Bale y Busquets como clave
Bale y Busquets como clave

El duelo entre Busquets y Bale se presume titánico. El español atraviesa por otro gran pico de forma y aunque es difícil decir que está en uno de los mejores momentos de su carrera porque siempre ha jugado a un nivel muy alto, su importancia en el esquema de Luis Enrique está alcanzando cotas altísimas. Mientras Neymar y Luis Suárez se llevaban las portadas durante la ausencia de Messi, era Busquets quien le daba sostén a todo el equipo para que el ‘9’ y el ‘11’ brillaran. Bale por su parte llega tras haber jugado poquísimo durante el último mes y bastante poco en lo que llevamos de temporada, pero en los minutos que ha disputado ha sido de lo mejor del Madrid. Partiendo desde la mediapunta, pero con total libertad de movimientos, el galés ha producido muchísimo goles y ha jugado algunos de sus mejores minutos en los más de dos años que lleva en la capital de España. Es en El Clásico del próximo sábado donde galés y español se verán las caras y lucharán por dominar una misma zona. El mediocentro culé para dar salida desde ahí a su equipo y para tapar las acometidas de Gale, mientras que el galés para evitar que Sergi reciba y organice el juego cómodamente, además de tratar de hacer el mayor daño posible al conjunto azulgrana con sus movimientos desde esa zona o sus conducciones y disparos desde la misma, buscando además la espalda de Busi.

Busquets será el principal elemento para detener las carreras y disparos de Bale

Busquets tendrá que defender lo que vea y esté delante, pero también lo que no vea y le llegue a su zona de influencia y espalda. Sergi tendrá inicialmente en su campo de visión a Bale, pero el galés no para quieto. Gareth parte desde la zona de la mediapunta –donde le esperará Busi-, pero caerá a derecha y sobre todo a izquierda, creando un hueco por dentro al que llegarán Benzema, Ronaldo o James, por lo que el ‘5’ azulgrana tendrá trabajo extra. En transición defensiva Busquets suele dar master class sobre cómo ubicarse y recuperar balones, pero esta vez tendrá que deterner varios frentes. Bale llegando en conducción, Bale amenazando con su disparo y Bale moviéndose a su espalda o desapareciendo de su campo visual cayendo a bandas. Ronaldo merodeando esa zona, Benzema saliendo y entrando a ella y James haciendo barridos serán otros de los fuegos que tendrá que apagar Busquets.

Gareth buscará hacer daño a la espalda de Sergi

Bale no solo tiene que incomodar a Sergi con el balón en los pies, sino también cuando el cuero esté en las botas del medioentro o estas estén preparadas para recibir el pase de un futbolista culé. En esta tesitura, Gareth tiene la misión de incomodarle cuando éste se posicione para dar una salida limpia a los suyos. Tanto Piqué como el central izquierdo y los laterales siempre le tienen cerca, como pase vertical o digaonal y de seguridad. Tanto en salida desde atrás como tras recuperación en zonas cercanas a su propia área, Busquets es clave. El Bayern de Pep ya incomodó mucho al Barça presionando al ‘5’ culé, y Benítez a buen seguro mandará a Bale ahí, quien además podría contar con la ayuda de uno de los mediocentros. El técnico blanco quiere una presión alta para los suyos, tratando así de recuperar el balón lo más arriba posible. Para ello es clave el mediocentro rival, que suele ser taponado por el mediapunta blanco, Gareth en este caso.

Gran parte de las opciones de ambos equipos residen en el particular duelo que tendrá como protagonistas el mejor pivote del planeta y el mediapunta con más capacidad de desajustar sistemas rivales. Sergi y Gareth tiene las llaves de El Clásico, ¿quién abrirá la puerta?

VAVEL Logo