Villarreal C.F 2015/2016: Mateo Musacchio
Foto: VAVEL

Desde hace ya muchos años, la defensa del Villarreal posee un inquilino inamovible, un factor común temporada tras temporada. La afición 'grogueta' está ya acostumbrada a citar la alineación partiendo de una premisa intocable: Mateo Musacchio es el central del equipo. 

No es de extrañar. El central argentino lleva desde 2010 dando guerra y se ha ganado a pulso tanto su condición de ídolo como su condición de capitán en el Villarreal. Lo ha conseguido a base de partidos a un gran nivel, lealtad y una serie interminable de buenas actuaciones que le convierten en el líder de la defensa del Submarino.

Musacchio sufrió una espantosa lesión la temporada pasada que le mantendrá alejado del terreno de juego un tiempo. No obstante, nadie duda que, cuando vuelva, volverá a hacerse con la zaga y será de nuevo el capitán y líder que el Villarreal necesita.

Debut en Primera argentina y fichaje por el Villarreal

Mateo Musacchio llega a River en 1999, con 9 años de edad. Antes, había jugado en equipos de menor nivel como el 25 de mayo, Club de Martínez o Estrella de Maldonado. Musacchio realizó su formación como futbolista en el club 'millonario' y se convirtió en el jugador más joven en debutar con el primer equipo de River cuando apenas sobrepasaba los 16 años. Aquello fue en la temporada 2006/2007.

Musacchio apenas jugó seis partidos con el primer equipo de River Plate. Passarella dejó el banquillo de River y llegó Gorosito, quien no confió en el joven central. De ese modo, en el verano de 2009, Mateo Musacchio se incorporaba a la disciplina del Villarreal C.F para jugar con el filial. 

Su debut con el Villarreal B se produjo en la segunda jornada de liga (Segunda División) frente al Córdoba. Esa misma temporada, la 09/10, Mateo Musacchio debutó con el primer equipo del Villarreal. Fue el 13 de febrero de 2010 contra el Athletic de Bilbao, partido que ganó el Villarreal por 2-1. El central acabó jugando 22 partidos con el filial y 7 con el primer equipo, dejando muy buenas sensaciones.

Asentamiento en el primer equipo

La temporada siguiente, la 2010/2011, Musacchio fe incluido en la primera plantilla del Villarreal. Mucha culpa de ello la tuvo el entrenador, Juan Carlos Garrido, que había sido coordinador de la cantera "grogueta" y entrenador del Villarreal B. Pronto, el central argentino se fue haciendo con un hueco en el equipo titular a base de buenas actuaciones, aunque el hecho de ser un recién llegado desde el filial le restaba opciones ante otros centrales como Gonzalo Rodríguez o Carlos Marchena. 

No obstante, la temporada fue magnífica. Musacchio disputó 31 partidos y se convirtió en un ídolo para la afición de El Madrigal. El equipo acabó cuarto y se clasificó para jugar la Champions League la temporada siguiente. Mateo Musacchio empezaba a convertirse en un jugador importante en el Submarino Amarillo.

Descenso, lealtad y capitanía

Aunque todo pintaba bien para el Villarreal, la desgracia se cebaría con el club. La venta de Cazorla y la grave lesión de Rossi afectaron muy seriamente al equipo, que cayó en Champions quedando último en el "grupo de la muerte". En liga, pese a que no parecía posible y sin haber tocado los puestos de descenso en toda la temporada, el Villarreal bajó a Segunda en la fatídica última jornada de liga. El palo fue tremendo y muchos jugadores dejaron el club después de ello. 

Musacchio no fue uno de ellos. El central, pese a saber que era una de las estrellas del equipo y tener ofertas interesantes fuera, decidió quedarse y devolver al Villarreal adonde merecía. Las salidas de Gonzalo Rodríguez, Diego López y Giuseppe Rossi le dejaron como tercer capitán a sus 21 años. 

El central argentino fue clave para el ascenso. Jugó casi todos los partidos de liga y fue uno de los líderes que llevaron al equipo de vuelta a la Liga BBVA. Al finalizar la temporada, Marcos Senna abandonó el club, lo cual le situó como segundo capitán por detrás de Bruno Soriano, posición en la que está actualmente. 

Líder de la defensa

Su condición de capitán y sus buenas actuaciones partido tras partido en el Villarreal han llevado a Musacchio a ser el líder indiscutible de la defensa 'grogueta'. El alto nivel que ha mostrado el central en los años que lleva defendiendo la camiseta del Villarreal le han llevado incluso a debutar con la Selección absoluta de Argentina, algo que la afición del Submarino lleva pidiendo desde hace ya tiempo. 

Su grave lesión la temporada pasada supuso un duro golpe para el equipo. Sus compañeros, la afición, el entrenador y todos los miembros del club están esperando su recuperación como agua de mayo. Mateo Musacchio volverá con la intención de liderar la zaga 'grogueta' y de llevar al Villarreal a lograr sus objetivos una temporada más.  

VAVEL Logo