Rommel Fernández: 22 años sin 'El Panzer'
Foto: El Día

Rommel Fernández: 22 años sin 'El Panzer'

Hoy, 6 de mayo de 2015, se cumplen veintidós años del fallecimiento del futbolista panameño que militó, entre otros, en el Club Deportivo Tenerife, equipo al que siempre le tuvo un cariño especial. Dos décadas después, la afición chicharrera lo recuerda.

javialonso
Javier Alonso

En medio del Océano Atlántico sobresalen siete islas. Siete islas que conectan América con Europa. Nexo de unión en muchos aspectos, uno de ellos el fútbol. Muchos son los jugadores americanos que hacen escala es los equipos de las Islas Canarias para darse a conocer en el viejo continente: Fernando Redondo, Ezequiel Castillo, Chemo del Solar, Juan Antonio Pizzi, Óscar Dertycia, Gerardo 'El Tata' Martino, Bruno Marioni, Jorge Valdano... Sin embargo, hay uno de entre todos, al que la isla de Tenerife le guarda un cariño especial.

Un chicharrero más a pesar de haber nacido al otro lado del charco. Una persona que, según sondeos de la época, era más popular que el Presidente del Gobierno de su país: Panamá. Algunos aficionados tinerfeños piensan que cuando el 'Tete' marca gol, una estrella panameña se pone a brillar. Que, allá donde esté, hay un aficionado más que celebra victorias y sufre derrotas blanquiazules. Un espectador más en el Heliodoro Rodríguez López cantando y animando al equipo de la que consideraba su "isla bonita". Él es Rommel Fernández Gutiérrez

Inicios

Quién hubiera pensado un 15 de enero de 1966, que en El Chorrillo, barrio panameño conocido por la cantidad de problemas sociales y la violencia, nacería una estrella del fútbol. Desde los cuatro años, Rommel ya mostraba sus dotes futbolísticas en la Plaza Amador, donde jugaba al fútbol en su infancia con sus amigos, con quienes entró en su primer equipo, el León Cocoliso Tejada, en categorías inferiores. A los quince años pasó por el Atlético Panamá Club y finalmente recaló en el Alianza Fútbol Club para su etapa de juveniles.

Foto: Marca

Su actuación en el Mundialito de la Emigración captó la atención del Tenerife

Sin embargo, la vida de Rommel cambió en 1986. Viajó a Tenerife para jugar en la segunda edición del Mundialito de la Emigración, que lo disputaban descendientes de españoles. A pesar de no cumplir los requisitos, Rommel participó y cuajó un gran torneo llamando la atención del Club Deportivo Tenerife por sus condiciones atléticas, su olfato goleador y el poderoso remate de cabeza, lo que le daría el sobrenombre de 'El Panzer'. Inmediatamente, el que fuera uno de los máximos anotadores del torneo, fichó por la entidad isleña y jugaría en su filial a partir de 1987.

Ídolo en Tenerife

En su primera campaña, el panameño se ganó el corazón de los aficionados tinerfeños con ocho tantos. Su primer gol con la elástica blanquiazul no se hizo esperar. En la jornada 3 de Liga, debutaba el joven Rommel con el Tenerife. Los insulares perdían 0-1 frente al Xerez, y el panameño saltaba al campo después del descanso sustituyendo a Juan Camacho. Un minuto después de comenzar la segunda mitad, marcaba para poner el empate. Fue el debut soñado. Un gran inicio para la feliz etapa que viviría en la isla. 

Pero no fue hasta la siguiente temporada, con veinte goles, cuando consiguiera el ascenso a Primera División con el Tenerife. Prácticamente todos sus goles acabaron en victoria. Marcó en catorce partidos que supusieron trece victorias y un empate en el último minuto frente la UD Las Palmas. En su segundo año, Rommel ya era un ídolo en la isla. Una vez en la máxima categoría del fútbol español y convertido en el tercer panameño en jugar en la historia de La Liga después de Joyce Moreno y Dely Valdés, 'El Panzer' era titular indiscutible para Vicente Miera, técnico del conjunto canario en la 1989/90. El 10 de septiembre de 1989, conseguía su primer gol en Primera en el partido que enfrentó a Tenerife y Athletic de Bilbao en el Heliodoro Rodríguez López y que acabó en empate a uno. Ese año, contribuyó con diez goles para que su equipo lograra la permanencia en la promoción de descenso.

La temporada 1990/1991, la última de la estrella panameña en las filas del club blanquiazul, con más experiencia en Primera, Rommel anotó trece goles quedando entre los máximos anotadores de la Liga a tan solo seis tantos del Pichichi, Emilio Butragueño. Consiguó salvar a su equipo finalizando el año en 14º posición a siete puntos de los puestos europeos y fue galardonado como Mejor Jugador Iberoamericano de la Liga Española 90/91.

Paso por el Valencia y Albacete

Sus primeros goles con camisa del Valencia y del Albacete fueron contra "su" Tenerife

La temporada siguiente, el delantero panameño fichó por el Valencia de Guus Hiddink por 300 millones de pesetas. Sin embargo, su paso por el club ché no fue precisamente feliz, ya que que la titularidad del búlgaro Penev provocó su suplencia y solo marcó dos goles en todo el año, uno de ellos, al CD Tenerife. El club valenciano optó por cederlo la temporada 92/93 al Albacete Balompié, y, curiosamente, su primer gol defendiendo los colores del Alba también fue ante su querido Tenerife. 

Ese mismo año anotó uno de los goles más rápidos en la hitoria de la Liga Española. Diez segundos tardó en marcarle al Cádiz en enero de 1993, en un encuentro donde consiguió su único hat-trick en Primera División. Su último gol como futbolista profesional lo marcó el 11 de abril de ese mismo año en la derrota del Albacete frente al Deportivo de la Coruña por 3-2.

Trágico accidente

El fútbol español y panameño tienen un punto negro el 6 de mayo de 1993. Ese fatídico día, Rommel Fernández se disponía a almorzar con su primo y algunos compañeros de equipo. En el trayecto, en una vía que comunica Albacete con Tinajeros, el delantero estrellaba su Toyota Celica contra un árbol, causándole un golpe en el parietal que supuso su fallecimiento a los 27 años de edad. Parece ser que en uno de los vaivenes de la carretera, al alcanzar la cima de una pequeña subida, el coche de Rommel se cruzó con un coche de frente pero que circulaba por su carril. Se echó hacia la derecha y su coche acabó contra el árbol. El accidente dejó consternado a ambos países, de gran manera a los aficionados del Albacete y a los del Tenerife, que, a pesar de los años, nunca olvidaron a su goleador.

Selección de Panamá

A pesar de su juventud y su tempranera muerte, Rommel Fernández logró ser internacional con Panamá en varias ocasiones, pero la sanción que había impuesto la FIFA durante cuatro años al país americano imposibilitó una mayor participación de 'El Panzer'. El delantero disputó las eliminatorias de clasificación para los mundiales de Italia'90 y Estados Unidos'94, sin conseguir acceder a la fase final a ninguna de las ediciones. Actualmente, la selección panameña disputa sus partidos de local en un estadio que lleva el nombre del mejor goleador que ha visto nunca Panamá: Estadio Rommel Fernández.

Homenajes a Rommel Fernández

En el día de hoy se celebrarán distintos homenajes al delantero de El Chorrillo. En su Panamá natal, se ha organizado la primera edición del Homenaje a Rommel Fernández en el estadio que lleva su nombre. Un partido que consistirá en una selección de ex-internacionales panameños contra amigos del homenajeado, entre los que destacan dos ex jugadores del Tenerife: Jorge Luis Satansh y Pier Luiggi Cherubino. Antes del partido están previstas una misa y una romería hasta el cementerio donde se encuentran los restos del eterno 9 tinerfeñista.

Asimismo, en la isla el pasado domingo, con motivo del enfrentamiento entre el Tenerife y el Lugo, se realizó un pequeño homenaje que el Frente Blanquiazul dedica año tras año en la fachada de la grada de Herradura, en el Heliodoro, a su ídolo: Rommel. "Tu islita no te olvida" reza el mosaico en el cual se reunieron ex-compañeros del delantero. Como cada año, la afición del Tenerife deja claro que, el que fuera su ídolo hace 25 años, no ha dejado de serlo. En su momento, Rommel dio la vida por el Tenerife. Tenerife la da ahora por él. Porque solo muere quien cae en el olvido, y eso, la afición chicharrera, no lo piensa permitir. Porque desde ese fatídico 6 de mayo de 1993, el Tenerife juega todos sus partidos con uno más. 22 años después, Rommel Fernández.

VAVEL Logo