Una buena primera impresión
Los jugadores de la Real Sociedad celebran uno de los goles de ayer. Fuente: LaLiga

Eusebio Sacristán se estrenó el sábado como entrenador de la Real Sociedad ante su nueva afición, logrando una importante victoria ante un grande de la Liga como es el Sevilla. Con esta victoria, los realistas se llenan de moral antes de visitar el Camp Nou la semana que viene para enfrentarse a un Barça que se encuentra en su mejor momento.

Los tres puntos conseguidos ayer son los primeros logrados por la Real Sociedad esta temporada en Anoeta, algo que sin duda ilusionó a la afición. A pesar de no lograr un juego muy vistoso ni una gran transformación respecto a la época Moyes, Eusebio consiguió introducir algunos pequeños cambios.

Resurgir de Pardo

Rubén Pardo participó en los dos goles realistas

Rubén Pardo fue el elegido para acompañar a Illarramendi en el mediocentro y cumplió su labor con creces. Tras un comienzo de temporada no muy acertado, el de Rincón de Soto cuajó un buen partido y participó en los dos goles, aunque con la inestimable ayuda de Krychowiak. Además, el primer gol del partido fue a la salida de un córner, una jugada a la que la Real no le sacaba partido desde hace tiempo.

Rubén Pardo protegiendo el balón en el partido de ayer. Fuente: LaLiga

Otro de los destacados fue Xabi Prieto, que además del gol logró hacer un buen partido en su vuelta al mediocentro. Illarramendi, en su línea, fue el mejor del partido, haciendo de conexión entre los centrales y el mediocentro en la salida de balón.

Oyarzabal, bien

Mikel Oyarzabal disfrutó de poco menos de media hora en su segundo partido en esta temporada. El de Eibar lo hizo bien e incluso pudo marcar tras una jugada personal, pero Sergio Rico se lo impidió. Aun así, Eusebio demostró confíar en el juvenil dándole la oportunidad con el 0-0.

Tras esta victoria, la Real Sociedad aumenta su ventaja respecto a las posiciones más bajas de la tabla, colocándose como decimocuarto clasificado a dos puntos de los puestos de descenso. La semana que viene, los donostiarras visitarán el casi imbatible Camp Nou, por lo que este partido ayuda a encarar esta semana con más optimismo para poder conseguir algún punto en Barcelona.

VAVEL Logo