Sevillistas históricos en la Europa League (I)

El próximo miércoles, el Sevilla tendrá la oportunidad de demostrar su hegemonía en la Copa de la UEFA / Europa League. Si gana, seguro que habrá algún que otro jugador que marque la diferencia para que la entidad de Nervión levante el título por cuarta vez. En VAVEL.com haremos un repaso a algunos de los nombres que han hecho historia anteriormente, ya sea con partidos memorables, trayectorias admirables o goles importantes.

Carlos Alberto Pintinho

Mucho antes de los títulos, el Sevilla vivió una bonita época durante los 80, con Manolo Cardo como entrenador. Hubo varias temporadas en las que Nervión disfrutó de la competición europea después de varios años sin hacerlo, con noches que aún siguen en el recuerdo de los que estuvieron allí.

Una de esas ocurrió el 3 de noviembre de 1982, cuando el Sánchez-Pizjuán acogió el partido de vuelta de los dieciseisavos de final ante el PAOK de Salónica. Los griegos llevaban un 2 a 0 de ventaja que se antojaba difícil de remontar. Sin embargo, los hombres de Cardo, arropados por la afición, consiguieron darle la vuelta a la eliminatoria y vencer por 4 goles a 0.

El último de los tantos, al final del tiempo reglamentario, fue anotado por el mejor del partido, Pintinho. El brasileño hizo una exhibición de su calidad y tuvo un rendimiento excepcional, llevando la manija del equipo en uno de los mejores partidos del Sevilla en su competición predilecta.

Davor Suker

Suker el día del Olimpiacos | Foto: ibgwww.colorado.edu

El delantero croata fue un referente del Sevilla a principios de los 90. Aunque anotó numerosos goles a lo largo de sus cinco temporadas como sevillista, el más importante de todos, según ha declarado él mismo, fue el que le marcó al Olympiacos.

Una vez más, dieciseisavos ante un equipo griego. Pero esta vez, la vuelta como visitante y llegando con ventaja (1-0). El equipo aguantó estoicamente al principio, en mitad del infierno que supone para los visitantes un estadio en Grecia, por la presión de la afición. Pero cerca del final, el conjunto heleno igualó la eliminatoria y obligó a que se jugara la prórroga, donde consiguieron remontar.

A diez minutos del final, el colegiado señaló una falta lejana a favor del Sevilla. El encargado de sacarla iba a ser Davor Suker, quien se la jugó en busca del necesario gol y tiró a portería con un soberbio zurdazo que desató la locura sevillista y, a la postre, supondría el pase a la siguiente ronda.

Recientemente, ya se recordó en VAVEL aquella genialidad del croata.

Antonio Puerta

Puerta celebra su gol al Schalke | Foto: elcorreoweb.es

Sobran las palabras cuando se trata de Antonio Puerta y lo que significa su figura en el ascenso del equipo hacia la gloria del fútbol europeo. La ciudad rugió aquel 27 de abril de 2006, jueves de Feria, cuando el recordado canterano pegó un zurdazo en el minuto 100 que clasificaba a los suyos para su primera final europea.

Su leyenda y la del Sevilla nacieron aquella noche y hoy en día siguen estando muy presentes, suponiendo una motivación para la afición y la plantilla.

Aparte de aquel famoso gol, Puerta también jugó las finales de 2006 y 2007. En la primera salió desde el banquillo, dándole Juande Ramos algunos minutos como premio por clasificarlos para la final. En la segunda, jugó de titular y marcó uno de los goles de la sufrida tanda de penaltis ante el Espanyol, que se saldó con un feliz resultado.

Enzo Maresca

Maresca fue el mejor de la final ante el Middlesbrough | Foto: Getty Images

El italiano apareció en la final de Eindhoven para certificar la goleada ante el Middlesbrough inglés. El segundo y tercer gol del partido llegaron de sus botas en los minutos 78 y 83 respectivamente, además de participar también en la jugada el cuarto. Maresca consiguió desquiciar a su rival, que no sabía por donde le llegaba su arrollador oponente, bajo la batuta del propio centrocampista sevillista.

Sin duda fue su noche y la del todo el sevillismo, disfrutando del festival de goles que tuvo lugar en el Philips Stadion antes de alzar la primera Copa de la UEFA conseguida por el club. Su inspirada actuación le valió para que fuera elegido el MVP de la final .

Frédéric Kanouté

Kanouté en la final de 2007 | Foto: elpais.com

Nadie duda de que Kanouté ha sido uno de los mejores jugadores de la historia del club. Sus innumerables capacidades fueron determinantes en los éxitos de hace casi una década, aunque no se quedó ahí y siguió siendo fundamental después, por lo que se ganó el respeto y admiración de muchos aficionados al fútbol, tanto de los sevillistas como de los que no lo son.

Marcó en las dos finales de la UEFA que disputó, siendo uno de los hombres clave en el largo camino hasta llegar a ambas. En la de 2006 en Eindhoven, sustituyó a Saviola tras el descanso y cerró el marcador tras recoger y meter entre los tres palos el despeje que había hecho Schwarzer, portero del Middlesbrough, a un tiro previo de Maresca. El delantero malí celebró el gol, tras su característica mirada al cielo, con un gesto que indicaba que todo estaba hecho. La Copa se iba para Sevilla y él formó parte de ello.

Al año siguiente, en Glasgow, puso por delante a los suyos en la prórroga. Pese a que parecía que iba a ser el gol de la victoria por lo que supone un tanto así, en la prórroga y jugando el Espanyol con uno menos, la final se dedició en la tanda de penaltis. Kanouté fue el encargado de lanzar y acertar el primero de ellos.

Más allá de su participación en las finales, cabe destacar que actualmente es el máximo goleador histórico del Sevilla en la competición, con 28 tantos.

VAVEL Logo