Manolo Herrero, el pulmón del Málaga CF en Segunda B
Manolo Herrero: la medular del pasado malaguista en Segunda B

Llegó la temporada 96/97 y el Málaga CF comenzó dicha campaña en Segunda División B. El objetivo del club una vez más volvería a ser el ascenso a Segunda División y para ello, la institución blanquiazul se nutrió con numerosos fichajes que aumentaron considerablemente la calidad de una plantilla con ilusión y ambición por conseguir el reto del regreso a la categoría de plata del fútbol español.

Algunos de estos fichajes fueron el guardameta Rafa, el defensa Larrainzar o los centrocampistas Manolo Herrero y Merino. Por otro lado, el encargado de dirigir a estos y los demás futbolistas fue Pepe Cayuela, que llegó para sustituir a José Antonio Jiménez Rueda. El nuevo míster, comentó el día de su presentación que daría el todo por el todo para que el Málaga estuviese pronto en lo más alto. "No me marcharé del Málaga hasta que no este jugando la U.E.F.A."

Sin embargo, tras un inicio liguero muy irregular y un carácter que no fue bien recibido por la prensa malagueña, Jiménez Rueda abandonaría el banquillo tras la jornada 14 para ser relevado por José Manuel Díaz Novoa. El nuevo entrenador tampoco consiguió los resultados esperados por la directiva y a pesar de rozar el ascenso, los blanquiazules se quedaron una temporada más con la miel en los labios y en la division de bronce.

Plantilla del Málaga CF con Manolo Herrero

Uno de los futbolistas que más contribuyeron en el juego del conjunto malagueño fue Manolo Herrero. El jienense, llegado a la entidad de Martiricos tras vestir incluso la elástica del Real Valladolid en Primera División y ser cedido al Córdoba CF por no encontrar continuidad en la máxima categoría del fútbol español, disputó un total de 41 partidos con la camiseta del Málaga CF durante la 96/97 en los que fue titular en 36 ocasiones.

Además, la cifra goleadora del de Andújar fue bastante buena para tratarse de un centrocampista. Herrero anotó 9 goles en los 3400 minutos que defendió el escudo del Málaga CF sobre los terrenos de juego y dio motivos para que el club contase con él para ser una de las piezas claves en el proyecto de la siguiente temporada.

Un nuevo intento por el regreso a Segunda División

Tras los anteriores intentos frustrados por regresar a Segunda y con la llegada de Fernando Puche a la presidencia del Málaga CF, la ilusión de la afición se vio considerablemente aumentada. El máximo mandatario de la entidad andaluza, se mostró confiado en su primer discurso antes de comenzar la temporada."El Málaga estará en dos años en Primera división, hay dinero y ganas", comentó.

Con Tolo Plaza en el banquillo y pocas incorporaciones reseñables, el Málaga afrontó un nuevo inicio de competición liguera en Segunda División B. Sin embargo, un mal arranque provocó que con la llegada de la Navidad llegase Ismael Díaz para relevar a Plaza y con él nuevos fichajes para dar una vuelta de tuerca a la situación en un tiempo límite. Aterrizaron en la capital malagueña jugadores como Movilla, Sandro o Guede que pusieron la calidad necesaria a una plantilla que necesitaba aires nuevos para conseguir de una vez por todas el objetivo del ascenso.

Durante la temporada, Manolo Herrero no logró tanto protagonismo como en la anterior. Sin embargo, participó en la gran parte de los partidos disputados por el Málaga CF hasta el mes de abril. El jienense anotó además un gol en dicha campaña ante el Motril que sirvió para que el conjunto blanquiazul obtuviese la victoria fuera de casa ante el rival de la costa granadina.

1714 minutos repartidos en 27 partidos disputados con la camiseta del Málaga CF durante la campaña 1997/1998 fueron los registros del centrocampista durante aquel año en el que finalmente los de Ismael Díaz consiguieron certificar el ansiado ascenso a la Segunda División del fútbol español.

Manolo Herrero no continuó tras el ascenso

La ciudad de Málaga celebró un ascenso que se hizo de rogar y con él, la vuelta del equipo blanquiazul al fútbol profesional. Sin embargo, Manolo Herrero no siguió formando parte de la entidad tras la vuelta a la LFP y con 68 partidos y 10 goles a sus espaldas, abandonó el Málaga CF tras dos grandes temporadas en el club blanquiazul.

La Segunda División B continuó siendo su hábitat y en concreto fue el Granada el equipo que se hizo con sus servicios cuando el jugador tenía 28 años. Posteriormente, pudo jugar en Segunda División con el Nàstic de Tarragona. Con el equipo catalán disputó 33 partidos en la categoría de plata y anotó tres goles. Para concluir su trayectoria como jugador, formó de nuevo parte de las filas del Real Jaén durante tres temporadas en las que fue uno de los buques insignia del conjunto blanco.

En total, Manolo Herrero disputó como futbolista 328 partidos en los que fue titular en 279 ocasiones (el 85% de los partidos) y en los que anotó un total de 30 goles, 10 de ellos con la camiseta del Málaga CF.

Su promedio goleador fue de un gol cada 739 minutos, consiguió cuatro dobletes y el balance de todos los encuentros que disputó durante sus 11 temporadas como futbolista se saldó con un 38% de victorias, 33% de empates y 29% de derrotas.

Tras colgar las botas, Herrero fue entrenador del equipo de su tierra, consiguiendo el ascenso también como técnico a la Liga Adelante en la que solo pudo permanecer con el equipo lagarto una temporada. Tras su destitución el técnico se marchó al Hércules de Alicante, equipo que actualmente dirige en Segunda División B y que es cuarto en la clasificación.

Manolo Herrero
La Voz Digital

Aquel joven centrocampista, que dio sus primeros pasos como futbolista en el Iliturgi, ha visto como muchos de sus sueños se fueron cumpliendo con el paso de los años. Jugar en Primera División, conseguir dos ascensos a Segunda División como futbolista y posteriormente ascender como entrenador a la Liga Adelante, donde también tuvo el privilegio de dirigir al Real Jaén durante una temporada. Un palmarés que a sus 45 años, seguro que sigue creciendo.

VAVEL Logo