La España de Sudáfrica se reencuentra ante Eslovaquia

El partido arrancó con un Carlos Tartiere expectante por ver a sus ídolos cosechar una importante victoria que los colocara en lo más alto de la clasificación de su grupo. Por delante, el rival más duro posible en esta fase clasificatoria, Eslovaquia. El combinado visitante, aparentemente asequible en cuanto a nombre, pero temido siguiendo sus resultados, saltaba al césped del municipal ovetense sin conocer la derrota y habiendo sido el verdugo de 'La Roja' en su anterior encuentro.

Samir Skomina, colegiado del encuentro, señaló el inicio del partido y ya desde bien pronto la cosa se puso seria. La posesión comenzó siendo para los hombres de un Vicente del Bosque, que cuando apenas se llevaban 40 segundos de partido, se llevó el primer susto. El delantero eslovaco Mak se marchaba de Jordi Alba por la banda de derecha y la pelota acabó en saque de esquina. El balón se puso en juego y la pelota fue despejada por Sergio Ramos sin complicaciones.

La Selección no se puso nerviosa y continuó haciendo lo que mejor sabe, que es tocar la pelota y buscarle las cosquillas a la defensa rival con jugadas al primer toque. Así, solo unos minutos más tarde Pedro contestó a la jugada de Mak on una buena internada por banda izquierda que el central Salata mandó a saque de esquina, haciendo una gran cobertura.

Desde ese momento la posesión pasó a tener un solo dueño, que no iba a ser otro que el equipo de Vicente del Bosque. Silva, Pedro e Iniesta hicieron levantarse a la gente de sus asientos en un par de ocasiones aunque el muro defensivo visitante arrebató en todo momento las esperanzas locales. Fue en el minuto 5 de partido cuando un gran pase del centrocampista del Manchester City David Silva conectaba de forma perfecta con un el desmarque de ruptura de Jordi Alba, provocando el primer tanto de España. El defensa culé remataba con la cabeza y batía a placer al guardameta visitante Kozácik.

España se colocaba así primera en su grupo, pero la cosa no iba a acabar ahí. 'La Roja', comandada por un David Silva espectacular, se puso el mono de trabajo y despertó al verdadero espíritu del 'tiki-taka'. Las jugadas al primer toque se sucedían y los jugadores comenzaban a recordar viejas sensaciones. Eslovaquía se limitaba a defender y espera un desajuste defensivo en el eje Piqué-Ramos para devolver el empate al marcador del Carlos Tartiere. Los minutos pasaban y Jordi Alba volvía a gozar de una buena ocasión para hacer el segundo de España, y el suyo en su cuenta particular.

Alba, tras un espectacular pase de Silva, puso el 1-0 en el minuto 5

En el 29 de la primera parte llegaría el punto de inflexión. Diego Costa lograba realizar un gran desmarque y plantarse solo ante el portero local, que derribaba al delantero español señalando así el colegiado, penalti. Iniesta agarró la pelota, miró fijamente a Kozacik, con tarjeta amarilla tras el penalti, y anotó el segundo del partido para España desde los 11 metros. Tímidamente lo intentó entonces Eslovaquia, que 3 minutos más tarde hilaba una bonita jugada que Gerard Piqué despejaba sin contemplaciones. Poco más se pudo ver en la primera parte. España tuvo la posesión de balón durante la mayor parte de los minutos y Eslovaquia lograba realizar su primer tiro a puerta, aunque Casillas lo mandaba a córner sin complicaciones.

Así acababa la primera parte en Oviedo, en un Estadio Carlos Tartiere que coreaba los nombres de sus héroes del Mundial de 2010 o la Eurocopa de 2012, con un 2-0 en el marcador que parecía quedarse corto.

Los segundos 45 minutos arrancaron como habían concluído los anteriores, con España dominando. Los hombres de Vicente del Bosque pronto se hicieron dominadores del esférico y David Silva desde dentro del área fue el primero en avisar de lo que se les podía venir encima a los eslovacos, con un disparo al lateral de la red. Lo mejor de los visitantes iba a llegar con dos jugadas del recién incorprado Duris, que con buenas internadas por banda le metía el miedo en el cuerpo a los españoles, obligando incluso a Iker Casillas a intervenir.

Los minutos fueron pasando y los esfuerzos visitantes se fueron diluyendo mientras España sumaba a las estadísticas largas posesiones de balón que acababan en centro lateral con peligro. En uno de ellos, desde la derecha gracias a Juanfran, cerca estuvo Silva de sumar el tercero al marcador. Así, la Selección fue trenzando grandes jugadas que o bien por la muralla defensiva del equipo visitante o el desacierto de los hombres de rojo acababan en nada.

El Carlos Tartiere ovacionó a Cazorla y a Iniesta

Los cánticos y festejos de la grada solo fueron interrumpidos en dos cosasiones. La primera para recibir al canterano carbayón Santi Cazorla, que ingresaba en el terreno de juego por Fábregas, y la segunda para ovacionar al hombre de Sudáfrica, a Andrés Iniesta. Poco más se pudo destacar en lo que restó de partido, salvo una desafortunada chilena de Diego Costa y un nuevo intento desde fuera del área de David Silva, uno de los mejores del encuentro en Oviedo.

De esta manera y con el retorno del 'tiki-taka', España suma tres puntos más a su casillero y se coloca en lo más alto del Grupo C con 18 puntos en total, y empatada con Eslovaquia. El próximo compromiso de los hombres de Vicente del Bosque será el próximo martes ante Macedonia, en la que será la octava jornada de la ronda clasificatoria para la Eurocopa 2016.

VAVEL Logo