Las claves del RCD Espanyol - Málaga CF
LFP

El Málaga CF sigue sin reaccionar. La visita al RCD Espanyol era una buena oportunidad de dar un puñetazo sobre la mesa y empezar a aliviar la situación del equipo, pero, lejos de hacerlo, los jugadores de Javi Gracia volvieron a caer derrotados y la entrada a los puestos de descenso ya es una realidad. No fue el peor partido de los jugadores blanquiazules precisamente. El equipo costasoleño lo intentó de todas las maneras en una segunda parte en la que no se rindieron, pero careció de acierto para superar a Pau López.

Javi Gracia propuso un planteamiento ofensivo en Barcelona, con el objetivo de romper la maldición que parece perseguir a los andaluces fuera de casa en la actual Liga BBVA. El Málaga CF salió al ataque, pero se topó contra un RCD Espanyol que supo aprovechar sus debilidades y creó un inquietante peligro recuperando balones en zona comprometida para el Málaga CF. En líneas generales, los locales no fueron tan superiores como reflejó el marcador final, pero sí supieron pegar en momentos clave.

La alineación

La alineación que puso en liza Javi Gracia tuvo ciertos aspectos que sorprendieron. El primero fue la entrada de Pablo Fornals en lugar de Recio, acompañando a Tissone en el doble pivote. También sorprendió no ver a Tighadouini entre los once titulares, y es que el marroquí estaba siendo de los mejores del Málaga CF en las últimas jornadas. Amrabat reapareció y Duda y Juan Carlos fueron titulares, teniendo un papel discreto salvo alguna jugada puntual. De los dos, el portugués tuvo un papel más destacado. En la zaga y en la portería, nada nuevo bajo el sol. Los zagueros tuvieron el principal problema de la falta de contundencia. Weligton quedó retratado en el primer gol de Hernán Pérez, pero en el segundo quedó retratada toda la defensa. En la portería, Carlos Kameni no tuvo su mejor noche. Cuando el camerunés está inspirado, remates como el del primer tanto no se suelen colar en su portería, pero el desajuste general fue lo que perjudicó al Málaga CF en las jugadas decisivas.

El Espanyol pegó en los momentos clave

El primer momento clave que eligió el RCD Espanyol para golpear fue en el minuto 6. Cuando el Málaga quería llevar la iniciativa y que el partido se jugase en el medio campo del equipo catalán, apareció Hernán Pérez para demostrar que estaba inspirado en el partido de ayer. El paraguayo recibió un pase en la banda derecha ofensiva con espacio para encarar a Weligton, que fue el zaguero que le salió al paso. El exjugador del Villarreal recortó a Weligton y remató con la pierna izquierda al palo largo, superando la insuficiente estirada de Carlos Kameni.

El gol hizo mucho daño al equipo de Javi Gracia, que trató de reponerse manteniendo el planteamiento. Amrabat estuvo cerca de lograr el empate después de un pase interior de Duda, pero se encontró con la intervención de Pau López. Un pletórico Hernán Pérez no hizo esperar demasiado a los aficionados pericos y marcó el 2-0 en el minuto 20 tras un centro de Fuentes que tocó en Rosales y que ningún defensor del Málaga CF supo despejar. Al segundo palo apareció el paraguayo, colocándose en la posición óptima para rematar de volea con la pierna derecha y batir de nuevo a Kameni. El segundo hachazo de Hernán cortó el intento de reacción andaluz después del primer gol.

Hernán Pérez celebrando su gol ante el Málaga
Hernán Pérez, pletórico / FOTO: LFP

Error estructural del Málaga CF

En ambos goles quedó al descubierto un punto débil que Javi Gracia no supo corregir a tiempo. Entre la línea defensiva y los dos pivotes había demasiado espacio, y los errores en la salida del balón sumados a ese aspecto provocaron situaciones complicadas para el Málaga CF. Cuando la presión del RCD Espanyol surtía efecto, los centrales y los laterales retrocedían en demasía, dejando llegar a los pericos a la zona de castigo con demasiada facilidad. Eso fue letal ante un Hernán Pérez en estado de gracia. En la segunda mitad, con la entrada de Ontiveros, se ganó en control del balón y ese desajuste ya no se produjo más.

Pau López y los palos, determinantes

El acierto en momentos importantes de Hernán Pérez fue una de las claves del partido. Pero el paraguayo no fue el único protagonista que ayudó a los barceloneses a conseguir la victoria. El cuestionado guardameta local Pau López estuvo inconmensurable y fue otra pieza clave en el resultado del partido. La intervención nombrada anteriormente a Amrabat fue solo un aviso de que no sería fácil batirle durante el partido de ayer. Ya avanzada la primera mitad, el catalán volvió a lucirse esta vez ante Charles. El brasileño remató con potencia un servicio de Pablo Fornals con la cabeza, pero Pau López mandó a córner luciendo reflejos.

En los remates a los que Pau López no pudo llegar, la mala suerte acechó al Málaga CF, que se topó con los palos de la portería del RCD Espanyol. Hasta en dos ocasiones la madera evitó que el equipo andaluz se metiera dentro del partido. La primera fue de Charles, que fue uno de los que más lo intentó y la segunda de Pablo Fornals, otro futbolista que llevó la iniciativa y completó un partido correcto. El Málaga CF estuvo muy cerca de romper la sequía goleadora fuera de casa en esta ocasión, pero la falta de gol sigue siendo un problema real. Hasta 14 veces dispararon los blanquiazules, de los cuales solo cinco fueron a puerta. El RCD Espanyol remató la mitad de veces, siete, y con solo tres de ellas a puerta consiguió dos tantos. La efectividad catalana fue la que le faltó el pasado sábado y durante lo que va de temporada al Málaga CF, al cual le cuesta horrores crear ocasiones y, cuando las crea, las malbarata. Ese punto de fortuna y efectividad que le faltó al equipo de Javi Gracia fue otra de las claves del partido.

Ontiveros, otro joven que debuta con Javi Gracia

La que fue, sin duda, la nota más positiva del partido para el Málaga CF fue el debut de Ontiveros. El joven futbolista malagueño entró por primera vez en la convocatoria, una nueva apuesta de Javi Gracia después de Pablo Fornals. El entrenador navarro confió en él para que revolucionara el partido a favor del Málaga CF, y le dio entrada al descanso. El marbellense cuajó una gran segunda mitad y demostró que Javi Gracia no confió en él por arte de magia. Madurez, descaro y control del balón fueron las virtudes que sacó a relucir Ontiveros en el Power8 Stadium. Habrá que ver si el malagueño sigue los pasos de Pablo Fornals y se incorpora más habitualmente en el primer equipo.

Ontiveros debutó con el Málaga
Ontiveros fue el protagonista positivo / FOTO: LFP
VAVEL Logo