El Real Madrid Castilla cae ante un Villarreal B superior
Foto | Dani Mullor - VAVEL

Tras la derrota ante el histórico Burgos el pasado miércoles, el Real Madrid Castilla recibía al Villarreal B en el que prometía ser un potentísimo duelo de filiales. La juventud y ganas de los veintidós protagonistas presentes sobre el verde del Alfredo Di Stéfano debían ser suficiente para ver un partido lleno de intensidad y ocasiones. Ambos filiales están en el tramo final de partidos preparatorios y tienen que darlo todo para empezar la competición oficial al 100% de forma y moral.

Javi García y Carlos Martínez hacen sangre a una pobre defensa

Nuevamente, como ya pasara ante el Burgos, el encuentro se puso cuesta arriba desde el principio. En el minuto seis ya mandaban los visitantes. Un perfecto pase a la espalda de la defensa, enviado por Antón para Javi García permitió al canterano del Submarino amarillo abrir la lata para el Villarreal B. Definió con un buen toque con la pierna diestra ante el intento de Carlos Abad por detener la pelota. Una vez más, las expectativas de Zinedine Zidane se veían colmadas ante un rival que salió con muchísima más intensidad y ganas de ganar en el inicio del partido.

Poco después el conjunto dirigido por Francisco López iba a tener la oportunidad de aumentar la distancia en el marcador con otro balón a la espalda para Javi García. Esta vez el “11” amarillo la puso atrás para la llegada de Carlos Martínez, pero su disparo no consiguió colarse en la portería merengue. Pero sí lo iba a hacer en el minuto 26. Una pérdida merengue y un nuevo balón a la espalda de León y Lienhart. Carlos Martínez corrió con el esférico pegado a la bota y definió con tranquilidad ante Carlos Abad. Los amarillos buscaron con mucha tranquilidad y facilidad la espalda merengue y a raíz de ahí llegaron sus dos goles. El Castilla apenas había inquietado a Aitor y la derrota parcial estaba siendo muy merecida.

Las llegadas del Castilla se resumieron en un par de internadas de Garci por banda derecha que acabaron en sendos disparos que se marcharon desviados. En los minutos finales del primer tiempo los de Zidane protagonizaron algunos arreones pero con nula efectividad. Mauro y Javi Ramírez estuvieron muy acertados defendiendo a Markkanen y Enzo Zidane.

La segunda mitad empezó con un guion totalmente distinto al visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos. El Real Madrid Castilla era el equipo que dominaba y Enzo y Narváez los que protagonizaron las jugadas de peligro, en lugar de la delantera rival. La charla de Zidane en el banquillo parecía haber surtido efecto en sus jugadores y sus pupilos empezaban a atacar con fe en la remontada.

Los contínuos cambios en los dos equipos fueron la tónica del segundo tiempo y sirvieron para frenar el ritmo que parecía haber tomado el encuentro en los primeros instantes tras la reanudación. La delantera amarilla, ahora con Fran Sol, Carlos Martínez y Mario a la cabeza, apenas pudo inquietar a Carlos Abad, que vio como la facilidad con la que los visitantes le creaban ocasiones en el primer tiempo parecía haber desaparecido. La entrada de Mariano y en especial la de Álvaro Jiménez le dieron aire e intensidad a un Real Madrid Castilla que veía conforme pasaba el tiempo que los goles no llegaban. En las botas de Narváez estuvo la mejor ocasión, pero Ander estuvo muy acertado en su intervención.

Un golazo de Mariano adorna el marcador

Conforme pasaban los minutos comenzaron a llegar de nuevo las ocasiones para el Villarreal. Las contras con jugadores de la velocidad de Mario y Leo Suárez fueron clave y a punto estuvo de llegar la sentencia definitiva para el equipo de Francisco López. Abad y la defensa merengue detuvieron las acometidas del Submarino.

Fue entonces cuando llegó el único tanto del Castilla. Mariano Díaz mandó un latigazo de falta directa a la escuadra defendida por Ander, quien se estiró pero sin posibilidad de alcanzar aquel misil dominicano. El gol levantó el aplauso de todo el público, que empezó a animar con la intención de conseguir al menos el empate en los escasos minuto de juego que quedaban. Pero no hubo tiempo para más, pues el Villarreal B no dejó a su rival acercase a su área y se defendió con oficio y posesión. De esta forma los merengues cosechan su segunda derrota de la pretemporada en dos partidos contra equipos de su misma división. El Submarino por el contrario se lleva una importante victoria mostrando un buen nivel que le permitirá llegar al comienzo de temporada con mucha moral.

VAVEL Logo