Un empate de Champions
Imagen: Mª José Segovia (VAVEL.com)

El partido se afrontaba como una oportunidad única para el conjunto amarillo. El Celta tropezó en el derbi gallego y el Madrid hizo lo mismo en El Clásico. Los de Marcelino se presentaban al encuentro pudiendo dar un ‘golpe’ en la clasificación. Una victoria podría meterles en puestos Champions y colocarles a un punto de los vikingos e incluso empatar a puntos con el Atlético de Madrid a falta de que juegue su partido ante el Real Betis. El conjunto armero se encontraba en una situación muy similar antes de comenzar el choque ya que una victoria podría meterles también en puestos Champions. Tenía en frente al rival que estaba por encima de ellos en la clasificación, a un punto de diferencia. La derrota del Celta de Vigo en Riazor también les servía para colocarse en una zona privilegiada para ellos ya que una victoria les ponía un punto por encima de los celestes y a dos de los amarillos.

Los onces presentaban novedades. Marcelino hizo tres cambios con respecto a la alineación que sacó en el Camp Nou la pasada jornada. Bailly era la primera novedad. El costamarfileño se perdió el partido ante los blaugranas por acumulación de tarjetas, su lugar lo ocupó el italiano Daniele Bonera. La segunda novedad fue Manu Trigueros, ocupó el lugar de Tomás Pina dándole más control de balón al equipo amarillo. La tercera y última novedad fue el congoleño Cédric Bakambu. El futbolista se cayó del último once ante los culés por decisión técnica, su lugar lo ocupó Jonathan dos Santos. Con el delantero recupera el esquema habitual de 4-4-2 en vez del 4-5-1 que utilizó en el Camp Nou.

Mendilibar, por su parte, también presentó tres novedades con respecto al último once ante el Getafe en Ipurúa. La presencia de Asier Riesgo por Irureta en la portería es la primera novedad que presenta el conjunto armero. Esta decisión es técnica, confía más en la experiencia de Riesgo para blocar los ataques de ‘El Submarino’. La segunda novedad de Mendilibar fue la vuelta de Dani García al once, el capitán se perdió el último partido por acumulación de tarjetas,  su lugar lo ocupó Eddy Silvestre. Por último, Borja Ekiza es la novedad más destacada en la defensa. Ocupó el lugar del sancionado Capa. Es destacable que Ekiza solo había jugado un partido en esta presente campaña coincidiendo con un enfrentamiento contra un equipo de la Comunidad Valenciana como es el Levante.

La competición en su alto nivel

El encuentro comenzó con un alto nivel de ocasiones y de idas y venidas de un área a otra. El partido se encontraba en el centro del campo, Bruno Soriano y Trigueros movieron en armonía al Villarreal, solo faltaba culminar las ocasiones. Tardó poco en avisar el cuadro local, lo hacía por medio de la conexión de su delantera, que se entendieron de maravilla en la primera mitad. Dos ocasiones claras de Bakambu pudieron adelantar al Villarreal en los primeros compases del partido. Una de ellas el balón que le lanzó su compañero Soldado se marchó largo, en la otra remató como pudo un pase dentro del área. El congoleño seguía llevando el peligro del ‘Submarino’, esta vez se combinó con Denis Suárez para hacer una pared dentro del área. El balón no pudo controlarlo el ex jugador sevillista.

Estos ataques del equipo local fueron respondidos por el conjunto visitante. Borja Bastón asustó a toda la zaga amarilla. Primero con un remate que cortó a tiempo Bailly, después quitando un balón comprometido a Víctor Ruiz en la frontal con una correspondiente parada de Aréola al tiro del delantero armero. El espectáculo estaba servido, con el balón rondando en las dos áreas y sin un claro dominador del partido. Los porteros estaban teniendo mucho protagonismo, lo que destaca las ocasiones.

Comenzó el dominio armero

El minuto 27 de partido iba a cambiar la tónica del encuentro. Bakambu estaba montando una contra del equipo local pero perdió el balón, esto lo aprovecho el cuadro de Mendilibar para contraatacar. Borja Bastón le metió un balón muy bueno a Sergi Enrich dentro del área para que batiera sin mucho problemas a Aréola. A raíz de este gol comenzó el Eibar a dominar, con un Sergi Enrich muy protagonista. El Villarreal se quedó descolocado tras recibir el gol ya que estaban gozando de ocasiones. Keko avisaba del peligro que iba a conllevar a partir de ese gol el conjunto armero con un disparo peligroso desde fuera del área que se marchó cerca del larguero de la portería de Aréola.  Tras este disparo se produjo una acción que pararía el partido. Sergi Enrich y Bailly chocaron en una disputa por un balón saliendo malparado el costamarfileño que tuvo que ser sustituido por Daniele Bonera. Aunque consiguió recuperar el conocimiento decidieron cambiarlo por precaución.

El cuadro visitante comenzó a llegar con peligro buscando el segundo gol. Segi Enrich remató un centro de Juncá desde la banda izquierda. Bonera consiguió blocar el balón con el cuerpo. Minutos después volvería a llevar peligro Enrich con un remate a pase de su compañero de faena, Borja Bastón. La delantera armera era la pesadilla de la zaga amarilla. En el minuto 49 se produjo una acción determinante en el partido. Jaume Costa derribó dentro del área a Borja Bastón y el colegiado señaló penalti. Aréola consiguió adivinar la trayectoria del disparo lanzado por Dani García. Con esta parada su equipo seguía metido en el partido. Los minutos finales del encuentro serían del conjunto local. Primero avisó por medio de un disparo de cabeza de Víctor Ruiz que despejó Pantic bajó la línea. El jugador cedido por el Villarreal le jugó una mala pasada. Dos minutos después fue cuando llegó la polémica. Soldado es derribado dentro del área y el jugador no señala nada. Las protestas de todos los jugadores y cuerpo técnico no sirvieron de nada. Con esta polémica y el banquillo amarillo protestando se llegó al descanso.

Un Villarreal muy enchufado

Los de Marcelino, conscientes de lo que se jugaban, salieron con las pilas cargadas tras el paso por vestuario. Las ocasiones se sucedieron para los locales en los primeros compases de la segunda mitad. Comenzaron a asediar la portería de Riesgo por medio de disparos. Bruno Soriano y Denis lo intentaron sin mucha fortuna. Cuando habían transcurrido nueve minutos de juego de esta segunda mitad, Marcelino ejerce su segundo cambio. Jonathan Dos Santos entró en lugar de Trigueros dando más ataque al Villarreal. Minutos depués del cambio avisó el Villarreal por medio de un disparo de Castillejo tras un gran pase en profundidad de Jaume que consiguió blocar Juncá a tiempo. Tras la ocasión se produjo el último cambio del Villarreal. Bakambu descontentó dejo su sitio a Samu García, que ocupó la posición de delantero.

Bonera se lesiona y deja a su equipo con uno menos

Dos minutos después de que Marcelino agotara los cambios se produjo un contratiempo inesperado. Bonera se lesiona y tiene que abandonar el terreno de juego, dejando a su equipo en inferioridad numérica. Esto se iba a reflejar en el juego del equipo armero que empezó a utilizar las posesiones largas para asegurar el marcador. Estas posesiones provocaban alguna llegada tímida. Keko comenzó a colgar balones al área, pero Saúl Berjón y posteriormente Borja Bastón se cruzaron con un gran Aréola.

El minuto 31 de la segunda mitad implicaba algo positivo para el Villarreal ya que conseguían igualar fuerzas. Keko vio la segunda cartulina amarilla por una mano y dejo a su equipo con diez jugadores, quedando equilibrada la balanza. Tras esta expulsión Mendilibar mueve ficha. Inui entra por Saúl Berjón. Cambio de interior por interior por lo que no modificaba el esquema. Con la igualdad de jugadores el conjunto local se lanzó a por el empate, que finalmente acabó consiguiendo.

Jaume iguala el marcador tras un gran pase de Denis

Jaume Costa se desmarca dentro del área, este desmarque lo ve Denis y le asiste. Jaume se sitúa delante de Riesgo y dispara hacía la izquierda del portero haciendo imposible su parada. El balón tras tocar  el palo y pasearse por la línea de gol se introduce en la portería, haciendo que se pongan las tablas en el marcador. Gol importante anímicamente para el lateral ya que hizo el penalti del partido a Borja Bastón. Mendilibar vuelve a mover ficha tras recibir el gol. Antonio Luna sustituyó a Sergi Enrich. Este cambio táctico lo introdujo Mendilibar para asegurar el empate. El asedio amarillo solo acababa de comenzar tras el empate. Empezó a generar peligro con pases por el centro con un Soldado que no supo aprovecharlos. En sus botas estuvo el empate. Con la angustia de haber podido conseguir la victoria en los minutos finales se llegó al final del partido.

VAVEL Logo