El factor San Mamés
El factor San Mamés | Foto: UGS Vision

La temporada 2015/2016 no podría haber empezado para los cachorros de peor manera. Tras 13 jornadas disputadas se sitúan en puestos de descenso a Segunda División B con tan solo 12 puntos. La situación del conjunto de Ziganda solo mejora cuando los partidos se disputan en el nuevo San Mamés. De los 12 puntos logrados hasta el momento, 11 han sido en el feudo rojiblanco. A domicilio el equipo solo ha logrado puntuar en una ocasión, ante el Real Oviedo en la jornada 11. A la desoladora situación en la tabla se une que el juego del filial no da los frutos esperados, a pesar de competir contra todos los rivales los resultados no terminan de llegar y los bilbaínos se hunden cada jornada en los puestos de clasificación.

En el nuevo San Mamés el Bilbao Athletic ha cosechado un total de tres victorias, dos empates y tan solo una derrota. La única vez que los bibaínos se dejaron los tres puntos ante su gente fue en la jornada 1 ante el Girona FC. El Bilbao Athletic perdió el encuentro en el minuto 81 gracias al solitario gol de Jairo Morilla. El filial compitió toda la segunda mitad con un jugador menos dada la expulsión de Unai Bilbao que terminó decantando el encuentro para el conjunto catalán. Esta fue la primera y última vez donde los de Ziganda han caído ante su público. El resto de jornadas han sacado resultados solventes gracias al buen juego de un equipo que si ha sabido aprovechar sus oportunidades en su campo, al contrario que a domicilio.

En la jornada 3, el Bilbao Athletic volvía a San Mamés tras la derrota en las dos primeras jornadas con el objetivo de dejar una buena imagen ante los aficionados rojiblancos. El partido del equipo no decepcionó y gracias a los goles de Santamaría, Aitor Seguin y Molina dejaron los tres puntos en tierras vascas logrando así la primera victoria de la temporada. El Mallorca, a pesar de ponerse por delante en el marcador en el minuto cuatro, se vió arrollado por los de Ziganda que en todo momento mantuvieron el nivel.

Tras una nueva derrota a domicilio ante el Valladolid, el filial rojiblanco volvía a San Mamés situandose ya en los puestos rojos de la tabla. Ante el Alcorcón en la quinta jornada liguera, los rojiblancos realizaron un partido gris que se mantuvo igualado hasta el minuto 79, donde Molina a pase de Enric Saborit anotó el gol decisivo que daba los tres puntos al Bilbao Athletic. Con esta nueva victoria los de Cuco Ziganda tomaban aire en la clasificación y salvaban, una vez más, los muebles ante el público rojiblanco.

Los malos resultados a domicilio continuaban golpeando a los cachorros. Dos derrotas consecutivas lejos de casa ante la Ponferradina (1-0) y el Córdoba CF (1-0) hundían definitivamente al equipo como colista de la clasificación de la Liga Adelante 2015/2016. El filial volvía a San Mamés en las jornadas 8 y 10 con el objetivo de sacar adelante la situación y agarrarse a los puestos de permanencia. Sin embargo, el resultado no fue el de otras veces y los de Ziganda no pudieron llevarse la victoria como locales ante el Numancia y la SD Huesca. El encuentro ante los sorianos terminaba en tablas (0-0) de nuevo condicionado por las expulsiones de jugadores de ambos equipos, Nacho por doble amarilla para el Numancia y Unai Bilbao por roja directa para el Bilbao Athletic. Contra el conjunto aragonés, los rojiblancos terminaron de nuevo un encuentro líneal e igualado con empate sin goles en el marcador. Los dos empates en casa, sumados a la derrota como visitantes ante el Nastic de Tarragona (2-1) impedían a los de Cuco Ziganda remontar el vuelo y continuar hundidos en la zona baja de la tabla. El buen juego prácticado por los bílbainos continuaba sin dar los resultados esperados y Cuco Ziganda se planteaba la posibilidad de probar cosas nuevas a las habituales, siempre sin tocar el objetivo principal del filial rojiblanco: formar jugadores de calidad para el Athletic Club.

Obligados a solventar la situación fuera de casa, los bilbaínos se enfrentaban al Real Oviedo. En esta ocasión, la situación fue distinta a la de todos los encuentros disputados hasta el momento. Los de Ziganda supieron aprovechar un mal encuentro de los locales y sacaron adelante un dificil partido donde pudieron traer de vuelta un punto a tierras aragonesas. Con este empate, el Bilbao Athletic lograba puntuar fuera de casa por primera vez en toda la temporada. Habían tenido que pasar 11 jornadas ligueras para que los cachorros conocieran algo más que la derrota lejos de San Mamés.

Con la moral por las nuves los de Ziganda volvían a su feudo para enfrentarse a la UE Llagostera. Las buenas sensaciones volvieron al equipo y se llevaron la victoria ante los catalanes por un contundente 2-0. El Bilbao Athletic ganaba y convencía por primera vez en la temporada, donde había sido incapaz de llevar de la mano el buen juego y los resultados. Con la victoria ante el conjunto blaugrana los de Ziganda cerraban el primer tercio de temporada con un total de 11 puntos de 15 posibles como locales. Sin embargo, las buenas estadísticas como locales destacan con las cosechadas a domicilio, donde los cachorros solo han logrado sacar un punto de 18 posibles. Como local el filial rojiblanco se sitúa como uno de los mejores de la segunda división española. Sin embargo los malos resultados lejos de San Mamés provocan que el equipo se encuentre en puestos de descenso a la división de bronce, provocando así la sensación de mal estar que se adueña del equipo en las últimas jornadas. Fijandonos tan solo en los resultados como locales el conjunto de Ziganda ha demostrado que si quiere, puede lograr la regularidad necesaria para continuar un año más en la Liga Adelante.

VAVEL Logo