Griezmann acalla el infierno turco
Griezmann celebra el segundo tanto rojiblanco | Foto: Ángel Gutiérrez - ATM

El evento comenzaba sin nervio ni tensión en los tuneles posteriores al vestuario. Muslera y Godín se sonreían justo antes de saltar al campo. Las sensaciones no eran de retroceso ante un hipotético infierno. Los primeros diez minutos de partido fueron contienda por dominar el balón. El Atleti se encontraba cómodo en situaciones de ida y vuelta. El objetivo era claro, abrir la lata, y Vietto lo intentaba sin fortuna, disparando sin fuerza desde fuera del área. Jackson Martínez, algo fuera de ritmo, no encontraba el desmarque ni espacio para el disparo.

Griezmann imparte justicia

Griezmann, que ya conoce los centros rasos de Juanfran, tiró el desmarque hacia fuera y con una exquisita definición inauguró el marcador en el 18'. Interior al primer toque, imprimiendo velocidad y potencia al balón con el golpeo. El Atleti presionaba muy arriba para agobiar la salida del balón de los turcos. Antoine, muy influyente en el juego visitante, lideró al equipo hasta quedarse sin energías.

El francés, a los 25 minutos, finiquitó el partido anotando su doblete personal. Combinación perfecta entre Koke, Godín y Griezmann, el equivalente a centro, facilitación y gol. El siete del Atleti iguala, en un partido, sus números en Europa del pasado año. Quizás en la mejor etapa de su carrera sea donde más brille en el panoráma futbolístico, quizás esta campaña.

El nuevo ídolo del Vicente Calderón también tuvo anticipación a pases entre líneas, tarea que también han cumplido los mediocentros. Tiago y Saúl muy activos con tacklings para destruir jugada e iniciar contraataque. Koke intentaba filtrar pases pero sin determinación.

Juanfran en gran estado de forma, asistencia y recuperaciones en campo rival

Juanfran en gran estado de forma, asistencia y recuperaciones en campo rival que acababan creando peligro. Siqueira no estuvo tan acertado: participativo en cuanto a la combinación pero los centros sin precisión. El Atlético estuvo muy incisivo en su juego por las bandas. Los de Turquía, en cambio, muy espesos en la salida, realizaban antes del intermedio su primer cambio (Umut Bulut entraba por Emre Colak).

El Galatasaray intentaba buscar puerta los cinco minutos finales antes del descanso. Llegaban las mejores ocasiones para los turcos. Oblak no tuvo que intervenir salvo en un par de ocasiones contadas en el primer tiempo; un disparo lejano de Sneijder que se envenenaba con el bote lo mandó a corner; y un buen remate de Burak Yilmaz a centro de Carole, que se iba por el lado izquierdo del meta esloveno. Denayer también lo intentaba por arriba pero sin encontrar recompensa.

Del dominio al agobio

El Türk Telekom Arena se iba con malestar ante sus jugadores y la superioridad de los madrileños. El Atlético dominaba totalmente el encuentro y sacaba ventaja de dos goles al descanso. La segunda parte sería otro planteamiento diferente por parte de Diego Pablo Simeone. Los de la ribera se colocaban en bloque ante la ofensiva turca que lo intentaría a la desesperada.

Wesley Sneijder atacaba desde lejos. En la primera parte encontró puerta pero se topó con guantes, no sería el caso de los 45 minutos siguientes. Aperturas a la nada o disparos a las nubes como justificación a la no penetración de su equipo. El equipo dirigido por Hamza Hamzaöglu sacaba su mejor as, Yasin Öztekin en lugar de Sabri Sarioglu. Bulut lo intentaba con fuerza al inicio del segundo tiempo, sin peligro. Griezmann era el punto a cubrir del cuadro español.

Saltaban las alarmas pero "el faraón" se levantaba y aguantaba

Godín dio el susto en el 51', cuando se echó al suelo con la mano en la rodilla. Saltaban las alarmas pero "el faraón" se levantaba y aguantaba la pareja uruguaya como zagueros. Giménez también muy fino en su posición, fuerte y contundente al choque. Los de camiseta azul, hoy, conseguían un contragolpe iniciado por Koke. Vietto veía el espacio pero Jackson Martínez erraba en el disparo por precipitarse, en su izquierda tenía totalmente solo a Griezmann para que materializara su hat trick. Los del oso y el madroño bajaban el pistón, perdían la posesión y esperaban más retrasados al rival, con menos fluidez en el juego que en la primera parte.

El delantero cafetero no encontró el espacio ante el Galatasaray, ni para el pase ni para el disparo. Su aportación más destacada fue su repliegue y colocación en defensa, ya que era el referente en ataque y retrocedía hasta el centro del campo. Fernando Torres entraría en su lugar en el minuto 60. El "niño" arranca a la aventura contra el mundo, quizás las combinaciones rápidas o el remate directo sean otras opciones más funcionales para el fuenlabreño.

El argentino se alía con naturalidad al astro francés

El Galatasaray presionaba más arriba a la hora de partido. El Atleti, con más jugadores de toque en el campo, salía bien de la intentona rival. Juanfran sufría una entrada por la que Burak Yilmaz, alterado por su incapacidad de reacción, veía la cartulina amarilla. Vietto, con una buena actuación en el campo, dejaba su lugar a ocupar por Gabi. El argentino se alía con naturalidad al astro francés. El centrocampista español vería la tarjeta amarilla al minuto de saltar al césped, por una entrada a Yasín.

La más clara para los del Cholo en la segunda parte llegó en el minuto 67'. Más de diez toques seguidos, centro de Saúl, mala salida de Muslera en el despeje y tiro tapado de Tiago, la defensa despejaba una jugada magnífica. Podolski fue la decepción, en cuanto a puesta en escena de la noche. Lo intentó con disparos lejanos o desde la frontal del área, ninguno con éxito. Fue sustituido por Sinan Gümüs en el minuto 71. Innan lo intentaba desde lejos sin fortuna para los locales. Óliver Torres muy extravagante en su flagrante salida al terreno de juego (minuto 79 como recambio a Saúl), posesión para dejar morir el encuentro.

Los quince últimos minutos de partido eran placenteros para los de la capital española, el canterano lucía su visión de juego con un pase al hueco que Antoine no aprovechó. Los rojiblancos viajan a casa con sus primeros tres puntos bajo el brazo.

VAVEL Logo