Óliver guía al Atlético
Foto: www.clubatleticodemadrid.com

El amistoso disputado en Alicante entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad empezó tar en el estadio Rico Pérez. La razón fueron los problemas en el vuelo de los donostiarras. Aún mayor fue la tardanza del pitido inicial porque que los de Moyes llegaría al estadio prácticamente a la hora (ya retrasada) del partido. Una vez y como ya sucediera el verano pasada ante el América -esa vez por un pinchazo en el autobús de los rojiblancos- el Atlético retrasaba un amistoso de pretemporada.

Hora y media después de lo acordado comenzó el partido en el Rico Pérez

Comenzó el partido y comenzaron con buen ritmo de los de Simeone. Presión arriba y balones largos, siempre buscando el ataque y al jugador rojiblanco más adelantados de todo, Fernando Torres. Mientras, Óliver y Griezmann intentaban trenzar en zonas intermedias a la vez que los laterales ensanchaban el campo. En la Real Sociedad asomaba Bruma lo mejor de los vascos, un peligro constante. 

Esa intensidad rojiblanca se vio en la acción del primer gol en el primer cuarto de hora. Una gran jugada entre Filipe, Koke y Torres por el franco izquierdo, terminó con centro al segundo palo del redebutante Filipe y, tras varias luchas aéreas, Bergara despejó en su contra y realizó un gran sombrero a su propio portero para poner el 1-0 en el marcador a favor de los colchoneros.

Óliver fue el encargado de mover al equipo y dar luz a su juego

Con el luminoso ya a su favor l Atleti dominaría el resto de la primera mitad con un gran juego interior, guiado por el nuevo 10 rojiblanco y apoyado por el siempre presente Koke y el siempre vistoso Griezmann. Las internadas de Filipe también fueron clave en el juego de los de Simeone. Un auténtico dejavu maravilloso para la parroquia colchonera que volvía a tener entre sus filas al gran lateral del Manzanares. La mala suerte se tiñió de blanquiazul cuando, en una de estas internadas del lateral zurdo, Xabi Prieto se veía obligado a abandonar el encuentro por una fortuita lesión que le hizo ser sustituido por Zurutuza.

Óliver director

Tomó de nuevo las riendas el Atlético desde las botas de Óliver. Al canterano no le pesa el juego y el Atlético disfruta de ello. Mejoraron durante los siguientes 45 minutos su juego, pero el segundo gol apareció cuando menos ritmo había. Antes de eso el 10 rojiblanco se había encargado de mantener su brillo en el campo.

Griezmann volvió a marcar a la Real, pero no lo celebró

Koke y Torres tuvieron en sus pies y cabeza -la de El Niño- el segundo de la noche, pero ese era para Antoine. Una gran jugada colectiva en la banda derecha sirvió para que Griezmann volviera a mojar en un partido más. Y ya van cuatro goles. El extxuriurdin no quiso celebrar, como ya ocurriese el curso pasado en Liga, su tanto al que fuese su equipo.

VAVEL Logo