Análisis del Real Oviedo, rival del Córdoba CF
Los jugadores del Real Oviedo festejan un tanto (foto: lfp.es)

El próximo domingo 29 de noviembre el Córdoba recibe en el Nuevo Arcángel a un recién ascendido esta temporada, el Real Oviedo. El equipo asturiano ha regresado a la categoría de plata del fútbol español con mucha fuerza y muchas ganas después de muchos años sumidos y relegados en Segunda B.

El equipo azulón siempre ha sido un clásico de nuestro fútbol pero en las últimas décadas cayó en el ostracismo. Uno de los hombres más ricos del mundo, el empresario mexicano Carlos Slim, rescató al equipo de la quiebra y de la desaparición. Gracias a su importante aportación económica, así como la del resto de accionistas, el Oviedo formó un equipo de garantía para la categoría. Quedó primero en su grupo y ascendió eliminando a otro clásico como el Cádiz CF. 

Así, el Oviedo se reforzó de maravilla manteniendo a jugadores importantes de la talla de Esteban, Jonathan Vila o Héctor Font con jugadores veteranos como Cervero o el central David Fernández. Junto a estos, recalaron en el club futbolistas con experiencia en la categoría entre los que destacan Fernández, Carlos Peña, Héctor Verdés, Edu Bedia o Toché. 

La trayectoria

El Real Oviedo dirigido por el argentino Sergio Egea ha mantenido una trayectoria irregular en este comienzo liguero, algo muy normal en casi todos los equipos de la categoría debido a la igualdad palpable y existente. Al principio, le costó adaptarse a la categoría después de tanto años sin estar y con tantos jugadores nuevos pero poco a poco ha ido resolviéndo los partidos satisfactoriamente hasta afianzarse en la quinta posición con 22 pts. Tan solo ha obtenido tres victorias en el Tartiere ya que le cuesta finalizar los partidos y amarrar los puntos. Ha empatado en casa contra Lugo, Mallorca y Bilbao Athletic. Fuera de casa tampoco son mucho mejores los números pues ha obtenido tres victorias también en campos tan difícliles como Huesca, Tenerife o Valladolid. En los úlimos cinco partidos ha logrado 7 puntos, 6 de ellos en las últimas dos jornadas. Esta última estadística invita a pensar que el equipo asturiano va a más y pretenderá seguir con la buena racha. 

La plantilla

En portería, encontramos a un viejo rockero de la categoría y de nuestro fútbol, el gran Esteban. A pesar de su avanzada edad, su veteranía es uno de los puntos fuertes del equipo pues aporta una gran seguridad a sus compañeros. En los últimos cuatro partidos de Liga el Real Oviedo solo ha encajado un gol, lo que muestra la importante y significativa mejoría defensiva que el conjunto blanquiazul ha conseguido. 

Culpa de ese cerrojo defensivo también lo tiene los defensas. Al comienzo de liga Sergio Egea apostó por un fútbol combinativo y de mucha llegada al área. Este juego atractivo dejaba muchas lagunas en defensa difícil de subsanar y que se compensaban con el enorme acierto anotador de los delanteros. Sin embargo, tras la derrota en El Toralín frente a la Ponferradina por 4-2 el técnico argentino decidió guardar más el terreno de su portero y ocupar mejor los espacios atrás para frenar la sangría que hacían a su defensa. La defensa suele estar formada por tres fijos: los centrales Borja Gómez y David Fernández y el lateral izquierdo Carlos Peña. El carril derecho debería ser ocupado por el ex-cordobesista Fernández pero su comienzo ha dejado dudas y ha sido sustituido por Nacho López y en la última jornada por Johanneson. 

En el medio el Oviedo forma con un pivote consolidado, la pareja formada por Vila y Erice. Ambos formaron parte de la plantilla del ascenso y se combinan muy bien. Vila es el encargado de las labores defensivas y Erice es quien distribuye. La idea de Egea es la de poseer el balón aunque no siempre lo consigue, como quedó reflejado en el partido en Soria o en la segunda parte frente al Huesca.

En la zona de tres cuartos suelen jugar Susaeta, Valle y Koné. Tanto Susaeta como Borja Valle son clave en los esquemas de Sergio Egea. Valle es un jugador potente, rápido que se adapta a muchas zonas del campo. Destaca en la media punta pero tiene mucho recorrido y siempre juega con criterio. Su combinación con Susaeta es letal. Sin duda otra sorpresa de la temporada, Néstor Susaeta se ha eregido como la estrella del equipo siendo el máximo goleador con 7 tantos. Un pilar en la banda derecha, ejecuta todas las acciones a balón parado. Los principales recambios suelen ser Héctor Font, Aguirre y Hervías amen del por ahora desaparecido Edu Bedia. 

Por último, el Oviedo no tiene apenas problemas para hacer goles esta temporada gracias al trabajo de Susaeta pero la delantera aporta bastante efciencia goleadora. Toché y Linares se reparten los minutos jugando a veces uno y otras otro. Linares ha llegado a jugar en la banda. Los dos han marcado cuatro goles cada uno. Toché es más rematador y Linares entra más en el juego elaborado y participativo pero ambos son igual de importantes. El capitán y veterano Diego Cervero, autor del importante gol frente al Cádiz, no esta contando prácticamente para Sergio Egea

VAVEL Logo