Resumen temporada 2014/15 del Elche: afianzados en Primera
Fotografía: Javier Quiñones y Javier Robles | VAVEL España

No es fácil estar a la altura de la mejor liga del mundo, la exigencia es máxima, la presión, asfixiante, pero la gloria de lograr el objetivo, es insuperable. El Elche estaba obligado a demostrar que sí estaba a la altura, debía ir creciendo, demostrando que es un equipo digno de la categoría, y que lo ocurrido en las dos últimas temporadas con el ascenso y la primera permanencia, no fue fruto de la casualidad sino de una gestión magnífica.

El equipo logró sus objetivos, prácticamente todos, comenzando por una temporada liguera en la que se hizo con la permanencia, incluso con menos dificultades con las que lo hizo la temporada anterior.

El Elche se afianza en Primera

El Elche C.F. inauguró su nueva campaña enfrentándose al que acabaría proclamándose campeón de la Liga BBVA, jugando como visitante. El equipo franjiverde cayó 3-0 contra el F.C Barcelona en la primera jornada de liga, donde los de Luis Enrique dominaron durante todo el encuentro. Abrió y cerró el marcador Lionel Messi, y para completar el resultado, el segundo gol del encuentro lo marcó Munir.

El Manuel Martínez Valero abría sus puertas de nuevo para recibir al Granada y así ser el primer partido de la temporada 2014/15 en el que el conjunto de Fran Escribá se estrenaba en casa. El encuentro que enfrentó al equipo valenciano contra el equipo andaluz se quedó en un reparto de puntos con un resultado de 1-1. Con este empate le sirvió al Elche C.F. para abrir la cuenta de puntos. No obstante, no es hasta la tercera jornada de la temporada donde el equipo franjiverde se alzó con la victoria en una gran visita al Campo de Fútbol de Vallecas. El Elche C.F venció al Rayo Vallecano con un 2-3, gracias a los goles de Edu Albacar, Jonathas y Mosquera, mientras que Kakuta y bueno, de penalti, lo hicieron para el equipo de Paco Jémez.

El Elche seguía sus andaduras por la primera división Española dejándose puntos decisivos contra rivales directos por la lucha de mantenerse un año más en la máxima categoría del fútbol español. Los tres puntos que se dejó en su propio campo contra un rival directo como es el Eibar le podía haber solucionado más de un calentamiento de cabeza a Escribá en las últimas jornadas de la temporada. El Eibar se impuso 0-2 en el Martinez Valero donde se vio a un Elche bastante espeso y con muchas cosas que mejorar.

El conjunto ilicitano llegó al encuentro en el Santigo Bernabeu, en la jornada cinco, con tan solo cuatro puntos, donde encajó un 5-1. El equipo merengue dominó durante todo un encuentro donde el Elche no llegaba ha aparecer. Tras la jornada seis, el Elche dejó mucho que desear, ya que es derrotado por el Celta de Vigo en el Martínez Valero por la mínima (0-1) y sigue con tan solo cuatro puntos para poder afrontar la séptima jornada contra el Almería. En el encuentro contra el equipo almeriense se decantó con un reparto de puntos donde los dos equipos estaban necesitados. Durante las dos próximas jornadas, el Elche C.F. se enfrentó al Sevilla y al Valencia, donde no pudo pescar ningún punto. El conjunto franjiverde seguía con la mala racha de tan solo cinco puntos de los 27 posibles, pero en la jornada diez se enfrentó contra el Espanyol en el Martínez Valero donde pudo conseguir por segunda vez hasta la fecha los tres puntos de oro.

Superada la decena de jornadas el equipo de Fran Escribá guardaba en su casillero ocho puntos de treinta posibles. Los alicantinos viajaban al Coliseum Alfonso Pérez con la vista puesta en conseguir los tres puntos por segunda jornada consecutiva. El encuentro fue muy parejo durante los noventa minutos, y los metas Guaita y Tyton se encargaron de poner el cerrojo a sus marcos y hacer efectivo el reparto de puntos gracias al 0-0 que se había dado en el terreno de juego.

Tras el empate en la cancha azulona, había que hacer bueno el punto en casa ante un Córdoba que ocupaba el farolillo rojo de la clasificación. No pudo empezar mejor el encuentro, con un penalti cometido sobre Cristian Herrera. No obstante, Jonathas se toparía con Juan Carlos en la pena máxima y posteriormente en un remate desde fuera del área. El Elche perdonaba y el equipo andaluz aprovechaba la situación para ponerse por delante, gracias a los tantos de Fidel Chaves y Fede Cartabia. Resultado excesivo visto el juego de ambos conjuntos. La reacción local llegó en el segundo tiempo, y gracias a los goles de Jonathas y Lombán de penalti rescataron un punto que sabía a poco.

Los problemas se agravan en Anoeta

Después de tres partidos sin conocer la derrota, llegó un mal encuentro en tierras vascas. La Real Sociedad pasó por encima de los franjiverdes y les endosó un 3-0 en solo cincuenta y tres minutos con un excelso Carlos Vela, que anotó los tres goles. No hubo reacción posible y el Elche volvía a dormir en puestos de descenso. La situación no era fácil, y para más inri, recibían al actual campeón de la competición, el Atlético de Madrid. Pese al buen planteamiento y la entrega del equipo, Gimenez y Mandzukic ajusticiaron a los valencianos dejándolos con solo diez puntos en catorce jornadas.

La siguiente visita trasladaba al equipo al campo del recién ascendido Deportivo de la Coruña, con la obligación de sacar algo positivo. Los gallegos comenzaban fuerte gracias al golazo de Fariña cuando solo habían transcurrido veintidós minutos de juego. Más difícil todavía, pero el Elche no se iba a rendir e iba a dejarse la piel el resto del encuentro. La mala fortuna de cara a portería y las intervenciones de Fabricio amargaron la noche al equipo de Escribá, que acababa la jornada en la última posición de la tabla clasificatoria.

La herida de los ilicitanos empezaba a infectarse y tocaba empezar a sanarla en el Martínez Valero ante uno de los equipos revelación de la temporada, el Málaga CF. El encuentro empezó de cara para los locales gracias al gol a balón parado de Lombán tras un saque lateral de falta. Las cosas iban como la seda, pero se empezarían a torcer con el tanto del empate de Ignacio Camacho. Pese a la igualada boquerona el conjunto valenciano continúo en busca de los tres puntos, y solo Kameni mantuvo con vida los suyos. Fue entonces cuando apareció la magia de Luis Alberto para dejar congelado el feudo alicantino. El ex del Liverpool le daba los tres puntos al Málaga y echaba sal sobre la heridas infectadas de los valencianos.

La zona de salvación comenzaba a alejarse para los alicantinos, y el calendario les daba la oportunidad de volver a jugar otro partido en casa para empezar a salir del pozo. En frente tenían un submarino amarillo que venía en racha. Pronto dejaron ver los amarillos sus cartas sobre la mesa, adelantándose con los goles de Vietto y Uche antes de la media hora de partido. Consciente de la situación el Elche tiro de casta y con dos golazos de Jonathas y Víctor Rodríguez rescató un punto que no hacía posible revertir la disposición actual del equipo pero que dejaba un atisbo de esperanza.

San Mamés, el punto de inflexión

La esperanza es lo último que se pierde, y que mejor que volver a sumar de tres en tres en un campo como San Mamés. El Elche lo hizo. Gracias a los goles de Victor Rodríguez y Fajr volvió a la senda de la victoria después de muchas jornadas deambulando sin rumbo por la primera división. Los alicantinos encontraron en la jornada 18 un punto de inflexión clave en el devenir de la temporada. La inercia del triunfo continuó en el último partido de la primera vuelta, y la victoria volvió a sonreír a los ilicitanos en su estadio ante el Levante. Un solitario tanto de Jonathas a los doce minutos dejaba a los de Escribá por primera vez en varias jornadas fuera de los puestos de descenso.

La felicidad de los dos triunfos consecutivos fue frenada en la jornada venidera por un ciclón de nombre FC Barcelona. Un 0-6 que escocía y detenía la reacción blanquiverde. No obstante los valencianos continuaban fuera de descenso y ya fijaban la vista en su próxima salida, la cuál les medía a un rival de “su liga”, el Granada CF.

El Elche CF llegó a la jornada 21ª en 17ª posición con 17 puntos, tan solo un punto por encima de los equipos en puestos de descenso, Almería y Levante, y dos, del Granada, colista.

La derrota ante el Barça abrió la segunda vuelta del equipo en Liga, comenzaba al igual que lo hizo en la primera vuelta, pero era un trámite que tenía que pasar. Sin embargo, los problemas se agravaron cuando el equipo perdió en el siguiente partido de liga, ante el Granada, un rival íntimo, por 1-0, metiendo al equipo en los puestos de descenso.

Solo tuvo que esperar un partido más para salir de estos puestos de descenso, ya que tras la derrota en Granada, el Elche venció en el Martínez Valero en el posterior partido ante el Rayo Vallecano por 2 goles a 0, con goles de Damián Suárez, haciendo uno de los goles de la temporada, y Garry Rodrigues.

El Elche encadenó así dos victorias consecutivas por primera vez la temporada tras ganar al Eibar a domicilio por 0-1 en la jornada 23, con gol de Jonathas, que volvió a dar tres puntos al equipo. Tocaba entonces recibir en el Martínez Valero al Real Madrid, y a pesar de no poder sacar ningún punto, el Elche aguantó al Madrid con un gran partido, que solo pudo ganar por 0-2, los dos tantos en la segunda mitad.

El equipo ilicitano volvió a la senda de los puntos en la siguiente jornada, rascando fuera de casa un empate ante el Celta que llegaba muy fuerte, por 1-1. Tras eso, el Elche logró colocarse de nuevo dos puntos por encima de los puestos de descenso, que ocupaban Levante, Granada y Córdoba.

Victorias claves ante rivales directos

En la jornada 26 el Elche logró una victoria importantísima ante el Almería, rival directo por la permanencia, gracias a un solitario gol de Víctor a los 6 minutos de juego. El equipo lograba entonces tres puntos de oro para ponerse 15º, 5 puntos por encima de los puestos de descenso. Aunque las dos contundentes derrotas en el Pizjuán por 3-0 de la siguiente jornada, y en casa ante el Valencia por 0-4 de la 28ª jornada, volvía a poner al Elche a 2 puntos, avivando la lucha por evitar el descenso.

Los ilicitanos volvieron a sumar tras empatar a un gol ante el Espanyol en Cornellá en la posterior jornada, 29ª. Un empate que incluso llegó a beneficiar mucho al Elche debido a las derrotas de Deportivo, Granada, Almería y Córdoba, rivales más directos. En la siguiente jornada, el Elche perdió en casa ante el Getafe a pesar de plantear un buen partido y ser superior, sin embargo, el colchón de puntos que poseía hizo que se lograra mantener cuatro puntos por encima del descenso.

En la jornada 31ª, los de Fran Escribá lograron otra de las victorias clave de la temporada, venciendo por 0-2 al Córdoba, con goles de Enzo Roco y Pasalic. El Elche se puso entonces con 31 puntos, en 15ª posición, 3 puntos por encima de los puestos de descenso.

Tras empatar en Cornellá, el Elche, con la necesidad de llevarse los tres puntos para asentarse en la zona de la seguridad, recibió en el Martínez Valero al Getafe. El equipo azulón veía con buenos ojos el empate y no dudó en echarse atrás a esperar la oportunidad adecuada. Los franjiverdes demostraron una gran capacidad defensiva y controlaron el partido en todo momento.

Pero el fútbol es así y el castigo llegó para el equipo que menos lo merecía, pues el Getafe se adelantó en el minuto 84 por medio de Hinestroza en el que fue el único remate a puerta del equipo visitante. Los ilicitanos salieron tocados de este partido, pero la afición, sabedora que de seguir con esta actitud el equipo cumpliría sus metas sin problemas, le mostró todo el apoyo al conjunto de Escribá.

Necesitados de sumar puntos, los franjiverdes fueron al mejor escenario posible: El Arcángel. El Córdoba, colista de primera división, que venía de cosechar dos puntos en los últimos trece partidos, sólo fue rival para el Elche el primer cuarto de hora. El conjunto ilicitano esperó su momento aguantando el tempranero empuje rival y obtuvieron la victoria por medio de los goles de Albácar y Pasalic, ambos de jugada a balón parado. Con estos tres puntos, el Elche sumó 31, situándose a seis de la línea que marcaba el descenso.

El siguiente gran paso hacia la salvación vino de la mano, cómo no, de Jonathas. El brasileño marcó el único gol del encuentro ante la Real Sociedad. El Elche firmó un partido muy sólido aunque poco lúcido. Por su parte, el conjunto vasco deambuló apático por el verde del Martínez Valero, regalando unos tres puntos que vinieron de perlas al conjunto alicantino ya que se colocaron a sólo 4 puntos de asegurar la categoría, y lo mejor de todo, con 6 partidos por delante.

Ya en la jornada 34, tras la incontestable derrota por 3-0 contra el Atlético, los franjiverdes tuvieron en casa la mayor fiesta de la temporada: un festival de goles (4-0) contra un rival directo, el Deportivo. Jonathas, Pasalic, Rodrigues y Lombán fueron subiendo sucesivamente el casillero local del marcador. Los chicos de Escribá estuvieron sobresalientes, luchando los balones como si fuera una final, solidarios además de acertados. El Elche, en pura depresión por asuntos extradeportivos, maravilló sobre el césped, haciendo ver que: ni la plantilla, ni el entrenador, ni por descontado la afición, merecen una directiva así.

La esperada salvación

El 3 de mayo llegó la salvación. Todo el trabajo de un equipo castigado, de un plantel que lleva meses sin cobrar por culpa de una mala gestión de los de arriba, se vio recompensado con la ansiada permanencia. El Elche no se salvó precisamente en un estadio fácil, pues tuvo que viajar a La Rosaleda, dónde se impuso por 2-1 al Málaga

El encuentro tuvo de todo, desde un gol mal anulado al equipo andaluz, hasta la expulsión del portero ilicitano Tyton, provocando un penalti que posteriormente erró Duda. Quien no falló fue Jonathas, que adelantó a los suyos tras una magnífica contra en la primera parte. Mario Pasalic, ya en el 89', hizo el segundo para los ilicitanos, desatando la alegría de sus compañeros y de los fieles que se habían trasladado a Málaga para ver como su equipo certificaba su permanencia en la Liga BBVA.

La fiesta franjiverde pudo seguir la siguiente jornada en El Madrigal, pero la fortuna no acompañó. El Elche salió muy activo al terreno de juego y no paró de meter en problemas al portero del Villarreal, Juan Carlos, el cual también tuvo que darle gracias a los palos de pues Mosquera, estrelló, hasta en dos ocasiones, su remate a la madera. Mereció más el equipo de Escribá, aunque ya no necesitaba puntuar, caso opuesto al equipo de Marcelino, que tras dos meses sin conocer la victoria lograron cerrar su clasificación a Europa League.

Los dos últimos partidos fueron puro trámite. El Athletic remontó un 2-0 en los diez últimos minutos de partido y contra el Levante se firmaron las últimas tablas de la temporada, sin goles.

En Copa la suerte no acompañó

Desde el sorteo del cuadro de la Copa del Rey, el Elche vio algo frustradas sus opciones de avanzar bastantes rondas en la competición del KO. El primer rival sería el Valladolid con vuelta en el Martínez Valero. Y si el conjunto que dirigía Fran Escribá lograba pasar de eliminatoria le tocaría ante el FC Barcelona de Luis Enrique, futuro campeón del torneo.

Un José Zorrilla a medio llenar pudo ver un partido donde hasta los mismísimos jugadores se podrían haber dormido. El Elche jugando a especular y sin dejar mostrar su juego al Valladolid, hizo que el equipo ilicitano dejase toda la carne en el asador para la vuelta en el Martínez Valero.

En la vuelta, un tempranero gol de Adrián, con previo fuera de juego, daba un suspiro al Elche para afrontar el partido con más calma. Una calma que no duraría todo el partido, ya que, un Valladolid crecido acababa muy bien la primera parte.

El Elche seguía jugando con fuego, pero finalmente, y tras mucho sufrimiento, el conjunto ilicitano no se quemó y logró aguantar todas las ofensivas vallisoletanas que ofreció el equipo de Ferer. El equipo accedió a los octavos de final donde se encontraría con el FC Barcelona, equipo al que especular con la vuelta en el Martínez Valero no valdrían.

En la ida, en el Camp Nou, el equipo azulgrana dejaba los deberes hechos para llegar a cuartos de final y con un Messi sobrehumano, una vez más, conseguía un hat-trick en diez minutos que dejaba sin fuerzas al equipo de Escribà. Además de los tres tantos de Messi, Jordi Alba y Neymar dejaban tocado y hundido al equipo ilicitano.

Un mero trámite fue para el Barcelona ir al Martínez Valero. Un equipo de reservas se enfrentó al FC Barcelona ya pensando en el siguiente partido de Liga. Mathieu en el minuto 20 abría la lata, y lo demás ya era coser y cantar para los blaugranas, muy a pesar del público congregado en el Martínez Valero. Sergi Robero, Pedro y Adriano seguían la cuenta que había abierto Mathieu. Poco más de una corta estadía en la Copa del Rey.

Una plantilla de Primera

Nunca es fácil lograr la permanencia en primera división, en la mejor liga del mundo como es la española. La campaña anterior, 2013/14, no fue nada fácil para el Elche CF, mantenerse en la máxima categoría tras ser un equipo recién ascendido de segunda, sin embargo, esta temporada, con un año más de experiencia, tampoco iba a ser nada fácil, sin embargo, más que nunca, la plantilla del equipo demostró que tiene lo que hay que tener para ser un equipo de primera.

Los jugadores siempre son la pieza más importante de un equipo, cuando las cosas salen bien, siempre es gracias a ellos, y en esta ocasión no iba a ser diferente, y la plantilla del Elche fue la parte más importante del equipo para lograr junto con directiva, cuerpo técnico y afición, que todos se mantuviesen un año más en la máxima categoría del fútbol español.

Grandes fichajes que fueron importantes

En verano llegó Víctor Orta para desempeñar el puesto de director deportivo en el Elche, tras venir procedente del Zenit de San Petersburgo, y llegó para ser una de las personas más importantes del equipo. Aprovechando su experiencia y sabiduría en el ámbito de los mercados internacionales, hizo llegar al equipo un gran número de jugadores con una enorme calidad a coste cero.

Jonathas de Jesús ha sido sin duda el hombre de la temporada del Elche. Con 7 asistencias y un total de 14 goles, ha participado en 21 de los 35 goles de su equipo, siendo clave en la permanencia del equipo en Primera, y siendo el jugador más determinante para su equipo de toda la Liga BBVA.

El brasileño llegó cedido por dos temporadas con opción de compra totalmente gratis para el equipo, sin embargo, el excelente rendimiento del jugador esta temporada ha llamado la atención de grandes clubs, haciendo que el jugador abandone la próxima temporada el Elche y aportando una buena cantidad de dinero al equipo por romper un año antes el contrato de cesión.

De la misma manera, cedidos totalmente gratis, llegaron al equipo otros jugadores que han sido realmente importantes durante toda la campaña como han sido el defensa central chileno, Enzo Roco, procedente de la U de Chile, o el portero polaco, Przemyslaw Tyton, procedente del PSV holandés, ambos, tienen opciones de compra que es posible que el Elche haga efectivas. No es el caso del mediocentro Mario Pasalic, que cedido por el Chelsea FC, llegó al equipo sin opción de compra.

El único fichaje del equipo por el que el club debió pagar, fue por el del caboverdiano Garry Rodrigues, por el que pagó 900.000 euros al Levski Sofia aplicando la opción de compra de la cesión proporcionada la temporada anterior. Otros fichajes, como los de Adrián González, Mosquera, Víctor Rodríguez, que llegaron libres, o los de José Ángel o Álvaro, procedentes del Elche Ilicitano, terminaron formando una excelente plantilla a coste cero.

Sin embargo, entre los jugadores más destacados de la temporada del Elche por el que el club no debió pagar nada, destaca el caso de Fayçal Fajr. El francomarroquí llegó procedente del S.N. Caen francés, tras ser el máximo asistente de la segunda división francesa, y acabó la temporada siendo uno de los jugadores más importantes de todo el equipo debido a su gran importancia a la hora de crear juego y ocasiones de peligro.

Los veteranos protagonistas, positivos y negativos

También fue sin duda una temporada importante para los jugadores más veteranos de la plantilla del Elche. Los capitanes del equipo, bien afianzados en el Elche, y ya con experiencia suficiente en primera división, fueron una pieza muy importante dentro de la plantilla para lograr la permanencia.

Sin embargo, estos enturbiaron su excelente temporada con un gesto que no sentó nada bien dentro del equipo: una subida de 100.000 euros de sueldo a los 5 jugadores más veteranos del equipo, un gesto bastante egoísta teniendo en cuenta las dificultades económicas por las que pasa el Elche y los problemas administrativos por los que pasaba con Sepulcre como presidente.

Este presidente decidió “premiar” a esos cinco jugadores con una subida de sueldo, a pesar de que el resto de la plantilla y cuerpo técnico se encontraban en una situación delicada, en la que habían tenido que aplazar sus sueldos. Los protagonistas fueron Edu Albacar, Damián Suárez, Sergio Pelegrín, Ferrán Corominas y Manu Herrera.

Fran Escribá reaccionó mostrando su malestar nada más conocer la noticia, e incluso estuvo a punto de apartar a los jugadores implicados del entrenamiento del equipo, sin embargo al final, el cuerpo técnico y el resto de la plantilla decidió “perdonar” de alguna manera a los capitanes, debido a su importancia dentro del equipo.

No obstante, Fran Escribá decidió quitarles el brazalete de capitán al final de la temporada y se lo asignó a Mosquera en los últimos partidos, debido a su gran dedicación dentro del equipo a pesar de ser su primera temporada, además, todavía en negociaciones con el nuevo presidente, parece difícil la permanencia de los capitanes en el equipo de cara a la próxima temporada.

Los jóvenes, pieza clave de presente y futuro

Los jugadores más jóvenes, apuestas de futuro, también fueron muy importantes para el Elche durante toda la temporada, especialmente, los cedidos Enzo Roco, de 22 años, y Mario Pasalic, de solo 20. Sin embargo, jugadores procedentes del Elche Ilicitano o incluso los jugadores de la cantera que llegarán al primer equipo la próxima temporada, también parece que serán piezas importantes en el futuro.

Con un centro del campo muy joven, con jugadores como Mosquera, Garry Rodrigues, Víctor, Aarón, Fajr o Adrián, de los cuales ninguno sobrepasa los 27 años, el Elche mantuvo la categoría en primera realizando una gran temporada, sin embargo, en otras posiciones, también aparecen jugadores de joven edad y gran importancia dentro del equipo, como son el central David Lombán, que llegó procedente del Barça B hace dos temporadas, o el delantero canario Cristian Herrera, perla de la cantera franjiverde, llamado a ser el jugador más importante de la cantera ilicitana en el futuro, que demostró con una nueva temporada en primera, su gran calidad y su enorme potencial.

Fran Escribá: el pilar de todo

Una temporada más, la labor de Fran Escribá al frente del Elche CF ha sido excepcional. El técnico valenciano se ha convertido en un símbolo del club. Es idolatrado por la afición, ya que ha devuelto al conjunto franjiverde a la élite. En su primera temporada al mando, el equipo ilicitano consiguió el ascenso a Primera División 25 años después. Lo hizo con varias jornadas de antelación y batiendo récords.

La pasada campaña consiguió salvar al equipo en una temporada para el recuerdo. El Elche era uno de los equipos con el presupuesto más bajo y, a pesar de un inicio bastante dubitativo, consiguió remontar el vuelo y conseguir la permanencia en la penúltima jornada frente al Barcelona, que por entonces se jugaba la liga.

Esta temporada ha sido, sin duda, la más difícil de Fran Escribá desde que es entrenador del Elche. El equipo perdió jugadores que la anterior campaña fueron claves, como Carles Gil, Carlos Sánchez o Rubén Pérez. A pesar de todo, los ilicitanos han conseguido salvarse con varias jornadas de antelación, cosa que en enero parecía una quimera.

Fran Escribá contó también con los problemas para poder fichar. Durante todo el verano (debido a los problemas económicos que posteriormente derivarían en un cambio de directiva) el club no pudo fichar jugadores con una ficha alta. Por si fuera poco, tanto en el tramo final del mercado veraniego como en el de invierno, la liga expedientó al Elche y le dejó sin firmar jugadores. Ante esta situación, al técnico no le quedó más remedio que echar mano del filial para poder cerrar las convocatorias.

Pese a todos los problemas mencionados, el equipo consiguió salvarse y gran parte de culpa la tiene, sin duda, Fran Escribá. Ha demostrado ser un entrenador que rentabiliza al máximo lo que tiene, y quizás por eso, equipos de renombre llaman a su puerta. Por eso, el nuevo consejo deberá hacer todo lo posible para retener el pilar que sustenta al equipo, que es Fran Escribá.

VAVEL Logo