Las alternativas de Munitis
Fuente: Real Racing Club.

El Racing atraviesa su mejor momento en lo que va de temporada. Y no solo por resultados, sino por sensaciones. Mucho se ha hablado de la mejoría en el juego del equipo en las últimas tres semanas y esa mejoría se ha refrendado con siete puntos de nueve posibles. 

Pero otra de las grandes noticias para Pedro Munitis es la gran competencia que hay en la plantilla. El Racing está ascendiendo en la montaña de su estado de forma (aún le queda para alcanzar el límite a una plantilla de gran calidad) y está encontrando numerosos debates gracias, por un lado, al gran rendimiento de toda la plantilla y, por otro, a la recuperación de jugadores importantes.

Está claro que hay jugadores y jugadores. Será complicado, salvo por razones físicas, ver a hombres como César Caneda, Mikel Santamaría, Álvaro Peña o Borja Granero en el banquillo pero lo que es cierto es que, de los demás, nadie tiene el puesto asegurado. 

Un Sotres sin confianza

La portería racinguista parecía que iba a ser un auténtico cerrojo con la vuelta de Dani Sotres. El canterano regresaba a El Sardinero para ser indiscutible en la portería. Pero su inseguridad y falta de confianza, demostrada en fallos como el del Burgos que le costó caro al Racing, ha dado vía libre a Óscar Santiago. El gallego regresaba al Racing tras haber formado parte de su filial en el pasado y se está asentando como titular. Es verdad que no ha sido demasiado exigido en los dos partidos que ha jugado pero tampoco ha fallado y se ha mostrado muy seguro bajo palos en las victorias ante Guijuelo y Cacereño.

Así pues, los reflejos y la velocidad de Dani Sotres ha dado paso a la seguridad y la tranquilidad de Óscar Santiago, que aporta certeza por arriba y un buen manejo con el balón en los pies.

¿Francis, Borja...o Fede?

Visto lo visto, y tras la lesión de Borja San Emeterio y Francis Pérez, Fede San Emeterio se ha asentado en flanco defensivo derecho. Un hombre tan versátil como el de Sierra de Ibio es muy aprovechable para el Racing pero, con el centro del campo en tan buena forma, quién sabe si Fede no podría ser titular por delante de los otros dos.

El perfil similar de Borja y Francis deja al cántabro por delante por su mejor estado físico y juventud

Aun así, todo indica a que la competencia natural será entre Borja y Francis. Dos hombres similares en cuanto a cualidades, correosos, luchadores en defensa y que saben cuándo y cómo subir al ataque, pese a no poseer una gran velocidad ni una calidad enorme para desbordar y poder aportar en ataque. Dos laterales cumplidores, uno muy joven, el otro con mucha experiencia, muy aseados para un equipo como el Racing que tiene que aspirar a ganar, siempre o casi siempre. Con la vuelta de ambos se verá cuál es la elección de Munitis.

Un debate inesperado

Pocos, por no decir nadie, esperaba que Iñaki no fuera titular indiscutible en la banda zurda de El Sardinero. Uno de los iconos del Racing en los dos últimos años, jugador peligros y correoso, veloz y desbordante, de esos que marcan la diferencia jueguen donde jueguen, está cuestionado por Pedro Munitis. Su lesión y la recuperación de Borja Docal, que está mostrando un nivel más que bueno como lateral, parecen haberle alejado de la titularidad. 

El santanderino ha pasado de ser un extremo incisivo, cuando se formó en las categorías inferiores verdiblancas, a ser un buen lateral. Ha mejorado en defensa y sigue aportando en ataque. Docal ha aprovechado que el nivel de Iñaki no estaba siendo el que acostumbra a mostrar el riojano. Competencia dura y bonita que permitirá que, ni uno ni otro se relaje.

La tercera pata del trivote

La vuelta de Granero ha sido fundamental para todo el equipo

El eje del juego verdiblanco, la sala de  máquinas racinguista parece tener dos maquinistas fijos. Sin duda, Borja Granero es uno de ellos. El valenciano es el alma del equipo, el timón, la brújula, el equilibrio. Comanda moral y futbolísticamente la nave del equipo y, con su vuelta, el equipo solo ha cosechado buenos resultados. Además, pese a volver de una lesión tan larga, no parece haber notado la ausencia y está rallando a un nivel espléndido. 

A su lado, Álvaro Peña parece haberse ganado al míster y a la afición. Calidad y trabajo, un mediocentro de recorrido que sabe aprovechar el podería físico de Granero para jugar a su antojo, para manejar la medular. Con su paso de la banda al centro, el mediocampista vasco ha ganado mucho y el equipo también. Es un organizador nato, con capacidad de distribución y de buscar el pase al espacio. Imprescindible en el momento actual.

La calidad de Artiles y Dani Rodríguez parece haber convencido a Munitis

Pero aquí queda espacio para uno más. El trivote que acostumbra a alinear Pedro Munitis en los últimos partidos. Un tercer mediocentro que en defensa se mete en el trivote y en ataque intenta salir por el flanco zurdo. La figura tiene que ser clara: un perfil de mediapunta. Calidad, mezclada con velocidad, llegada y gol. Estas condiciones las reúnen dos futbolistas en la plantilla: José Artiles y Dani Rodríguez. Parecía que el canario le había ganado la partida al gallego, que había sido de lo mejor del equipo en el arranque. Pero la lesión en el hombro ha abierto las puertas a Dani. Pero lo mejor de todo es que los dos han convencido en esa posición, ambos han trabajado a gran nivel y la figura de esa tercera pata del trivote ha aportado cosas muy positivas. Quizás Artiles sea más dinámico y vertical mientras que Dani aporta mayor calidad en pase y circulación de balón, asociándose con Peña, Granero y Dioni. Dos perfiles similares aunque con matices, que podrá aprovechar Munitis dependiendo del escenario.

Mención especial para Fede San Emeterio y Mohamed Kamal. El primero está ocupando la plaza de su hermano en el lateral derecho aunque su puesto natural es el de pivote. Pero al nivel que está rallando Granero se antoja complicado que pueda actuar ahí de inicio. Lo mismo ocurre con Kamal. El ex de la Cultural es un pivote clásico pero no ha terminado de convencer a Munitis, que en cuanto tuvo disponible al cántabro optó, sin ninguna duda, por él. Así pues, tanto Fede como Kamal deberán esperar su momento (aunque Fede puede jugar como defensa vista su polivalencia) para poder actuar en la medular. Situaciones de partido en las que haga falta mayor empaque defensivo o partidos ante equipos con muchos centrocampistas, en los que el equipo pueda jugar con dos pivotes... ahí residen las esperanzas de ambos centrocampistas.

Un tridente lleno de oportunidades

Y arriba, las tres posiciones podrían variar. Los mayores beneficiados, ahora mismo, son Óscar y Dioni e incluso Coulibaly, tras su gran actuación ante el Cacereño. Pero ojo porque en esto del fútbol todo puede cambiar de un fin de semana para otro. La nueva posición de Dioni, escorado hacia la banda aunque actuando como segundo delantero para usar su capacidad de sorpresa y calidad, es difícil de suplir. Hevia y Cerro serían los principales opositores a ese puesto que parece tener un dueño enrachado. Es el pichichi del equipo y, además, últimamente todo lo que toca lo convierte en gol.

Óscar, el canterano de oro del año

En el otro costado, la lesión de Migue, que no estaba convenciendo del todo, y el movimiento de Peña hacia el centro del campo, han abierto la banda a Óscar. El chaval del filial está aprovechando a la perfección las oportunidades. Ya debutó el año pasado en Segunda y ahora va camino de instalarse en el primer equipo como ya hizo David Concha en el pasado. Es un extremo con velocidad y desborde, pero con calidad suficiente para irse hacia el centro y buscar zona de pase o disparo. Su principal opositor será el propio Migue García quien parte un paso por detrás del extremo cántabro. Su velocidad le permite explotar la banda así como poder meterse hacia dentro debido a su perfil zurdo. Otra opción más para Pedro Munitis que tendrá una buena competencia y una difícil posición.

En punta, muchas alternativas. Desde el propio Coulibaly, delantero con movilidad y buena capacidad de presión, aunque también ha demostrado instinto de área, pasando por Chus Hevia como hombre de envergadura, potencia y llegada y hasta llegar a Dioni, en su posición a priori natural como '9' o incluso Unai o Paulino, llegados desde el filial. Las opciones son variadas y numerosas.

Habrá que ver cuál es la decisión del cuerpo técnico que, de momento, parece dejar de lado el pasado o el peso de los jugadores y parece apostar por el momento de forma y las sensaciones. Hombres que, a priori, iban a ser importantes como Hevia, Migue o Iñaki, se están viendo relegados por los Coulibaly, Óscar o Docal. El mometno manda y ante los buenos resultados mejor no tocar nada.

VAVEL Logo