenemos mejores instalaciones.

P: Un equipo juvenil que, por cierto, que estaba completando una gran campaña. ¿Le da a tiempo a seguirlos ahora? ¿Cómo les ha ido desde su marcha?

R: Sí que los sigo. Iban primeros, pero el último partido, cuando les dejé, ya tuvimos un pequeño tropiezo en casa También han tenido una mala racha de lesiones, sanciones y algún otro problema que les han supuesto algunos resultados negativos. Esperemos que se reconduzca la cosa y acaben bien, porque es un equipo que está ahí, peleando por el ascenso a falta de tres partidos para que acabe la liga.

P: Como buen conocedor del fútbol de la cantera, sabe de lo complicado que es dar el salto desde el filial en los equipos vizcaínos de Segunda B. ¿Realmente ve a canteranos del Amore con posibilidades de formar parte de la primera plantilla en un futuro a corto plazo? ¿Algún nombre en concreto?

R: Sí. Algún jugador como Izaro ya lleva entrenando con el primer equipo durante todo el año regularmente. Debutó el año pasado y si no ha salido en éste ha sido por casualidad. Así que sí veo muy factible que a corto plazo se pueda ver a algún canterano en el primer equipo o en todo caso en Segunda B.

"Veo muy factible que a corto plazo se pueda ver a algún canterano en el primer equipo"

P: Era debutante en la categoría pero se estrenó con sendos empates a domicilio ante dos gallitos como Huesca y Barakaldo. Es de suponer que contar con la experiencia y calidad de los Goiria, Aitor Blanco, Arriaga… y varios jugadores más en su plantilla fue fundamental en esos primeros días…

R: Sí, siempre ayuda tener a ese tipo de jugadores con mucha calidad y experiencia. Muchas veces tenemos dudas en cuanto al planteamiento o situaciones concretas del partido, y son los mismos jugadores, junto al cuerpo técnico, los que deciden como resolverlo. Como solemos decir, donde no llega el entrenador, lo hace la experiencia y la competitividad del jugador obre el terreno del juego.

P: Ya que te refieres al cuerpo técnico, ¿quiénes te acompañan en esta aventura?¿los que estaban en el club con Atela antes de tu llegada o gente nueva?

R: Bueno, ha sido casi un fifty-fifty. Alguno como el preparador físico se ha quedado pero el resto, como por ejemplo Ekain Kortazar en el puesto de segundo, hubo que retocarlo un poco.

P: El Amorebieta sólo se reforzó en enero con Urtzi Erleaga. ¿Se frustraron otras operaciones o simplemente se decidió desde el cuerpo técnico que no era necesario reforzar la plantilla?

R: Realmente nuestros refuerzos han sido Urtzi en la portería ya que teníamos que cubrir el hueco de Jon Ander Felipe, que regresó a Lezama, y también Hodei Mendinueta, al que teníamos en plantilla como jugador, y a quien se le ha hecho ficha en invierno tras una lesión de larga duración. Con eso ya quedábamos con todas las fichas cubiertas, con la única posibilidad de haber incorporado a un jugador sub23.

"Donde no llega el entrenador, lo hace la experiencia y la competitividad del jugador"

P: ¿Cómo se definiría Gallastegi como entrenador? ¿Algún técnico que se pueda decir que le haya influido durante su etapa de jugador en la forma de trabajar y entender el fútbol que tiene ahora desde los banquillos?

R: Al final uno va aprendiendo con la experiencia. Ya llevo bastantes años en los banquillos aunque aún no hubiese disfrutado de la oportunidad de entrenar en esta categoría. Tras unos doce años entrenando, lo poco que sabes lo vas adquiriendo en el día a día tanto con chicos como con mayores. De todas formas, aunque de todos aprendes, por destacar un par de nombres a los que tuve la suerte de tener como entrenadores, debería citar a Alfonso Barasoain y a Blas Ziarreta.

P: Además de su experiencia en el fúbol base del Amorebieta ¿Nos puede recordar su trayectoria en los banquillos desde que acaba su carrera como futbolista hasta dar su salto al primer equipo.?

R: Sí, además de en el fútbol base del Amorebieta, me dieron la oportunidad de entrenar durante tres años y media en el Arratia, y luego también estuve en el Ermua, en Primera Regional.

P: Hay muchos entrenadores, exfutbolistas, que inconscientemente buscan en su plantilla el perfil de jugador que eran ellos en el campo. En su caso, ¿quién sería el jugador de su plantilla que más le recuerda al Gallastegi futbolista?

R: No lo sé. Preferiría no decírtelo, pero es que tampoco me veo reflejado en ninguno. Han pasado muchos años desde qué colgué las botas y supongo que deberían de ser otros  los que sabrían juzgarme como futbolista y poder compararme. Quizá podría ser Apraiz por las zonas del campo que puede ocupar y por el perfil de jugador, pero sinceramente no me atrevería a afirmarlo.

P: El equipo vivió un gran momento con su llegada al banquillo. Sin embargo, ¿cree que sus pupilos podrían salir afectados este sábado por la mala racha de resultados y la pequeña distancia que les separa de los puestos de promoción y descenso?

R: No. Yo creo que la mayoría de ellos son gente con experiencia. Es cierto que a todos nos afecta en su medida la situación un poco peligrosa en la que estamos, pero son un grupo que sabe salir a competir y que espero que lo hagan con la profesionalidad y competitividad que se le pesuponen.

P: Sorprende que un equipo con tanta facilidad para ver gol se quedara a cero en Irún y eso que acabó jugando con toda la artillería arriba. Con tantos goles a favor, hay quien piensa que si se hubiera mejorado el rendimiento defensivo el Amorebieta estaría luchando por otros objetivos.

R: Puede ser pero las cosas en fútbol no se pueden contar así. El cómputo de goles recibidos es un reflejo de cómo se trabaja en el campo. Si se han encajado tantos goles igual es que muestra la tendencia del equipo a irse arriba. Pero hay que reconocer que esa cantidad de goles encajados sí que han afectado, al menos desde que yo estoy aquí, en bastantes partidos.

"Tuve la suerte de tener como entrenadores a Alfonso Barasoain y a Blas Ziarreta."

P: ¿Qué valoración general hace del rendimiento del equipo desde su llegada?

R: Es curioso, pero desde que me nombraron mejor entrenador de la semana parece que no levantamos cabeza. Más en serio, hay que reconocer que sobre todo fuera de casa no hemos estado bien por diversas circunstancias. También hemos tenido una mala racha de lesiones que nos ha impedido tener a toda la gente en condiciones óptimas para jugar. En casa, el partido con el Tudelano fue diferente: lo pudimos haber ganado igual que haber perdido, pero estuvo muy disputado.  No es que el equipo deje de competir fuera, pero en casa se ve que damos mejor imagen: andamos más sueltos, más cómodos y tenemos más llegada.

P: Al menos los resultados del domingo, con derrotas de todos los equipos de abajo, les han favorecido. Siendo sinceros, ¿se hacen ya cuentas en el vestuario con los puntos necesarios para la salvación? Parece un tópico, pero la permanencia parece que pasa por Urritxe.

R: Sí, por la trayectoria que llevamos todos tenemos claro que debemos ser fuertes en Urritxe y no permitir que se escapen puntos. Todo el mundo tiene a estas alturas en la cabeza números y más números. Hay que intentar ganar los partidos sumando de tres en tres y cuanto antes se sumen los puntos necesarios, mejor.

P: En referencia a Urritxe, el estado del césped está dando mucho qué hablar últimamente. Jugadores suyos, como Goiria, nos reconocían que, aunque desde fuera parezca otra cosa, también les perjudica a su juego…

R: Pues sí, porque tenemos un importante problema con el drenaje del césped, a corto plazo. El problema es más grave porque aquí sigue lloviendo y haciendo mal tiempo, y aunque lo estamos cuidando y apenas entrenamos allí, no se le ve remedio inmediato. Lo cierto es que el estado del césped nos está condicionando mucho. No sabría decirte en qué partidos en concreto nos podría haber favorecidoo  perjudicado, pero sí que somos los primeros que no estamos a gusto con esta situación.

P: El sábado, derbi contra un Sestao en el que usted quizá vivió sus mejores momentos de su carrera como futbolista. ¿Qué recuerda de aquella época? ¿Mantiene contactos con gente de Las Llanas?

R: No mantengo un contacto regular, pero de vez en cuando nos vemos gente de aquella época. Sin ir más lejos el pasado domingo estuve viendo el partido en Las Llanas y me encontré con ‘Maixi’, antiguo ayudante de Blas Ziarreta en el Sestao. En general tengo un gran recuerdo de mi experiencia en Las Llanas: fueron cuatro años bastante buenos, entre 2ª División y 2ª B. El problema es que los amigos que hicimos en Sestao son ya veinte años más viejos.

P: En el partido de ida el Amore fue el primer equipo capaz de imponerse en Las Llanas, en un partido donde fue claramente superior, basándose sobre todo en un dominio aplastante del juego aéreo y las segundas jugadas. Habida cuenta de que ahora ejercerán como locales y que el River baja su rendimiento fuera de casa, ¿cree que se les puede considerar favoritos para el choque?

R: Al jugar en Urritxe quizá invitaría a pensar que sí, pero en este tipo de derbis no hay favoritos. Ni siquiera la clasificación, aunque es el reflejo de lo que haces durante el año,  sirve mucho en estos partidos.

"Somos los primeros que no estamos a gusto con el estado del césped de Urritxe"

P: En Irún sufrió las bajas de varios jugadores en su zona defensiva, con mención especial para Aitor Blanco que la temporada pa curiosamente lleva ausente los tres últimos partidos. ¿Espera contar pronto con él?

R: Sí. Esta semana anterior, aunque no haya entrenado al cien por cien, sí que se ha ido encontrando mejor en los entrenamientos. Vamos a ver cómo evoluciona en estos días y si podemos contar con él para el sábado. De todas maneras también ha habido otros jugadores jugando en esa demarcación y lo han estado haciendo bien. Lo curioso ha sido que de tener bastantes efectivos para ocupar esa misma zona, y de repente ahora, se nos ha juntado la lesión de Blanco, la de Ariño, la sanción de Hodei o incluso el mismo Amelibia, que ha estado también tocado, y casi nos quedamos en cuadro en el centro de la defensa.

P: Para terminar, y dando por sentado que apostará por la permanencia de su equipo, ¿se atreve a pronosticar los cuatro equipos que jugarán playoffs a final de liga en este grupo segundo?

R: El tema del ascenso está complicadísimo. Yo voy semana a semana conociendo a los contrarios y así hay equipos como Guadalajara o Toledo que apuntan fuerte pero de los que no podría hablarte con propiedad. Están también el Real Unión y el Huesca, pero es que hay muchos equipos en apenas tres puntos de margen, y no me atrevería a dar un pronóstico con ocho jornadas aún por disputar.

P: En el mejor de los escenarios, con el Amorebieta salvado y un año más en Segunda B, ¿se ve dirigiéndolo la próxima campaña, volverá al fútbol base, o se animaría a otra aventura en un banquillo importante de la zona?

R: No lo sé. Mi continuidad en el club dependerá de otras personas. Yo de momento estoy trabajando para intentar que el equipo salga de esta situación: de la mejor manera posible y con el máximo empeño para que el Amorebieta siga en Segunda B. Lo hago con toda la humildad, y a partir de ahí, cuando acabe la temporada, ya veremos lo que tengan que decidir otras personas.

VAVEL Logo