Cuadernos en rojiblanco: Alemania
Ibai, De Marcos y Muniain celebran el gol del primero. | Fuente: AFP.

No hay descanso. Sin apenas tiempo para recuperarse del mazazo sufrido en Granada el pasado domingo en el que el Athletic se vio sobrepasado en todo momento por un equipo que todavía no había ganado en casa en lo que va de temporada, el conjunto rojiblanco se enfrenta a la quinta jornada de la fase de grupos de la Europa League contra el Ausburgo. Será el jueves 26 de noviembre a las 19:00 horas en el WWK Arena.

El Athletic ha visitado tierras alemanas en cinco ocasiones pero sólo uno de esos desplazamientos terminó en alegría. Como ya dijo el mítico delantero de la selección inglesa, Gary Winston Lineker, "el futbol es un deporte dónde juegan once contra once y siempre gana Alemania". En el caso del Athletic se ha cumplido en cuatro ocasiones. Sólo hay una excepción que rompe la regla: el encuentro contra el Schalke 04 en los cuartos de final de la Europa League de la temporada 2011/12.

Primeros partidos: dos derrotas y un empate

La primera vez que el Athletic pisó el país germano para disputar un partido oficial fue el 29 de enero de 1969. Fue en los octavos de final de Copa de la UEFA frente al Eintracht Frankfurt en un encuentro que terminó en empate a uno (goles de Lotz y Igartua).

Apenas dos años después, el 20 de octubre de 1971, el conjunto vascó a Alemania pero esta vez contra el Eintracht Braunschweig en los dieciseisavos de final de la Copa del UEFA también. El partido terminó con un derrota por dos goles a uno a pesar de que fue el Athletic el que se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Arieta II.

La tercera vez que el Athletic jugó contra un equipo alemán fue quince años después, el 1 de octubre de 1986. Fue frente al Magdeburg y, por segunda vez, los rojiblancos volvieron a Bilbao con una derrota bajo el brazo (1-0).

1-10-2009 | Werder Bremen 3 - Athletic 1 | Fase de grupos UEFA Europa League

Después de la aquella derrota contra el Magdeburg, el Athletic estuvo ausente de las competiciones durante unos largos años, más concretamente, durante 23 años.

La vuelta a la entonces llamada Copa de la UEFA y ahora denominada UEFA Europa League se produjo en el año 2009 y otra vez en el mes de octubre. Fue en la segunda jornada de la fase de grupos. El Athletic quedó encuadrado en el grupo L junto con el Austria de Viena, Werder Bremen y CD Nacional.

La visita al equipo alemán se saldó con una nueva derrota a pesar de que el equipo lo intentó.

La primera parte del partido fue totalmente de los locales que desplegaron un gran futbol y mostraron todas las carencias de los rojiblancos. El Athletic no conseguía crear jugadas de peligro sobre el área alemana mientras que el Werder Bremen con poco que hacía, balones por dentro y diagonales a la espalda de la defensa, llegaba a los dominios de Gorka Iraizoz con bastante peligro.

El primer gol del partido llegaba en el minuto 18 con un mal despeje de Castillo en el borde del área grande que Hunt cazaba y con una magistral volea batía a Gorka. El conjunto local llevó el partido dónde quiso sin que el Athletic pudiera hacer nada para evitarlo. Las ocasiones del Werder Bremen se sucedían y fue al filo del descanso, Pizarro aprovechó la mala posición de Amorebieta evitando el fuera de juego para cederle el balón a Naldo y que fuera el central que hiciera el dos a cero.

En la segunda mitad el Athletic salió con otro espíritu al terreno de juego: mucho más alegre, combinativo y haciéndose con el control del balón. Después de los dos cambios que Joaquín Caparrós introdujo en el descanso, el equipo rojiblanco mejoró acercándose varias veces al área germana. Javi Martínez tuvo la mejor oportunidad en el minuto 54 tras aprovechar el rebote de la defensa a un disparo de Iraola pero el guardameta local despejó el peligro.

El Werder Bremen se quedó con un jugador menos en el minuto 65 después de la expulsión de Niemeyer que en apenas cinco minutos vio dos cartulinas amarillas, la última por una dura entrada sobre Muniain. A pesar de esa situación, el Athletic no supo materializar las ocasiones que tuvo y las llegadas por banda y sendos centros laterales no servían para acortar distancias en el marcador.

Hasta que en el minuto 90 Llorente logró hacer el milagro y tras un pase de Gurpegui y darse media vuelta, el riojano anotó el primer gol del Athletic en el partido. Cuando parecía que la remontada era posible aunque quedara poco tiempo, la ilusión y la esperanza se desvanecieron al poco tiempo ya que Amorebieta cometió penalti y Frings anotó el definitivo 3-1.

Fue una derrota dolorosa pero no impidió que el Athletic pasara a la siguiente ronda.

Sueño europeo

La temporada 2011/12, el primer año de Bielsa como entrenador del Athletic, comenzó gris con unos resultados que no acompañaban y sensaciones encontradas. Pero, poco a poco, el equipo se fue amoldando y entendiendo mejor hasta el punto de llegar a dos finales (una de Europa League y otra de Copa del Rey).

La andadura que tuvo que recorrer el equipo hasta la final fue muy dura con enfretamientos a grandes de Europa como el Manchester United, Schalke 04 o Sporting de Portugal. Los partidos contra el equipo inglés se recordarán siempre pero también se hará lo propio con el partido de ida en Gelsenkirchen frente al Schalke 04, un equipo alemán rocoso con Raúl González como principal estrella.

El Athletic comenzó imparable el encuentro y de las botas de Llorente logró el primer tanto del partido. Pero no todo iba a ser color de rosa. El Schalke supo reaccionar y después de un doblete de Raúl, el primero en la siguiente jugada después del gol del Athletic y el segundo en el minuto 60, se puso por delante.

Cuanto más avanzaba el partido más cómodo se sentía el Athletic y en los quince minutos finales llegó el éxtasis para la afición rojiblanca. Los presentes en el Veltins-Arena presenciaron cómo Llorente primero, De Marcos después y, finalmente, Muniain completaban la remontada logrando un marcador de dos goles a cuatro. Una renta que hacía ser muy optimista con respecto al pase a la siguiente fase aunque nadie se esperaba que, a la postre, se consiguiera el pase a la final de la Europa League.

VAVEL Logo