Sergio: "El equipo ha dado la cara en todo momento"
Sergio en la jugada del segundo gol. (Foto: LFP).

Sergio Álvarez, uno de los protagonistas en la derrota del Real Club Celta, la noche del sábado en Riazor ante el Deportivo de La Coruña, atendió a los medios en el coliseo herculino y se refirió a la desgraciada jugada en la que Jonny anotó en propia meta el segundo de los goles del conjunto coruñés en el tiempo de descuento: "Está claro que no es sólo error de Jonny, (sino) mío también", dijo. Y explicó cómo se produjo la jugada: "El equipo está volcado en el ataque, intento cubrir las espaldas, Jonny no me escucha e intenta darme el balón como de costumbre". Con el tiempo casi finalizado, le resta importancia al modo en que se produjo el gol. "Son cosas del fútbol, fue al final de todo, el partido estaba casi resuelto", señaló el cancerbero del Celta.

También le resta importancia al error del canterano de Matamá y no cree que le pase factura al defensor del Celta: "No pasa nada", dijo, añadiendo que: "Jonny es fuerte y seguirá dándole como siempre".

A Sergio le duele más el hecho de la derrota ante el eterno rival del Celta, que a la pérdida de los puntos que hubiese consolidado en puestos de Champions League y apela a lo conseguido por el equipo vigués a estas alturas de competición. "Está claro que duele por que es el rival que es. Pero no hay que olvidar que sólo son tres puntos y quedan muchos partidos", señaló el Gato de Catoira. Por eso, la receta que el cancerbero ofrece para levantarse es clara. "Hay que seguir trabajando. Que esto es muy largo y no hay que dejar de trabajar. Hay que pensar en el siguiente partido, que es en casa y tratar de conseguir los tres puntos".

Sobre el segundo gol: "Son circunstancias del fútbol"

Opina Sergio que el Deportivo tuvo una suerte que se le negó al Celta. "Ellos se pusieron por delante en una jugada quizás un poco fortuita donde llevaron los rebotes y después el segundo gol, (fue) una jugada con mucho infortunio, un desacierto tanto de Jonny como mío", dijo. "Son circunstancias del fútbol", remachó el cancerbero. Sin embargo, reconoció el mayor acierto blanquiazul. "Ellos estuvieron acertados en las ocasiones que tuvieron", dijo añadiendo que los coruñeses "fueron sólidos detrás".

No cree el portero del Celta que su equipo fuese merecedor de la derrota en Riazor. "Creo que el equipo estuvo bien. No para perder dos a cero", dijo. Añadió a este respecto que: "El equipo ha dado la cara en todo momento intentó ir a por el partido". Opina igualmente que no se debe de reprochar a ninguno de los jugadores del Celta esfuerzo en el partido.

"Hay que ver que el equipo tiene 21 puntos"

Aunque el Celta encadena dos derrotas consecutivas (ante el Valencia y Deportivo), para Sergio no existen motivos de preocupación y sólo se debe trabajar para corregir errores. "Evidentemente cuando pierdes siempre estás preocupado. Y siempre intentas corregir errores. Pero hay que ver que el equipo tiene 21 puntos, el equipo está haciendo muchas cosas bien y por dos derrotas tampoco hay que ser demasiado pesimistas", señaló el de Catoira.

Agradeció Sergio a los aficionados del Celta que se desplazaron hasta Riazor e hizo votos para conseguir los tres puntos el próximo sábado ante el Sporting de Gijón en Balaídos. "El partido del sábado para nosotros es importante, sobre todo por la gente que estuvo aquí. También agradecerles que vinieran hasta aquí, que estuviesen animando. En Balaídos intentaremos como siempre darles lo mejor de nosotros", dijo el portero del Celta.

Por último, confirmó Sergio que en la jugada del primer gol protestó al árbitro una falta cometida sobre él, así como un posible fuera de juego en la misma jugada.

VAVEL Logo