Nicolás Martín-Sanz podría sufrir una pena de cárcel por estafa
Martín-Sanz (a la derecha de la imagen) durante el Real Madrid Castilla - Real Sociedad B | Dani Mullor - VAVEL

La Junta directiva del Real Madrid, la cual está presidida por Florentino Pérez, ha vuelto a ser señalada - después de que el vocal, Luis Blasco, se viera salpicado por el caso de las tarjetas black de CajaMadrid, lo que provocó además su destitución de la entidad blanca - con motivo de la acusación de Nicolás Martín-Sanz García, presidente del Real Madrid Castilla, por estafa, lo que podría costarle hasta seis años de cárcel, según ha informado la cabecera 'El Mundo', que añadía que el juicio se celebraría en la sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid.

Nicolás Martín-Sanz podría enfrentarse a una pena de seis años de cárcel según 'El Mundo'

La supuesta estafa tuvo lugar en la primera mitad de 2012, cuando la víctima, un abogado, pidió un préstamo de 591.000 euros para su empresa a Nicoh Proyectos e Inversiones S.L., compañía perteneciente al mandatario merengue. El acuerdo se cerró en seis pagarés - "título o documento de crédito por el que una persona (librador o firmante) se obliga a pagar a otra (tenedor), o a su orden, una cantidad en fecha y lugar determinados" - para financiar la deuda; todo dio un giro cuando en abril de 2012 el abogado sufría un infarto cerebral y entró en coma. Tan solo quince días más tarde, Nicolás Martín-Sanz puso dos pleitos distintos contra la víctima reclamando la deuda, a la que añadió también una serie de intereses y otras cifras que ascendían la suma hasta los tres millones de euros.

El abogado pudo recuperarse y sin tener conocimiento de que había sido demandado canceló la deuda mediante el pago de dos fincas a la familia del acusado pero se topó con un embargo procedente del Juzgado de Primera Instancia número 84, donde le reclamaban 1'6 millones de euros. La querella argumenta que el presidente del primer filial madridista se aprovechó del ictus sufrido por la víctima y su incapacidad para defensar para inventarse una deuda aprovechando que existía una deuda real, y reclamarla por dos vías judiciales distintas, además de mantenerlas vivas una vez saldada la deuda. La Audiencia Provincial quiso juzgar a Nicolás Martín-Sanz ya que "no se entiende" que ambos pleitos continuaran vivos una vez cancelada la deuda. La Fiscalía a partir de ello pidió dos años de cárcel y ocho meses de multa, a razón de 12 euros diarios, contra el empresario.

La Fiscalía pedía dos años de cárcel y una multa de 12 euros diarios durante ocho meses

Sin embargo, la defensa no se conforma y ha pedido aumentar la pena hasta los seis años de cárcel y la multa hasta los doce meses. Una acusación popular solicita además de los seis años de cárcel, una multa de veinte meses, a razón de 12 euros diarios. Por su parte, el juzgado de instrucción que llevó el caso impuso una fianza de seis millones de euros como responsabilidad civil que fue depositada con un aval bancario.

VAVEL Logo