800 goles en Primera

El partido que enfrentó al Villarreal C.F. contra el Athletic de Bilbao no solo significó tres puntos para el conjunto de Marcelino García Toral, sino también un nuevo récord del Submarino Amarillo: su gol número 800 en la Liga BBVA. El autor del tanto, Bruno Soriano, demostró estar al día de las estadísticas del club al afirmar que: "Fue un gol que llegó en un momento importante y que significaba encarrilar el partido. Sabía que era el gol 800 y eso me hace estar feliz por lograr también ese registro". El gol devino de un penalti cometido sobre Leo Baptistao, que había entrado al principio del encuentro por el lesionado Cédric Bakambu y fue el de Artana el encargado de lanzar el penalti con su efectividad habitual para así conseguir un gol histórico. En total el equipo castellonense suma ya 802 goles al marcar otros dos tantos en la victoria final por 3-1.

Corría el año 1998 cuando el Villarreal debutó en Primera División. El debut en la máxima categoría del fútbol español no fue el partido más brillante del Submarino, pues aquel 31 de agosto perdió contra el todopoderoso Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Pese a que el partido finalizó con un 4-1 para los locales, aquel partido es uno de los que ningún aficionado del Villarreal podrá olvidar jamás, pues además del debut supuso el primer gol del club groguet en Primera, a manos de Gheorghe Craioveanu, más conocido como Gica Craioveanu. El equipo que por aquel entonces entrenaba José Antonio Irulegui acabó descendiendo a Segunda División, si bien dio guerra al vencer al Valencia C.F. en El Madrigal y, sobre todo, al F.C. Barcelona en el Camp Nou por 1-3.

La primera centena de goles llegó con un tanto de Gerard Escoda, jugador del Villarreal entre el año 2000 y el 2002. Más conocidos, al menos en la memoria reciente del club, son los autores del gol nº 200 (Sonny Anderson), 300 (Santi Cazorla) y 400 (Diego Forlán), pues todos ellos fueron piezas clave en el Villarreal de principios de la década anterior. Pese a que este tipo de estadísticas suelen estar vinculadas a grandes delanteros, también hubo un defensa capaz de entrar en los libros de historia grogueta al anotar el medio millar de goles, Fabricio Fuentes. Más tarde llegaron el gol nº 600 de Giuseppe Rossi y el nº 700 anotado por Ikechukwu Uche.

De todos estos goles tan solo los de Santi Cazorla, Fabricio Fuentes y Bruno Soriano han sido anotados por un jugador que no fuera un delantero, siendo el caso del defensa argentino el más llamativo puesto que su misión es evitar goles, no marcarlos. Tras 16 temporadas del Villarreal C.F. en Primera División (conocida como Liga BBVA a partir de la temporada 2008/2009), el Submarí Groguet ha conseguido una media de 50 goles por campaña, por lo que, teniendo en cuenta que en el presente curso tan solo se han jugado cuatro jornadas, la cifra de los 900 goles se alcanzará en la próxima campaña si tanto esta como la próxima se desarrollan con normalidad.

Si destacan dos nombres de esta lista de goleadores centenarios, son los de Giuseppe Rossi y Diego Forlán, máximos goleadores del equipo castellonense con 54 tantos cada uno e incontables ovaciones tarde tras tarde en El Madrigal. Si la preponderancia de delanteros en esta lista sirve como regla, el próximo registro que bata el Villarreal llevará el nombre de alguno de los arietes de la actual plantilla. Bakambu, Soldado, Leo Baptistao y (si se quedara) Adrián López, tienen una cita con la historia.

VAVEL Logo