Fotos e imágenes del Real Madrid 0-4 FC Barcelona de la 12ª jornada, Liga BBVA
Cristiano Ronaldo se lamenta de un gol fallido.

Primera tarde de frio polar en el Estadio Santiago Bernabeu, despues de un calido otoño, ya comenzaban las tardes de invierno y bajo unas estrictas medidas de seguridad comenzaban a entrar los primeros aficionados al estadio. El clásico traía consigo miedo a un nuevo atentado, después de los acontecimientos del pasado fin de semana en Francia.

Video marcador del Estadio Santiago Bernabéu

Neymar y Luis Suarez saltan al terreno de juego

Ante el fervor de la afición saltaban los jugadores al terreno de juego para realizar los ejercicios de calentamiento.

James y Danilo, realizan ejercicios de calentamiento

Mosaico blanco en el Santiago Bernabéu

Sonaba el himno de la Décima, para dar entrada a ambos conjuntos, y el Bernabeu se ponia en pie para recibir a los jugadores con un mosaico blanco inmaculado.

Luis Enrique, Iniesta y Piqué

Cristiano Ronaldo y Benzemá posan para los medios

Tras el himno blanco, ambos conjuntos al completo junto al cuarteto arbitral, se posicionaron para escuchar un solemne minuto de silencio donde sonó `la Marsellesa´ en honor a las victimas del atentado de Francia.

Ambos equipos posan junto a la bandera de Francia

Mosaico de la grada fans en honor a las victimas de Francia

Luka Modric

Los azulgrana comenzaron el partido con determinación y calidad a la hora de sacar el balón. Cuando el conjunto de Benítez recuperaban el balón, el repliegue era total: Neymar y Luis Suárez quedaban más adelantados. Y presionaban.

Benzema se hace con el esférico ante Busquets

Replegados para no dejar huecos, el Madrid, no se hacía con el balón en el centro del campo y los de Luis Enrique aprovechaban para controlar.

celebración del gol Sergi Roberto y Luis Suarez

Gol Luis Suarez

Fruto de la situación, anotaba Luis Suárez el primer gol a los diez minutos del comienzo.

Danilo da un pase hacia atrás con la presión de Neymar

La posesión pertenecía a los culés y las ocasiones, pese a ser escasas, también llegaban del lado visitante. La zaga blanca no estuvo expeditiva, perdió demasiados balones en los primeros pases, lo que propició que Neymar y Suárez, acompañados casi siempre por Iniesta, Sergi Roberto y Rakitic, pudieran combinar con tranquilidad en la zona de tres cuartos de cancha.

Mascherano se lesiona en una jugada fortuita

Benítez mandaba desde la banda

Mandaba Benítez desde la banda achicar espacios y juntar las lineas de medio campo, pero el Real Madrid no conseguia asentarse.

La ocasión más clara de los blancos, venía por un claro error de Bravo bajo palos, tras un intento fallido de chilena, Cristiano Ronaldo reclamó un penalti inexistente.

Varane no estuvo acertado. Se erró en la salida del balón. Iniesta dejó solo a Neymar. Tras controlar, definió por debajo del brazo de Keylor Navas. Fue el segundo.

Segunda Mitad

Con el 0-2 se llegó a los 45 minutos de descanso no sin antes presenciar otra buena jugada de Neymar, que acabó con un Marcelo sacando la pelota bajo palos. El maremoto era evidente, tanto que provocó una espectacular pañolada de todo el estadio.

La segunda mitad prometía más entrega y lucha de los jugadores de Chamartín. Nada más comenzar, un trallazo de James, desde fuera del área, y un par de remates peligrosos metieron a la afición en el césped.

Con el equipo volcado en busca de la portería de Bravo, apareció, de nuevo, el ataque de los de Luis Enrique. Neymar le devolvió la asistencia a Andrés Iniesta, quien tras un taconazo del primero disparó con el alma para colar la pelota por la escuadra de la meta defendida por Keylor Navas.

Las oportunidades llegaban a cuentagotas y en aquellas en las que se lograba disparar a puerta, allí estaba Claudio Bravo. El chileno realizó un partido excelso, con estiradas maravillosas y una seguridad digna de un clásico. Esa misma seguridad que faltó en los once que saltaron vestidos con la elástica blanca al terreno de juego.

Cuando faltaba algo más de quince minutos para el pitido final, Suárez se vistió de gala para batir a Keylor. Se había quedado solo gracias a una asistencia perfecta de Leo Messi, que había entrado por Rakitic tras superar la lesión que le mantuvo dos meses alejado de los terrenos de juego. El estadio no enmudeció, volcó su ira contra jugadores y directiva.

La goleada pudo ser aún mayor a la contra, pero también pudo ser menor. Bale, Ronaldo y Benzema tuvieron ocasiones claras de gol, pero tenían delante un muro chileno que no pudieron superar. Bravo desesperó al tridente merengue y no hubo forma de batirle, ni siquiera a balón parado, donde también dejó intervenciones de mérito.

Los culés se reafirman en el liderato y demuestran que actualmente son el equipo más en forma. La maestría del Barça calcinó al Real Madrid.

VAVEL Logo