Cedidos del Villarreal por el mundo
Imagen: S.D. Eibar

Son muchos los futbolistas que prometen ya desde bien jóvenes, factor determinante a la hora de fichar por clubes importantes y alternar su etapa de formación con partidos al máximo nivel en el primer equipo. El Villarreal C.F. tiene muy en cuenta a sus jóvenes valores, tanto los fichados como los que llegan de la cantera grogueta. Para poder compaginar la formación de jóvenes fichajes y/o canteranos con la adquisición de experiencia el recurso más utilizado es la cesión, en este caso el préstamo de Aleksandar Pantic, Javier Espinosa, Moi Gómez o Sergio Marcos.

Aleksandar Pantic ya lleva dos años consecutivos yendo cedido a otro equipo de la Liga BBVA desde que llegó al Villarreal en la temporada 2013/14 tras despuntar en sus inicios en el fútbol serbio y jugar en el Rad Belgrado y el Estrella Roja. El joven defensa pasó su segunda temporada en España como jugador del Córdoba y en la presente temporada lo hará en el Eibar, en ambos casos cedido por un Villarreal que cree en el jugador pero que no puede darle los minutos que necesita. En el Eibar lleva tres partidos jugados en las siete jornadas que se han disputado, sumando un total de 270 minutos. De él se espera que pueda alcanzar una cifra de partidos similar a la de la campaña anterior en el Córdoba, equipo con el que disputó un total de 31 encuentros repartidos en 2576 minutos (sumando liga y copa).

El segundo jugador de la lista de cedidos, Javier Espinosa, acumula experiencia en la Liga Adelante con la elástica del Elche. De los siete partidos que ha jugado el club valenciano seis los ha disputado con Espinosa en el campo (cuatro como titular y dos como suplente). En esos 422 minutos ha conseguido dar una asistencia, además de ver una cartulina amarilla. Su juego de toque encandila ya desde su etapa en el filial del Barça, pero no ha podido formar parte de la plantilla grogueta este año debido a la gran inversión en el centro del campo que ha hecho el Villarreal. Si el conjunto de Luís Enrique decide repescar a Denis Suárez, su futuro como jugador del Submarino podría estar cerca; calidad no le falta.

Un caso completamente distinto es el de Moi Gómez, futbolista cedido en el Getafe para esta temporada que no está teniendo los minutos esperados. Según su propio entrenador, Fran Escribá, el hecho de que tan solo haya participado en dos jornadas de las siete disputadas se debe a que hay "mucha gente en esa posición de segunda línea" pero añadiendo que "seguro que la evaluación a final de temporada será buena". En ese par de partidos disputados, ambos partiendo desde el banquillo, Moi Gómez solo ha disfrutado de 26 minutos, cantidad claramente insuficiente para un futbolista prometedor y que sobre todo necesita jugar. La temporada es larga y las lesiones son un fantasma siempre presente en cualquier equipo, pero tras siete jornadas la situación de Moi Gómez parece no tener solución, al menos por el momento.

Por último, el actual futbolista del Lugo cedido por el Villarreal: Sergio Marcos González. El de Sacedón está disfrutando de minutos en un equipo competitivo como es el gallego, donde ha jugado las siete jornadas que se han disputado hasta la fecha, todas ellas como titular y acumulando un total de 565 minutos. En hasta cinco de esos partidos ha sido sustituido, además de haber visto una amarilla. Las sensaciones son buenas, todo apunta a que disputará una cantidad más que considerable de minutos en la Liga Adelante y que se acercará a sus mejores registros en esta estadística: los 2437 que acumuló en el filial groguet la pasada campaña mientras alternava con el primer equipo.

Jornada tras jornada los nombres de estas jóvenes perlas acaban sonando en los despachos del Villarreal, por lo que es muy importante seguirles con atención. Un equipo como el castellonense se ve expuesto a los caprichos del mercado cada temporada y recuperar jugadores cedidos puede ser una buena alternativa si se sabe combinar con fichajes rentables, conseguir cesiones y los canteranos. En definitiva, lo que hagan en sus actuales equipos marcará considerablemente su futuro, no solo en el Villarreal sino también en el mundo del fútbol. Su destino está en sus botas.

VAVEL Logo