Alex Menéndez, o como nunca dejar de soñar
Fuente: ApoCaballero || VAVEL

Alex Menéndez, o como nunca dejar de soñar

El extremo ha salido a la palestra convirtiéndose en un héroe inesperado para la afición. Sus goles frente al Deportivo y al Espanyol han valido seis puntos que a estas alturas, saben a gloria y que dejan al canterano como uno de los destacados de este inicio ilusionante de los asturianos.

silviaaguado13
Silvia Aguado Fidalgo

No hay niño pequeño que no sueñe a lo grande con lo que quiere ser de mayor. En especial cuando juegan al fútbol con sus amigos, es inevitable no soñar con debutar algún día en Primera División y poder marcar muchos goles. Seguro que Álex Menéndez no fue menos y desde pequeño soñó y luchó por disfrutar de ese premio en el club de su corazón. 

Parece que el techo para Álex está bien alto para está temporada, y que no es casualidad lo mostrado estas jornadas atrás con goles, verticalidad y voluntad por parte del canterano. Su inclusión en el once coincidió con la primera victoria de los rojiblancos y con la mejora de la intensidad del juego, por lo que apunta más que nunca, a titular y a pieza clave en el equipo.

Debut para olvidar 

En el año 97 recala en las categorías inferiores del cuadro rojiblanco procedente del Astor y lo hace como extremo izquierdo. Con la llegada de Javier Vidales al filial rojiblanco -sustituyendo a Abelardo en el 2010- Menéndez retrasó su posición al lateral donde cuajó una excelente temporada que le abrió las puertas del primer equipo. El ovetense no pudo comenzar en el primer equipo de peor manera. En su debut con el primer equipo no pudo ser peor: dos goles en propia puerta. El joven jugador terminó el encuentro llorando pero recibiendo el animo incondicional de la grada que no dudó en mostrar su apoyo en esos momentos.  

Álex Menéndez en su etapa en el Sporting "B". Fotográfo: Pablo Lanza

La pasada temporada volvió a entrar en escena con el primer equipo. Se adueñó del lateral, pero su expulsión frente al Lugo junto a una lesión posterior, abrió las puertas a Isma López, destapando a este último como jugador revelación en la banda y relegando al ovetense al banquillo durante un tiempo. A mediados de temporada, con las lesiones y sanciones en pleno auge, el mister no dudó en volver a tirar del jugador. Volvió al once y volvió a cumplir, como siempre. Una vuelta después, frente al Lugo y posteriormente frente al Racing de Santander el lateral despachó dos de sus mejores actuaciones con la camiseta rojiblanca.  

Cuando parecía que el jugador volvería a caer en el olvido, y que para está temporada Isma López tenía asegurado el puesto, y que junto al regreso de Canella, la competencia sería insalvable para Menendez, terminó demostrando que estaban todos equivocados. Las restricciones impuestas por la Liga que impidieron nuevas incorporaciones en masa, abrieron una nueva oportunidad al canterano que dio un pasó al frente en el césped adelantando su posición en el verde. Vuelta a sus orígenes. Abelardo está empleando al jugador como extremo -su puesto natural en categorías inferiores- haciendo que esté rindiendo a un altísimo nivel en los partidos disputados hasta la fecha.  

Un goleador en stand-by 

Con unos minutos ante el Real Madrid y otros tantos en un amistoso frente al Eibar, Álex Menéndez se postuló como una baza interesante para conseguir verticalidad y velocidad en el ataque rojiblanco. Las carencias de gol a principio de temporada y la cantidad de ocasiones derrochadas hicieron que el Pitu apostase todo al ovetense siendo la mano ganadora. De amarillo y sin haber marcado ningún gol con el primer equipo hasta la fecha, Menendez se estrenó con el primer equipo por todo lo alto, con un gol en Coruña que dio los tres puntos a los asturianos.

Fuente: EFE

Buena forma de revivir su etapa en las categorías inferiores donde siempre jugó de extremo y fue goleador, anotando diez goles en su última temporada en el División de Honor. En un momento dulce como este, Abelardo volvió a contar con él y este respondió frente al Espanyol. Cuando el tiempo estaba apunto de cumplirse y las piernas no daban para más, el rojiblanco sacó garra y volvió a dar tres puntos al Sporting con un gol salvador exactamente de igual ejecución que el obtenido en A Coruña. 

Jugadores así deberían de ser el ejemplo para cualquier niño que sueña con ser futbolista profesional. Sin alzar la voz, esperando la oportunidad para demostrar su valía y sin complicarse sobre el verde para ofrecer una imagen de jugador sobresaliente. Menéndez ha sabido aprovechar los minutos y el cariño de los aficionados, que se ven identificados en este tipo de jugadores en los que en su cabeza tienen esta formula mágica: trabajo + humildad = resultados. 

VAVEL Logo