El "megaproyecto" de Al-Thani: del fichaje de estrellas a la venta de canteranos
Al-Thani: del fichaje de estrellas a la venta de canteranos. Fotografía: Málaga CF

Verano de 2010 en la Costa del Sol. Rozando los 45 grados de temperatura. Aterriza en el aeropuerto de Málaga procedente de Marruecos un jet privado. Trajeado, baja del avión el jeque Sheik Abdullah Ben Nasser Al Thani con una misión clara: desplazarse a la entidad de Martiricos con la intención de negociar la compra del club andaluz por unos 36 millones de euros a la familia Sanz.

Desde aquel 11 de junio nada sería igual para el Málaga ni para el propio jeque. El Málaga CF cierra la venta de la entidad al jeque en Puerto Banús. En el acuerdo están presentes Fernando Sanz, presidente del conjunto andaluz hasta el momento, y su esposa, Ingrid Asensio. Por la otra parte, Abdullah Ghunb, hombre de confianza de Al-Thani acude en representación del mismo.

Durante el periodo que va desde el 17 de junio al 19 de septiembre se producen varios acontecimientos en torno a la órbita del Málaga. Nada está claro. En 2010 su futuro aún era incierto. Se produce la despedida como presidente en la junta de accionistas de Fernando Sanz. Por otra parte, tiene lugar la llegada del jeque a la ciudad (23 de junio) , que elige como entrenador para su proyecto a Jesualdo Ferreira. Todo estaba saliendo de película hasta que el club se vio en la obligación de destituir a la directora general, Yasmina Al-Sahoud, por presuntas irregularidades en la gestión.

Día 19 de septiembre. El Málaga CF pierde ante el Sevilla de Kanouté por 1-2 en la Rosaleda. Al jeque, que acudía al palco para ver por vez primera a su equipo, no le sentó muy bien la derrota, y comenzó una revolución dentro de la plantilla que comenzó el 19 de noviembre con la firma del acuerdo con Manuel Pellegrini para relevar del puesto de entrenador al portugués Ferreira.

Un proyecto ilusionante para la afición

2010

Con la compra del club. Al-Thani realiza un gran despliegue económico y logístico para reformar la imagen de la entidad de Martiricos y renovar la plantilla. La apuesta del jeque es firme. Piensa construir un equipo digno de competir contra los más grandes de Europa sin que le tiemble el pulso. Para ello cuenta con la confianza de Abdullah Ghubn, su mano derecha, que le aconsejará en todo momento.

La inversión de 200 millones de euros en el proyecto blanquiazul tiene como finalidad forjar una plantilla completamente nueva, dotada de nuevos jugadores. Aunque la idea era fichar nuevas caras, en su mayoría estrellas, con el afán de dotar al equipo de estabilidad y equilibrio financiero, de los nueve fichajes que desembarcaron en el conjunto andaluz en 2010, ninguno era conocido para el aficionado en general. Llegaban jóvenes promesas (como hoy el jovencísimo Mastour), pero no jugones de talla mundial.

Los primeros nueve jugadores fichados en la era Al-Thani fueron: Eliseu Pereira (1,5 millones de euros), Sebas Fernández (3,6), el venezolano Rondón (3,5), Sandro Silva (2,2), Galatto (1,3), Rubén (1,2), Kris (2), Malagueño (900.000) y Quincy (cedido) completaron la plantilla de 2010. El gasto total en fichajes ascendió ese año a los 16,2 millones de euros.

Plantilla Málaga CF temporada 2010-2011. Fotografía: Málaga CF

2011

Tras la buena inversión del año anterior realizada en el mercado de fichajes para el refuerzo de la plantilla, la política de fichajes para el nuevo curso debía ser cambiada para lograr mejorarla. En verano de 2011, el Málaga experimentó un salto cualitativo y cuantitativo con la incorporación de jugadores de nivel internacional, todos ellos a petición de su técnico Manuel Pellegrini.

Así fue como se incorporaron a la disciplina otros nueve fichajes más: El primero en llegar al Club durante el mercado estival fue Van Nistelrooy (libre), después se sumaron Isco (7 millones de euros), Joaquín (4), Cazorla (19), Toulalan (10), Monreal (6), a los que siguieron Sergio Sánchez (2,8), Mathijsen (1,8), Baptista (2,5) y Buonanotte (4,5). En 2011 el gasto total en fichajes se disparó hasta alcanzar la friolera cifra de los 57,6 millones de euros.

Finalmente el año de fichajes relativo a la temporada 2011 se cerró con el fichaje de Carlos Kameni (libre) en el mercado de invierno. De esta manera, el jeque en tan solo dos años sumaba la redonda cifra de 25 jugadores fichados por un precio total que ascendía a la extrepitosa cifra de 79,1 millones de euros.2012

Plantilla Málaga CF temporada 2011-2012. Fotografía: Málaga CF

"Ahora hay que convertir el sueño en realidad. Aún no hemos hecho nada", exclamaba el consejero consultivo del Málaga en 2011 cuando la plantilla del conjunto andaluz estaba cerrada. El año 2012 no arrancaba bien para los blanquiazules. Con la muerte de José Carlos Pérez, hombre de confianza de los propietarios del club, la entidad de Martiricos se resentía. Pieza clave en la planificación de la plantilla y en la estructura interna de la entidad fallecía en agosto sin cumplir uno de sus grandes sueños, como ver a su Málaga jugar Champions o en su «nuevo» estadio, después de haber confeccionado una gran plantilla de garantías: "es evidente que es una nueva era, y que hay mayor disponibilidad económica. Primero hay que concretar una reestructuración interna para sentar las bases del club. Y en lo deportivo, habrá que hacer la ciudad deportiva y luego el nuevo estadio".

Todo el año estuvo marcado por la entrada y salida de personal encargado en gestionar a la entidad. Así, el 22 de mayo, Fernando Hierro, que ejercía de director deportivo hasta el momento, anuncia su dimisión por discrepancias internas con el club. Tiene lugar el problema relacionado con los impagos a los jugadores y cuerpo técnico. Razón por la que el 18 de julio se produce la reunión de la plantilla con el presidente de la AFE, Luis Rubiales, para analizar las denuncias presentadas al club por no pagar el salario a algunos de sus jugadores. Paralelamente surgen los primeros rumores sobre la posible venta de la entidad a un emoresario albanés.

Los jugadores un poco ajenos a lo que ocurre, deciden centrarse meramente en lo deportivo y de esta manera su técnico, Manuel Pellegrini, comienza a preparar al equipo para disputar los «play-offs» de la Champions League, el primero de ellos el 22 de agosto en la Rosaleda frente al Panathinaikos.

Sabor agridulce para el Málaga, que aunque consiguió clasificarse para jugar la Champions, vio como antes de acabar el año el consejo superior de la UEFA dictaminaba el 21 de diciembre una sanción ejemplar para el club: dejar al conjunto andaluz fuera de Europa un año, en cualquiera de las cuatro temporadas siguientes.

De jugar Champions a pelear por la permanencia

Desde que el 11 de junio de 2013 el TAS fallara en contra del Málaga, al prohibir al conjunto blanquiazul disputar cualquier competición europea durante toda la siguiente temporada, ya nada volvería a ser lo mismo. El club inicia una etapa muy complicada y comienza a vender a sus estrellas en 2012 tras la denuncia por impago de salarios de algunos jugadores, y el jeque amenaza con dejar de invertir en la entidad después de gastarse una millonada.

En la primavera de 2013, concretamente el 9 de abril, el Málaga CF está apunto de clasificarse para conseguir disputar las semifinales de la Liga de Campeones, pero queda eliminado injustamente en último momento por el Borussia Dortmund con un resultado global de 3-2 favorable a los alemanes.

Felipe Santana (Dortmund) clasificaba para semifinales a los alemanes con su gol en el tiempo de descuento. Fotografía: UEFA.com

Las promesas de Al-Thani se las lleva el viento

2014 - 2015

En la actualidad, la mala situación por la que atraviesa la entidad de Martiricos se traduce en la pasividad de sus máximos responsables, es decir, el señor Al-Thani y su hijo Nasser, nombrado como hombre de confianza y vicepresidente del club por el jeque, tras la destitución de Ghubn y Moayad Shatat en mayo y junio de 2015, respectivamente.

La realidad es que el jeque catarí continúa siendo el máximo accionista y por tanto dueño del club, pero el Málaga CF lleva tres años consecutivos autofinanciándose. Algunas fuentes cercanas a la entidad afirman creer que la imposibilidad y las trabas burocráticas impuestas por el Ayuntamiento de Málaga a la hora de permitir al jeque llevar a cabo la creación de su gran negocio en la Costa del Sol: ampliación del puerto y construcción de una zona de recreación, ocio y comercio, han provocado que Al-Thani se niegue a financiar al equipo.

La temporada pasada, coincidiendo con la llegada del técnico Javi Gracia y la subida al primer equipo de jugadores como Castillejo o Samu García, el conjunto andaluz, pese a la ausencia de grandes estrellas en el equipo, consiguió realizar un magnífico final de temporada ocupando la novena posición en la tabla de clasificados de la Liga BBVA, rozando prácticamente puestos europeos. Sin embargo, el Málaga CF vive de los ingresos que obtiene de la venta de entradas, abonos y demás souvenires de la tienda oficial, lo que les lleva a tener que vender constantemente a sus mejores jugadores (en su mayoría canteranos con gran proyección) para hacer frente al pago de sus deudas.

Pese a la gran gestión de Vicente Casado, nombrado director general del club hace un año procedente del Mutua Madrid Open de Tenis, el equipo andaluz consiguió completar satisfactoriamente dos temporadas primero con Schuster (2013) y Javi Gracia (2014) en el banquillo.

La situación actual del Málaga CF deja mucho que desear. Los resultados no son buenos. Los blanquiazules están peleados con el gol y Javi Gracia no da con la fórmula para que todo el engranaje del Málaga funcione de forma armónica. Gran parte de la culpa de que esto ocurra viene por la mala gestión del club, al permitir la venta de jugadores imprescindibles en el esquema del técnico navarro, que hasta 2014 eran inamovibles de sus sistema de juego.

"No teníamos mas remedio que hacer estas ventas para poder asegurar la viabilidad del club", declaraba Vicente Casado, con la intención de apaciguar el descontento generalizado entre la afición malaguista. El Club ha conseguido con las ventas de Darder, a día de hoy incierta, pues siguen sin determinarse las causas, unida a las Juanmi al Southampton por 7 millones de euros, más las de Castillejo y Samu García al Villarreal por un total de 17 millones, sobrevivir sin la ayuda financiera de su dueño.

Los jugadores del Málaga CF en la Rosaleda antes de disputar un partido de Liga. Fotografía: Málaga CF

Con todas las alarmas encendidas y el fuego sin apagar en la entidad de Martiricos, algunos de los responsables del club y con el apoyo de las peñas malaguistas, se han reunido para llevar acuerdos y programas para tranquilizar a la afición: Convenio con SUR para potenciar el desarrollo de programas sociales, culturales y deportivos, así como a la misma Fundación, y proyectos para seguir motivando el crecimiento de la Academia y sentar las bases de la cantera instaurando unos valores y principios a sus jugadores desde la niñez.

Los fichajes del delantero brasileño,Charles (procedente del Celta de Vigo), el madrileño, Juan Carlos (cedido por el Granada CF) o el internacional portugués Fábio Espinho (procedente del Ludogorets), no transmiten confianza a una afición muy preocupada por la situación deportiva del club y que también teme por la continuidad de la entidad. Sin embargo, entre tanta negatividad queda un resquicio de esperanza en el equipo de la Costa del Sol, y es que según fuentes cercanas a la entidad, el jeque ha desetimado la opción de vender sus acciones y podría volver a invertir en esta temporada, lo que supondría el saneamiento definitivo de las cuentas, cuya deuda se estima que podría rondar los 19 millones de euros.

VAVEL Logo