El Promesas se hunde estrepitosamente
(Foto: Real Valladolid).

Llegaba el Promesas a la cita contra la Peña Sport en el Campo San Francisco de Tafalla (Navarra) con la intención de poner fin a la dinámica negativa en la que se había adentrado en las últimas semanas, debido a que los pupilos de Borja Jiménez llevaban dos derrotas consecutivas en el campeonato doméstico en el Grupo 1 de Segunda División B. Por su parte, el cuadro local venía de vencer a domicilio al Somozas por cero tantos a uno, precisamente el resultado en contra que sufrieron los castellanos en los Anexos al Nuevo José Zorrilla la semana anterior frente al Logroñés.

El partido entre navarros y pucelanos estuvo realmente igualado en la primera mitad, donde los dos conjuntos trataron de imponer su estilo y filosofía de juego para doblegar a su adversario. Es cierto que se podía apreciar la tensión y la ansiedad en los jóvenes futbolistas del filial albivioleta, sobre todo porque eran muy conscientes de la importancia de, al menos, no irse con las manos vacías en su visita a tierras navarras para medirse a un rival directo como era el caso de la Peña Sport de Tafalla.

De hecho, la igualdad que imperó en el estadio de los navarros a lo largo del primer acto se mantuvo también durante el primer cuarto de hora de la segunda mitad, momento en el que se produjo el auténtico punto de inflexión que iba a cambiar el devenir del encuentro. Corría el minuto 62 de la contienda cuando José, uno de los jugadores más destacados del Real Valladolid B en el presente curso, dispuso de una pena máxima para adelantar a los visitantes en el electrónico. No obstante, el extremo blanquivioleta no estuvo acertado de cara a portería, por lo que el resultado gafas no se movería en el duelo, no en esa acción que podría haber sido decisiva (y lo acabó siendo).

Cuestión de puntería

La circunstancia que iba a marcar de verdad el desarrollo de lo que aún quedaba por disputarse en tierras navarras sería la entrada al césped de Toni Rodrigo, quien ocuparía el lugar en el campo de Imanol Etxeberría con el firme propósito de hacer que los tres puntos se quedaran en casa. El futbolista de la Peña Sport de Tafalla tendría la responsabilidad de ejecutar un lanzamiento desde los 11 metros para inaugurar el luminoso, ocasión que no desperdiciaría y, por ende, conseguiría subir el 1-0 al marcador para desatar el júbilo y la alegría de la parroquia navarra.

Pero ahí no se iba a quedar la actuación y el protagonismo de Toni Rodrigo en el envite contra el Real Valladolid B

Pero ahí no se iba a quedar la actuación y el protagonismo de Toni Rodrigo en el envite contra el Promesas, ya que pondría la puntilla al filial del club presidido por Carlos Suárez a falta de poco más de 10 minutos para llegar a la conclusión del compromiso correspondiente a la decimocuarta jornada de la competición de la regularidad en Segunda B. Maeztu colgaría un centro al área que el goleador (por partida doble) en la tarde de este domingo se encargaría de enviar al fondo de las mallas de la portería defendida por Julio, todo ello merced a un tremendo testarazo que iba a significar la confirmación de la tercera derrota consecutiva del Promesas en Liga.

Con el traspiés sufrido en la CCAA de Navarra, la segunda plantilla pucelana se adentra en posiciones de descenso a Tercera División, debido a que las tropas encabezadas por Borja Jiménez ocupan en la actualidad el decimoséptimo escalón en la tabla liguera del Grupo 1 de la categoría de bronce del balompié a nivel nacional. En cuanto a la Peña Sport, se encuentra igualada a puntos con los vallisoletanos (14 puntos), lo que ha provocado que los navarros estén ahora mismo justo por debajo de los de blanco y violeta en la clasificación. El próximo duelo del Promesas será el sábado 28 de noviembre, desde las 15:45 horas, en los Anexos contra el Izarra, mientras que los pupilos de David Ruiz visitarán a la Cultural y Deportiva Leonesa.

VAVEL Logo