El Granada sigue sembrando dudas en Tanger
Foto: Laliga.es

Malas sensaciones del Granada en su segunda derrota consecutiva en la pretemporada. El equipo rojiblanco se vio claramente superado por el Ittihad Riadi en la primera mitad y no fue capaz de levantar el marcador en la segunda. La defensa, el punto más preocupante del equipo andaluz.

Buscando el once tipo

Llegaba el Granada a tierras africanas tras caer derrotado el pasado sábado en El Arcángel ante el Córdoba y con la necesidad de mejorar la imagen que se ofreció en tierras califas. José Ramón Sandoval comentaba días antes de la visita a Tanger que en los amistosos restantes iría perfilando ya el once con el que pretende arrancar la competición, el día 24, ante la Sociedad Deportiva Eibar. Por tanto, la visita a Marruecos, englobada dentro de la Gira LFP World Challenge, serviría para que el aficionado nazarí se fuese haciendo una idea de lo que le puede esperar en el inicio de Liga.

El míster de Humanes apostó por un once con Oier Olazabal bajo palos, con Foulquier, Mainz, Babin y Luis Martins en defensa; Fran Rico y Rene Krhin en la sala de máquinas con una línea de tres por delante formada por Rochina, Piti y Jaadi y con El Arabi en punta. De esta forma, Sandoval ponía en liza a los dos jugadores marroquíes en su país natal y dejaba la puerta abierta a las pruebas como podía ser la de Luis Martins en el lateral izquierdo. Enfrente, un recién ascendido a la primera división marroquí que quería dar la sorpresa ante los andaluces.

Un Granada desbordado atrás

Comenzaba el Granada espeso, intentando salir siempre con el balón jugado pero con dificultades en la combinación. Los marroquíes apretaban con ímpetu en el arranque, deseosos de demostrar que pueden competir contra un rival teóricamente superior. Tanto era así que comenzaron adelantándose los locales en el marcador. Una arrancada del extremo izquierdo marroquí, que dejó atrás a Foulquier en la carrera, acabó con el pase al centro del área y Zoran batía cruzado a Oier.

El gol tampoco consiguió despertar al Granada, que seguía viéndose superado por la presión del Ittihad. Estos volcaban su ataque por el lateral derecho, dejando en evidencia los problemas nazaríes en esa zona y haciendo evidente la necesidad de refuerzos para la zaga. En estas, Oier salvó un mano a mano a Zoran cuando el atacante encaraba la portería del guardameta irundarra. Mientras, el primer acercamiento del Granada llegaba en el 25, en un pase largo de Piti y que finalizó Rochina mandando el balón a las nubes. Un minuto después, Foulquier metía el pase de la muerte y salvaba la zaga marroquí antes de que El Arabi la empujara.

Cuando parecía que el Granada reaccionaba, nuevo golpe en contra. De nuevo un balón a la espalda de Foulquier y Badr empujaba a puerta vacía el pase de la muerte. El Ittihad dejaba desnuda a la defensa granadina. Sandoval no conseguía que su equipo plasmara sobre el césped la propuesta que quiere impregnarle.

El lateral defendido por Foulquier fue un constante coladero

Al borde del descanso consiguió recortar distancia el equipo rojiblanco. En un centro del incisivo Jaadi, Rochina no acertó a disparar y El Arabi cruzaba el rechace para incrustarlo en la red defendida por Mohammed. El gol espoleó a los nazaríes que estuvieron a punto de empatar con un balón al palo de El Arabi tras un rechace que cazaba a un fuerte disparo de Rochina. Con esto terminó un primer tiempo decepcionante para el Granada pero que dejaba el marcador abierto.

Sin reacción

A la vuelta de vestuarios, Martins dejaba su hueco a Salva Ruiz en el lateral izquierdo. La segunda parte empezó con la misma tónica de la primera, con balón a la espalda de la defensa y con Oier salvando el mano a mano. Poco después, el Ittihad la tuvo a balón parado con un balón peinado que se fue cerca de la portería granadino. Minutos más tarde, una pérdida garrafal de Mainz estuvo a punto de costar el tercero.

El Granada seguía ofreciendo malas sensaciones, con poca capacidad ofensiva y muchos problemas atrás. Sandoval comenzaba el carrusel de cambios para dar oportunidades a todos los hombres e intentar darle la vuelta al marcador. Mainz tuvo la ocasión al cabecear una falta lateral pero su cabezazo se fue alto.

Foulquier, el que peor lo pasó en la zaga nazarí. Foto: laliga.es

Si los rojiblancos no estaban acertados en ataque, peor lo era en defensa. La banda que defendía Foulquier era un auténtico coladero y los marroquíes volcaban todo su ataque en esa zona. Los andaluces intentaban responder de cabeza, con un cabezazo de Córdoba que se perdió cerca.

Andrés Fernández tuvo su primera actuación comprometida sacando una falta que se colaba y que venía precedida de un libre directo provocado por el mismo portero del club nazarí. La doble réplica vino con un cabezazo de Babin y un disparo de Robert que acertó a sacar Mohammed de manera brillante.

En los minutos finales volvió a salvar Andrés el tercero en una doble intervención excelente y a la contra fue Córdoba el que estuvo cerca de empujarla a puerta. En el descuento fue Success el que se revolvió dentro del área y mandó el disparo cruzado. Sin tiempo para más, el Granada cosechó su segunda derrota de la pretemporada ante un rival que en ningún momento dio la sensación de ser inferior.

La próxima cita de los de Sandoval será el próximo sábado, en casa, ante Udinese. Los rojiblancos harán su presentación ante su afición y con el socio italiano como invitado de gala, en lo que será el test más importante de cuantos lleva disputado el Granada hasta la fecha. Después de este, solo quedarán dos semanas para que se dé el pistoletazo de salida a la competición oficial y, por tanto, a la Liga BBVA. Mucho por mejorar.

VAVEL Logo