El Tenerife se impone al Eibar en la tanda de penaltis
Foto: Nauzet Sosa

La Sociedad Deportiva Eibar había reservado dentro de sus vitrinas un sitio para el trofeo del Teide, pero regresará a casa de vacío. Después de noventa minutos en los que la igualdad fue la tónica predominante del encuentro, la tanda de penaltis decantó la balanza a favor del Tenerife. Una derrota anecdótica para los pupilos de José Luis Mendilibar, que a día de hoy no le deben dar importancia a los resultados. La prioridad es llegar en buenas condiciones al debut liguero en Granada. 

Por primera vez en lo que llevamos de pretemporada, el entrenador de Zaldibar decidió apostar por un once titular integrado en su mayoría por futbolistas del primer equipo. Imanol Corral fue el único canterano de una alineación en la que se pueden empezar a sacar algunas conclusiones. Dos Santos y Ramis formaron por primera vez juntos, al igual que Dani García y Gonzalo Escalante en el doble pivote.

El Eibar saltó al campo con la intención de hacerse con el control del partido. A base de intensidad y agresividad en la recuperación, con las líneas muy adelantadas y con buenas maneras en las circulaciones del balón, los eibarreses llevaron la iniciativa en el juego durante la primera mitad. Un guión de partido que no desagradaba al Tenerife, que apostaba por replegarse en su campo y lanzar veloces transiciones.

Los primeros minutos fueron claramente para el Eibar, que estuvo a punto de adelantarse en el marcador. Dani García avisó con un disparo potente que atrapó en dos tiempos el guardameta local. Poco a poco, los armeros fueron haciendo de sus circulaciones un juego bastante previsible con demasiados pases horizontales, lo que permitió al Tenerife crecer con el paso de los minutos. 

Mendilibar diseñó un once formado en su mayoría por futbolistas del primer equipoAl equipo azulgrana le sigue faltando una pieza que dote de mayor creatividad al juego interior y mientras ésta no llegue, las soluciones para profundizar en busca de la portería rival se encuentran por las bandas o mediante desplazamientos largos. A partir del primer cuarto de hora, el Tenerife fue superior y a Irureta se le empezó a acumular el trabajo.

Aitor Sanz dispuso en sus botas de la ocasión más clara para los tinerfeños, pero su disparo se marchó por encima del larguero. El Tenerife generó mucho más juego por su banda derecha, donde Corral sufrió para sostener las internadas de Omar. Fue el primer aviso. En el segundo acercamiento sobre la portería defendida por Irureta, los locales no perdonaron.

Cristo González se hizo con un balón en el centro del campo, envió un gran pase a Pedro Martín sobre la espalda de la defensa y éste no perdonó en el mano a mano. Al igual que este jueves en La Orotava, el Eibar no necesitó mucho tiempo para devolver las tablas al marcador. Lo hizo Saúl Berjón, poco antes del descanso, con un golazo en un lanzamiento a balón parado.

Al descanso se llegó con empate en el marcador. Visto lo visto, un resultado justo. Tras el descanso, Mendilibar decidió dar entrada en el césped a David Juncá. El lateral catalán apenas tuvo incidencia en el ataque del Eibar y todavía necesitará varias semanas para coger el ritmo de sus compañeros, pero sin duda alguna, es una de las incorporaciones más estimulantes que ha realizado la entidad eibarresa.

David Juncá saltó tras el descanso y disputó sus primeros minutos como jugador armeroNada más empezar el segundo tiempo, los armeros tuvieron una buena ocasión para adelantarse. Fue en un disparo raso y ajustado de Keko que detuvo Dani. Como era de esperar tras una primera parte disputada a una gran intensidad, el ritmo decayó en los segundos cuarenta y cinco minutos. El Eibar dio un paso atrás y eso permitió que el Tenerife contara con mayor posesión de balón.

Aún así, gracias a los buenos balances defensivos del equipo y a la falta de claridad del Tenerife en los últimos metros del campo, Irureta no tuvo que emplearse a fondo. La única acción clara llegó en una buena volea de Pedro que obligó a intervenir al cancerbero vizcaíno. El Eibar empezaba a dar síntomas de cansancio y Mendilibar optó por darle frescura al equipo.

Arruabarrena, Dos Santos y Enrich abandonaron el campo cediendo su posición a Borja Bastón, Julen López y Thaylor, respectivamente. De las botas del atacante bilbaíno salió la mejor acción por parte del Eibar en la segunda parte. Un disparo lejano que despejó a córner el guardameta tinerfeño. Fue la última opción para evitar una tanda de penaltis con la que volvieron a encontrarse los armeros.

Esta vez, la suerte dio la espalda a los guipuzcoanos. Irureta no fue capaz de detener ningún penalti, mientras que Dani se convirtió en el protagonista de la noche con dos intervenciones. El Eibar regresará este sábado tras realizar una sesión de recuperación y descansará hasta el lunes por la tarde. Poco a poco, la pretemporada se acerca a su final y el inicio de la competición está cada vez más cerca. Las cosas se empiezan a poner serias.

VAVEL Logo