La guinda del pastel
La guinda del pastel

Y la temporada finalizó. Once meses después, el Getafe CF cierra el telón al año más surrealista de su corta historia en la élite del fútbol español. Con la intriga aún en el paladar del aficionado azulón, la campaña termina con el éxito de la gran noticia del año: la cantera.

Y es que este sábado llegó la redención. El mal sabor de las islas quedó exento de notoriedad. Se acabó a lo grande. El División de Honor puso la puntilla, la guinda de este agridulce pastel aderezado por gotas de todos y cada uno de los equipos que conforman la institución. El toque final. Una victoria para cerrar con una sonrisa. Leganés y Rayo en la cuneta. El Atlético de Madrid en el punto de mira. Ni el presidente azulón quiso perderse la cita. Tranquilidad aparente del mandatario azulón en unos momentos críticos para el nuboso futuro del club.

Y de nuevo remar. Como ocurrió en Vallecas. Los colchoneros se adelantaron primero en un grave fallo de la zaga que minutos después sería corregido por el ‘killer’ de esta Copa. Gabri desde los once metros y las tablas en el marcador. Y a partir de ahí, todo llegó sólo. Sin guiones enrevesados, sin complicaciones. Como la seda.

Juanqui mandó. El engranaje engrasado de una máquina para hacer daño. La transición defens-ataque. El trabajo sucio. Ese que no se pero que si falta el protagonista del mismo el equipo se resiente. 16 protagonistas vestidos de corto. El éxito de una generación que, si se cuida, puede darle muchas alegrías al Getafe en un futuro no muy lejano.

Pero falta el trabajo de dentro. El de mentalización, el de enseñar fútbol. Roberto Rodriguez, Dani Alonso y Álex Andújar. El cuerpo técnico azulón han sido clave en hacer historia. Dos años consecutivos en Copa del Rey y el título conseguido en esta campaña. El fruto al buen hacer.

VAVEL Logo