Previa Shakhtar Donetsk - Real Madrid: resurrección o sentencia
Previa Shakhtar Donestk vs Real Madrid: resurrección o sentencia

Sin margen de error. Así afronta el Real Madrid el quinto encuentro de su competición favorita esta temporada. Resulta paradójico realizar esta afirmación cuando el equipo blanco camina con paso firme en la primera posición del grupo y sin conocer la derrota, pero los dos últimos partidos de los hombres de Rafa Benítez (tres si se tiene en cuenta el disputado ante el PSG en Madrid) han supuesto la confirmación de un secreto a voces: un conjunto bastante irregular enmascarado hasta ese momento por los resultados obtenidos en gran medida gracias a la soberbia actuación de su portero.

Las críticas recibidas por el cuadro madridista desde el pasado sábado, sumadas al frío y a un rival especialmente temible en casa pueden convertirse en un cóctel explosivo para el Real Madrid y, sobre todo, para Rafa Benítez, cuestionado por buena parte de la afición blanca y que, pese a la ratificación del presidente, es consciente de que la exigencia del club de Concha Espina no le permite sumar un tropiezo más, menos aún cuando se enfrenta a un rival teóricamente superior y al que goleó hace tan sólo dos meses en la capital de España.

Precisamente en esa herida abierta que parece existir entre jugadores, entrenador y afición quiere ahondar el Shakhtar Donetsk, uno de los clásicos de esta UEFA Champions League que siempre amenaza con convertirse en revelación pero que termina claudicando ante las potencias futbolísticas del continente. En esta edición el sorteo les encuadró con dos de los grandes favoritos, por lo que su pelea se reduce en ese tercer puesto que permite continuar disputando una competición europea, y ahí convertirse en uno de los candidatos al triunfo final. Con la ilusión por alcanzar la UEFA Europa League y por derrotar al equipo más laureado de la competición, los ucranianos quieren mantener su fortín en Lviv y aprovechar la situación de crisis que vive el club blanco en estos días.

Europa como bálsamo

Nada podría venirle mejor a este Real Madrid que un partido de la UEFA Champions League. No sólo por tratarse de su competición predilecta y donde permanece como rey en lo que a títulos se refiere, sino además porque tras el ambiente de crispación que se respira en Madrid con respecto al juego de los blancos, jugar como visitante e intentar recuperar sensaciones puede ser la mejor medicina para los hombres de Rafa Benítez. También lo será para el técnico madrileño, que sigue sin encontrar la tecla táctica y, aún peor, la sintonía con sus jugadores, algo indispensable para alcanzar éxitos y títulos.

Y es que el club de Concha Espina acumula varias semanas difíciles, las más complicadas de la presente temporada. Todo comenzó precisamente en la competición continental, cuando los madrileños vencieron por 1-0 al PSG pero siendo superados en todo momento por el equipo francés, que se marchó de vacío de la capital de España únicamente por su falta de acierto en el remate. La situación empeoró cinco días después, cuando tras ir ganando 0-1 en Sevilla, acabaron derrotados por 3-2 en una segunda parte donde se produjo una desconexión total de los hombres de Rafa Benítez.

El Real Madrid perdió por 0-4 ante el FC Barcelona.

Tras dos semanas con gran protagonismo de jugadores del equipo madridista por temas extradeportivos, el cénit de esta crisis de juego y resultados llegó el pasado sábado, nada más y nada menos que en el clásico. El Real Madrid se vio arrollado por el vendaval futbolístico del FC Barcelona, que se marchó del Estadio Santiago Bernabéu con un 0-4 a su favor y con la sensación de que consiguió un resultado corto tras lo visto sobre el verde del coliseo blanco.

Sin embargo, los resultados conseguidos en este primer tramo de la temporada sitúan al Real Madrid como tercer clasificado en la Liga BBVA, a seis puntos del líder, mientras que en la UEFA Champions League es el primero del grupo A con tres victorias y un empate, necesitando sumar sólo tres puntos en los dos partidos restantes para asegurarse el primer puesto del grupo y acceder a octavos de final con ventaja de campo.

Ilusión y esperanza

La realidad del Shakhtar Donetsk es también complicada, pero por motivos mucho más trascendentales. El estallido de la guerra en Ucrania obligó al conjunto ucraniano a desplazarse a 1.200 kilómetros de su casa para jugar al fútbol, pues la ciudad es una de las más afectadas por el conflicto bélico. Así, mientras su estadio fue bombardeado hace unos meses y ahora sirve como centro de almacenamiento de ayuda humanitaria, ellos se han establecido en Kiev y juegan sus partidos en Lviv, el otro extremo del país, sintiéndose como visitantes en cada encuentro de la liga ucraniana.

Pese a las dificultades para continuar jugando al fútbol y las pérdidas económicas que está sufriendo por estos problemas, el equipo más competitivo de Europa oriental continúa año tras año entre los mejores clubes del continente, y su amplia nómina de jugadores brasileños le permite plantar cara a los mejores conjuntos del continente. Sin embargo, su continuidad en la presente edición de la UEFA Champions League se antoja complicada, pues necesita una victoria ante el Real Madrid y un tropiezo del PSG para mantener opciones de clasificarse para octavos de final.

El Shakhtar Donestk ganó por 4-0 al Malmö FF
Foto: UEFA.com

Y es que la presencia de los madridistas y los parisinos complicó sobremanera el grupo, y los ucranianos comenzaron perdiendo los tres primeros partidos, siendo incluso superados por el Malmö FF en tierras nórdicas. Sin embargo, la victoria por 4-0 en la cuarta jornada de la fase de grupos le permite tener opciones y, además, vislumbrar la posibilidad de continuar en competición europea si finaliza en la tercera posición. En cambio, en la competición doméstica, el Shakhtar Donestk es primero, empatado a puntos (37) con el Dinamo de Kiev, y sólo ellos dos tienen opciones de conseguir el título. Con la ilusión de llevar la alegría a unas gradas llenas (en Europa y ante los equipos grandes se cuelga el cartel de ‘no hay billetes’) y mantener la oportunidad de continuar en Europa, los ucranianos confían en conseguir la victoria ante el Real Madrid.

Único precedente

Shakhtar Donetsk y Real Madrid sólo se han visto las caras en una ocasión. Fue precisamente en la primera jornada de la fase de grupos de la presente edición de la UEFA Champions League, donde el conjunto entrenado por Rafa Benítez consiguió la victoria por 4-0 gracias al ‘hat-trick’ de Cristiano Ronaldo y al tanto de Karim Benzema. El equipo blanco, muy superior durante los 90 minutos, consiguió adelantarse a la media hora de juego por mediación del delantero francés, mientras que en la segunda parte, el luso consiguió tres goles para sentenciar el partido y dar los tres primeros puntos en la competición al cuadro madrileño.

Cristiano Ronaldo celebra uno de los goles ante el Shakhtar Donestk

Sin embargo, ambos equipos sí han disputado más encuentros con rivales españoles y ucranianos respectivamente. El conjunto entrenado por Mircea Lucescu ha recibido en nueve ocasiones la visita de un equipo español (FC Barcelona en cuatro ocasiones, y una vez a Sevilla FC, Celta de Vigo, Real Sociedad, Valencia CF y Athletic Club de Bilbao), consiguiendo únicamente dos victorias. Por su parte, el Real Madrid ha viajado hasta Ucrania en seis ocasiones, datando la última del año 2006. En ellas, cinco partidos ha disputado con el Dinamo de Kiev y uno con el Chornomorets Odessa, consiguiendo un balance de una victoria, una derrota y cuatro empates.

La portería como factor clave

Si hay que prestar atención a una zona del terreno de juego en el partido que enfrentará a Shakhtar Donetsk y Real Madrid, la elección será la portería. El cuadro ucraniano aumenta notablemente sus prestaciones cuando juega como local, y acumula 38 goles en los últimos diez partidos oficiales, lo que deja una espectacular media de 3,8 goles por encuentro, la cifra más alta del continente. Por su parte, el Real Madrid suma en competición liguera 26 tantos, siendo el segundo equipo más goleador del campeonato, lo que hace presagiar que los goles serán los grandes protagonistas del partido.

Pero también se librará una bonita batalla en el aspecto defensivo. El conjunto de Rafa Benítez es el único imbatido de la máxima competición continental, por lo que los ucranianos tendrán que hacer frente a uno de los guardametas más en forma de Europa. Sin embargo, los blancos han encajado siete goles en los dos últimos encuentros oficiales que han disputado, por lo que el sistema defensivo del técnico madrileño, su principal quebradero de cabeza, también se ha puesto en entredicho en las últimas semanas. El Real Madrid tendrá en su viaje a Ucrania una buena oportunidad para demostrar que sigue siendo uno de los equipos más fiables del continente.

Bas Nijhuis, el árbitro

Debido a la guerra existente en parte del territorio ucraniano, el Shakhtar Donetsk juega sus partidos como local en la ciudad de Lviv, a 1.200 kilómetros de su ciudad de origen. Así, el Arena Lviv será el escenario del encuentro, un estadio construido para albergar partidos de la Eurocopa 2012 y que tiene una capacidad de 34.915 espectadores.

Bas Nijhuis, el encargado de dirigir el Shakhtar Donestk - Real Madrid

El encargado de impartir justicia será Bas Nijhuis. El árbitro holandés dirigirá por primera vez un encuentro del Real Madrid, si bien cuenta con experiencia internacional desde 2007. Este colegiado ya ha dirigido diez partidos de la máxima competición continental a lo largo de su carrera profesional, siendo uno de los últimos el que enfrentó a Manchester City y Sevilla en la tercera jornada de la fase de grupos de la presente edición de la UEFA Champions League.

Palabra de entrenadores

Mircea Lucescu pasó por sala de prensa para comentar las sensaciones antes del partido que enfrentará a su equipo y al Real Madrid: "Tenemos que evitar los errores que cometimos en Madrid. Allí controlamos la posesión del balón y no fuimos tan inferiores como para perder por 4-0. El Real Madrid es un gran equipo y saldrá muy motivado e intentará compensar la derrota ante el FC Barcelona."

Rafa Benítez compareció ante los medios de comunicación para hablar sobre la actual situación del Real Madrid y del partido ante el conjunto ucraniano. "Ahora miramos hacia adelante, tenemos que conseguir que estas dos derrotas ante Sevilla y Barcelona no nos afecten, y recuperar pronto la sensación que teníamos antes. El equipo está tocado, pero no se ha roto. Tenemos una gran plantilla que ha estado 14 jornadas sin perder, líderes y con números espectaculares. Cierto que hemos perdido dos partidos seguidos, y el último muy importante, y por eso nos sentimos dolidos, con ganas de revancha y con la ilusión de recuperarnos y ganar lo antes posible", declaró el madrileño.

Por último, el entrenador del club de Concha Espina no dudó a la hora de elogiar a su rival: "Vamos a tratar de clasificarnos como primeros de grupo. El Shakhtar es un equipo difícil, con jugadores de gran calidad que nos lo pondrá complicado".

Convocatorias

Mircea Lucescu tendrá tres bajas para el partido frente al Real Madrid. La más importante es la de su capitán, Srna, que está sancionado. En la misma situación se encuentra Kucher, mientras que Malyshev es duda por molestias en la rodilla.

Para el partido en tierras ucranianas, Rafa Benítez tiene las bajas de Marcelo, Sergio Ramos y Arbeloa. El lateral brasileño recayó de su lesión en el partido ante el FC Barcelona y tuvo que ser sustituido, mientras que el central sevillano inicia su proceso de recuperación de la lesión del hombro. Por su parte, el salmantino se queda fuera de la convocatoria por decisión técnica. Los 20 futbolistas que conforman la convocatoria del Real Madrid son: Keylor Navas, Kiko Casilla, Rubén Yáñez, Varane, Pepe, Nacho, Carvajal, Danilo, Kroos, James, Bale, Casemiro, Kovacic, Modric, Cheryshev, Isco, Cristiano Ronaldo, Benzema, Lucas Vázquez y Jesé.

Posibles onces Shakhtar Donetsk - Real Madrid

VAVEL Logo