Jonathan Viera, sentimientos encontrados
Foto: Laura Santana | VAVEL.

El partido de este sábado entre el Valencia CF y la UD Las Palmas que se disputa en Mestalla a las 22:00 horas cuenta con un protagonista especial, ese es Jonathan Viera, un jugador con pasado valencianista, que llegó con ganas de conquistar a la afición blanquinegra y hacerse con un hueco al lado de grandes profesionales pero contó con pocas oportunidades en el equipo valenciano.

El futbolista natural de Gran Canaria debutó en la máxima categoría del fútbol español con el conjunto che en la temporada 2012/13 con Pellegrino al cargo del equipo, un entrenador que no le otorgó toda su confianza, una fe ciega que sí que tuvo en él Braulio Vázquez, el director deportivo del club por aquel entonces que selló un fichaje que terminó por estrellarse.

El paso de Jonathan Viera por la capital del Turia no fue como el futbolista deseaba, los técnicos no vieron en él ese jugador desequilibrante, que posee un gran dominio del balón, con un particular desborde y sus ansias por marcar goles, características que le han llevado a ser el jugador más determinante de Las Palmas, imprescindible en el planteamiento de Quique Setién, un míster que le considera una pieza clave en el juego del combinado canario.

Felicidad truncada en Valencia

El centrocampista de 26 años, estuvo condenado a marcharse fuera de Valencia. Pellegrino, Valverde, Djukic y Nuno Espírito Santo tuvieron a su disposición a un jugador con ganas de crecer, pero los técnicos no creyeron completamente en él. Durante la temporada 2013/14 jugó cedido en el Rayo Vallecano, equipo con el que no se pudo enfrentar al Valencia por una cláusula de 200.000 euros.

Tras su campaña con el conjunto madrileño, Viera regreso a tierras valencianas para realizar la pretemporada con el primer equipo y se propuso un reto: triunfar en el Valencia, pero a pesar de ser uno de los jugadores más destacados en los partidos disputados en la pretemporada no fue suficiente para que Nuno contara con él para el curso 2014/15.

Los caminos de Jonathan Viera y el Valencia se separaron definitivamente. El futbolista canario, uno de los descartes del técnico portugués, se vio obligado a  rescindir su contrato y en septiembre de 2014 empezó una nueva etapa con el Standard de Lieja belga, un recorrido que duró cuatro meses. Antes de finalizar la temporada el futbolista regresaba a Las Palmas en calidad de cedido, un club con el que consiguió el ascenso a Primera División y volvió a recuperar su sonrisa.

VAVEL Logo