Entrevista. Igor Arnáez: "Para mí no había mejor sitio en Vizcaya que el Sestao"
FOTO: sestao-river.com

Igor Arnáez Martín vuelve a sonreír. El carrilero izquierdo forjado a caballo entre Lezama y el Danok Bat, después del sabor agridulce del salto de categoría vivido el año pasado, regresa a Vizcaya y al que fue uno de los equipos donde mejor rindió. A las órdenes del que fuera su mismo técnico en el banquillo verdinegro, Félix Sarriugarte, y con otro viejo conocido como Pedro Izurza, es uno de los pilares de la ‘Operación Retorno’ en el club de Las Llanas; uno de los jugadores más deseados y que, a sus 24 años, espera explotar por fin con una temporada completa todo su potencial futbolístico.

PREGUNTA: El sábado volvió a enfundarse la camiseta verdinegra tres años después. ¿Quién ha cambiado más en este tiempo, Igor o el River?

RESPUESTA: Pues el club no te sabría decir, aunque la plantilla sí que ha cambiado en este tiempo; sólo quedan Izurza y el míster, además de algún jugador que conozco de haberme enfrentado a él, como Jito o Silas. Personalmente mi estilo y forma de jugar no ha cambiado mucho, pero sí un poco la personalidad, y eso igual se refleja en el campo. Por cierto, que tengo ganas ya de pisar Las Llanas y disfrutar del ambiente y de la afición.

P: No podrá negar que el verdinegro ha sido uno de los colores que mejor le han sentado hasta el momento en su trayectoria.

R: En el Lemona jugué a buen nivel para ser mi debut en 2ªB, en Sestao hice media temporada pero muy buena, y también tendría que añadir mi último año en el Bilbao Athletic, del que estoy bastante satisfecho. En estos dos últimos casos es donde más he disfrutado como futbolista hasta ahora.

P: Parecía que su caso iba a convertirse en uno de los culebrones del verano. ¿Tenía claro que tras su experiencia en Tenerife regresar a Vizcaya era su prioridad?

R: Aunque había jugado muy poco este último año guardaba una pequeña esperanza de seguir jugando en 2ª División. Pero la cosa apuntaba a que si llegaba a salir algo sería forzado ya muy última hora, así que hemos considerado que la mejor opción era volver a casa y para mí no había otro mejor sitio en Vizcaya que el Sestao.

P: ¿Y por qué de entre las ofertas que tenía se decantó por la del River?

R: Sobre todo el buen recuerdo que tenía de mi etapa anterior en Sestao, y por supuesto la presencia de Félix en el banquillo han sido claves en mi elección.

P: Repasando su trayectoria nos cuesta afirmar que sea un jugador forjado en Lezama, tanto por la falta de continuidad que ha tenido en el Bilbao Athletic como por su salida en categorías inferiores al Danok Bat, una etapa tan o más importante en su proceso de formación.

R: Sí. Llegué a Lezama siendo cadete, y en juveniles volví al Danok Bat, donde estuve año y media hasta que fiché por el Lemona de Aitor Larrazábal. Luego entré y salí del Bilbao Athletic, con cesiones a Sestao y Amorebieta, hasta que jugué mi último año por fin en el Bilbao Athletic. Se puede decir que mi formación está compartida a medias entre el Athletic y el Danok.

'El buen recuerdo y la presencia de Félix han sido claves en mi elección'

P: La competencia de Aurtenetxe y Saborit impidió su progresión en Lezama?

R: Puede ser. Todos los equipos o entrenadores apuestan por unos jugadores a los que ven con más posibilidades que otros. Igual en ese momento creían que yo no llegaba al nivel o simplemente vieron en ellos cualidades que yo no tenía. Siempre pasa, yo lo veo bien y lo he aceptado sin problemas.

P: En el Danok Bat también jugaba su nuevo compañero Mikel Abaroa. ¿Coincidió con él?

R: No, Abaroa ha jugado tambiénen el Danok pero no hemos coincidido. Sí que me acuerdo de enfrentarme a Silas en el Indartsu, y luego puedo citar a algunos futbolistas que ahora están en la plantilla del Arenas o del Barakaldo, como por ejemplo Yurrebaso.

P: Aitor Larrazábal junto a Féix Sarriugarte sino los mejores, sí han podido ser los más influyentes en su trayectoria. Se puede decir que cuando le han dado confianza y minutos usted ha respondido, como sucedió en su etapa verdinegra, en la que fue un “llegar, ver y vencer.”

R: Sí esos dos nombres que has citado, pero es obligado incluir también a Cuco Ziganda. Sobre la confianza,si te dan minutos juegas más libre y cómodo, y es lo que siempre intentamos los futbolistas, ganarnos la confianza del mister. Es cierto que en Las Llanas tuve la suerte de encontrarme en el vestuario con varios excompañeros del Lemona como Eneko, Apraiz, Izeta…que me hicieron muy fácil y rápida la adaptación en mitad de temporada. Entre esto y la confianza de Félix desde el primer momento estuve muy cómodo.

P: A la vista del rendimiento que dio en el Sestao, cedido por el Athletic, no se arrepient​e de haber dado el paso en verano y no a mitad de temporada?

R: Acababa de llegar al Bilbao Athletic, tras dos años en Lemona, y tenía ganas e ilusión de probar a ver si podía hacerme un sitio en el equipo. Por circunstancias no fue así y en diciembre decidí salir. No me arrepiento porque nadie sabe qué pudo pasar si hubiese salido antes. Las cosas me salieron bien en Sestao y con eso me quedo.

P: Nos consta que el River, más que satisfecho con la imagen dada, intentó al menos en dos ocasiones su regreso. ¿Por qué decidió marchar cedido a Amorebieta la campaña siguiente?

R: Sí que tenía ganas de regresar a Sestao porque me había sentido muy a gusto en todos los aspectos. Pero, la verdad, las cosas salieron de esa forma y no sabría decirte ahora cómo y por qué.acabé en el Amorebieta.

P: Viene de jugar en Urritxe ante uno de sus antiguos equipos. No sé si entre los recuerdos que se le han podido venir a la cabeza está el de ese amargo momento vivido en Ipurúa cuando Axier Intxaurraga le cambia sólo diez minutos después de haberle hecho saltar al césped en el minuto 66.

R: No se me vino a la cabeza nada especial. Había gente conocida, y es cierto que estuve a gusto también en Amorebieta el año que jugué allí. Sobre lo que pasó en Ipurúa, intentas entender al entrenador por qué ha tomado esa decisión. No es plato de buen gusto para ningún jugador que salgas al campo y a los diez minutos te cambien. Es algo raro, a mí es la única vez que me ha pasado en mi vida. Tocó aceptarlo, intentar analizar qué es lo que no había salido bien en el partido, y aprender.

"No es plato de buen gusto que salgas y a los diez minutos te cambien"

P: Su último año en Lezama es en el que por fin se cuenta con usted durante toda la temporada, aunque comparte la titularidad con Egoitz Magdaleno. Con la controversia que en estos últimos años ha suscitado el tema del 3 en San Mamés, ¿Cree que si le hubiesen dado esa confianza tres años antes igual su sitio no habría estado en 2ª B?

R: Es lo mismo de antes. Nunca sabes. Si me llegan a dar la confianza antes, igual no habría estado preparado para responder como lo hice el año pasado. Mirando atrás no voy a cambiar, y aunque sí que habría sido diferente, nadie garantiza que me hubiera ido mejor ni peor de lo que me ha ido hasta ahora.

P: El verano pasado se incorporó a Sesiones AFE. ¿Cómo fue esa experiencia?

R: Fue una experiencia muy buena, que te ayuda no sólo a estar preparado para tu futuro destino, sino a despejarte un poco, a olvidarte de la situación en la que estás en esos momentos. Estar buscando equipo en verano no es muy cómodo: la incertidumbre de no saber dónde irás, tener a la familia pendiente…

P: Tenerife suponía el salto a 2ª A. Sin duda la presencia de dos excachorros como Unai Albizua e Iker Guarrotxena contribuyó decisivamente a su éxodo a tierras canarias. ¿Se adapta bien el jugador vasco al cambio?

R: Yo creo que lo que más influyó fue mi buena temporada en Lezama, aunque también la presencia de Iker y Unai, que llegaron antes, puso su granito de arena. Sobre el cambio, no es nada agobiante. Te acostumbras bien y no es un problema.

P: Sin duda la competencia, pero también una importante lesión, explican su poca aportación al equipo tinerfeño esta temporada. ¿Está ya olvidado el susto del riñón?

R: Sí, se quedó en un susto, ya se ha pasado y me encuentro perfectamente para afrontar la temporada. Fue un golpe que recibí en un partidillo, y que según el parte médico derivó en una laceración renal. Al principio parecía que podía ser algo más grave, porque no se sabía como iba a evolucionar, y por ello el tiempo de baja fue más un tema de prevención. Lo que peor llevé fue el aburrimiento de estar tanto tiempo en el dique seco, aunque afortunadamente me llegó la compañía de mis padres y de mi novia para poder sobrellevarlo mejor. El club además se portó muy bien, atento siempre por si necesitaba cualquier cosa.

P: Volviendo a la actualidad, ¿la reciente incorporación de Javi Tarantino aumenta las posibilidades de que en más de una ocasión Félix adelante su posición a la de interior izquierdo?

R. No lo sé, porque ‘Taran’ cuenta que últimamente ha venido jugando de central. Si algunos partidos Félix opta por adelantar mi posición, yo no tengo ningún problema. Todos los años, en cualquier equipo, algún partido me toca jugar ahí, y aunque me encuentro más a gusto arrancando desde el lateral, como todo futbolista lo que quiero es jugar.

"Lo peor de Tenerife fue el aburrimiento de estar tanto tiempo en el dique seco"

P: ¿Veremos en Sestao la mejor versión de la ‘Anguila’ con ese juego eléctrico y veloz subiendo la banda de Las Llanas?

R: La ‘anguila’ es un apodo que me puso Edu Abad en Sestao, pero no me suelen llamar mucho, la verdad. Y por supuesto espero dar una buena imagen, ojalá la mejor.

P: Para finalizar, es de suponer que una buena clasificación a final de liga y alcanzar la continuidad y regularidad que por una u otras circunstancias se te han venido resisitiendo temporada tras temporada, serán tus objetivos de partida.

R: La idea es trabajar todos los días para estar cada partido en el once, a ver si éste es el año de la continuidad soñada. Pero el objetivo sobre todo es a nivel colectivo, porque se trata de aportar al equipo para que esté lo más arriba posible. Conseguir la permanencia lo antes posible, y a partir de ahí a ver hasta dónde podemos llegar. Ojalá fuesen playoffs, pero eso ya se verá.

VAVEL Logo