Intentar no volver a tropezar en la misma piedra
(Foto: Real Valladolid).

El próximo domingo 22 de noviembre, a las 12:00 horas, en el Nuevo José Zorrilla, el Real Valladolid recibe al Club Atlético Osasuna. El nuevo líder de la categoría de plata del fútbol español intentará romper la buena racha del cuadro dirigido por Miguel Ángel Portugal, invicto hasta el momento, en un campo que no le trae muy buenos recuerdos, sobre todo por el último resultado cosechado en el feudo vallisoletano. El cuadro rojillo intentará olvidar esos malos momentos con una victoria en el campo de uno de los principales rivales direcctos por el ascenso a la Primera Divisón española.

El 'no gol' de Nino en la memoria

Corría la jornada 38 de la pasada campaña liguera. La situación era inversa a la actual. Los pucelanos luchaban por entrar en el ascenso directo con Rubí en el banco, y el Osasuna se situaba al borde del acantilado de los puestos de descenso, a dos puntos del Racing, que ocupaba la última plaza de dichos puestos. Ambos equipos tenían urgencias de ganar y llevarse los tres puntos. Los rojillo llegaban tras ganar por dos goles a cero al Mirandés en El Sadar, y el Valladolid de dar una muy buena imagen en el Nuevo Colombino, ganando por tres goles a cero con un espectacular golazo de Óscar en una especie de tijera.

El cuadro pucelano fue tomando los mandos del encuentro

A primeras se veía como un partido en el que ambos equipos saldrían al ataque a por el partido, pero ni mucho menos fue eso lo que pasó. El inicio de ambos fue titubeante, e incluso se oían pitos de la afición local por la falta del espíritu de lucha mostrado por los locales. Poco a poco, el cuadro pucelano fue tomando los mandos del encuentro, con ocasiones como la de Roger, en el minuto 27, la más clara hasta el momento. El partido seguía sin goles hasta el descanso, motivo que dió alas al equipo navarro.

Tras el descanso, Rubi dio entrada a Óscar Díaz por Chus Herrero, y mediada la segunda parte a Jonathan Pereira por Óscar. Esto se tradujo en más ofensividad en el cuadro local. Finalmente, la insistencia pucelana tuvo su premio con un gol en propia puerta de Miguel Flaño, en el minuto 72, al desviar un centro de Óscar Díaz a la portería defendida por Asier Riesgo. Pero poco después Flaño enmendó su erros con un remate a la salida de un córner en el minuto 76. Rubi aprovechó estos minutos para introducir en el campo a Leao, por Álvaro Rubio, con la idea de mantener el resultado, obra que finalmente no cumpliría.

El encuentro seguía  con normalidad, con algún acercamiento de ambos a la meta rival, pero sin ocasiones claras para marcar. Osasuna pidió penalti por una dura entrada de Leao sobre Roberto Torres, en la que el árbitro no vió infracción alguna. Pero la gran incidencia ocurrió en la última ocasión del encuentro. Un tiro de Nino a la media vuelta tras un gran control de un centro, y su posterior tiro, el cual impactó en el largero y rebotó en el césped.

Según Nino el balón rebotó dentro de la portería, cosa que el árbitro no vió así, por lo que no concedió el gol, que podía suponer la victoria de los rojillos. El enfado de Nino fue importante, de tal manera que el colegiado Jose Luis Lesma López amonestó a Nino con una amarilla con el encuentro ya finalizado. Como ya le pasara a Frank Lampard  en los octavos del Mundial de Sudáfrica contra Alemania, una decisión arbitral privó de la victoria al conjunto navarro en el duelo contra los pucelanos.

A seguir con la buena racha

Para evitar sucesos como el de el último encuentro entre ambos, los pucelanos intentarán ganr y conseguir los tres puntos para salir de la dificil situacion en la tabla clasificatoria en la que se encuentran. Los navarros, dirigidos por el exjugador Martín Monreal, llegan al José Zorrilla con la vitola de líderes de la categoría, tras el empate del Córdoba ante el Huesca. Un partido cargado de historia, de dos equipos de primera división hasta no hace mucho tiempo.

VAVEL Logo