Festival canario en Ucrania
Cedrés, celebrando un gol en el partido de Valdebebas ante el Shakhtar (Foto | Rodri J. Torrellas - VAVEL).

El Juvenil del Real Madrid compareció en Lviv para combatir las temperaturas bajo cero que se viven en Ucrania en estos días con la clara intención de sumar tres puntos que les permitieran seguir soñando con la primera plaza, pero sobre todo que les garantizasen el pase a la siguiente ronda de la UEFA Youth League.

El cuadro de Ramis, con algunas bajas en defensa como Álex Salto o Dani Fernández, salió con la idea clara de perforar el arco de Romanov. Salió presionando, y una recuperación de Lazo en el centro del campo provocó una salida, que no pudo culminar el propio mediocentro blanco a pase de Mayoral, ya que éste fue algo largo.

Una buena jugada de Lazo y Achraf terminó con el gol de Cedrés, el primero del partido

El Juvenil no bajó el pistón, y siguió manejando el balón. Especialmente por derecha, la combinación entre Achraf y Lazo dio sus frutos pronto. Una cabalgada del lateral le permitió al gaditano descolgarse por puestos más céntricos. Combinando entre ambos, consiguieron dejar en ventaja a Mayoral en el centro del área para que éste rematara, aunque su intento lo detuvo el guardameta. El rechace, en cambio, le llegó a Cedrés, que con la derecha y algo escorado logró hacer el primer gol del encuentro.

No bajaba el pistón el cuadro merengue, con un Lazo muy activo por todo el frente de ataque, móvil e incisivo. Dos centros suyos buscando a Mayoral a punto estuvieron de permitirle al parleño conseguir su gol, pero la defensa se interpuso en ambas ocasiones entre la portería y el punta blanco. 

Intercambio de golpes

Se asomaba poco a poco el cuadro ucraniano a la portería de Luca, inédito hasta el momento, con un intento de falta lejano de Arabidze que se marchó por poco desviado. Los locales cada vez pisaban más campo rival, y el Juvenil se veía obligado a replegar filas para evitar peligro. De nuevo Arabidze, apenas dos minutos después del primer intento, avisó de nuevo con un disparo desde la frontal.

Una pérdida posibilitó una contra el Shakhtar, que convirtió en gol Zubkov. Dos minutos después, Lazo volvía a adelantar al Juvenil

Y a la tercera fue la vencida.  Una pérdida de balón en campo propio de Cedrés le posibilitó a los ucranianos salir a la contra, y encontrando a Zubkov totalmente solo en la frontal del área para, por debajo de las piernas, superar a Luca y hacer el tanto de la igualada.

No le duró nada la alegría a los locales. Un despiste en la siguiente jugada ofensiva, en un saque de banda rápido del Juvenil, permitió a Mathias encontrar a Lazo por detrás de la defensa. El gaditano regateó a los dos zagueros que salieron a su paso, y puso el balón con maestría en el palo largo de la portería rival, devolviéndole la victoria parcial a los merengues.

Mucho ritmo y menos goles

El segundo equipo de La Fábrica, desde entonces, comenzó a llegar por oleadas. Mezclando instantes de impás y de un dominio más constante de balón con fulgurantes salidas que no obstante no culminaban en gol por la falta de precisión en el último pase, que mermaba las opciones blancas de aumentar la distancia en el marcador.

Los ucranianos no querían ser menos, y lanzaban contragolpes cada vez que podían. En uno de ellos, una combinación por banda entre Zubkov y Boryachuk terminó con un tiro del segundo desde la frontal del área pequeña al que reaccionó de manera fantástica Luca Zidane, deteniendo abajo un tiro que se colaba. De nuevo el cancerbero turo que responder al disparo de Arabidze desde la frontal, el que más lo intentaba de los locales.

Álex Martín, lesionado, le dejó su sitio en el eje de la defensa a Molina, y Mayoral siguió nada más empezar el segundo tiempo negado. Un rachace le llegó al parleño que, solo y sin portero dentro del área pequeña no supo impulsar el balón hacia la portería rival, lamentándose de la gran ocasión perdida. Zubkov devolvió la jugada de peligro tratando de superar a Luca con una vaselina, pero su intento se marchó alto.

El alto nivel de intensidad de la primera mitad se reproducía en el inicio de la segunda, y sobre todo la intención del Shakhtar de igualar la contienda. Una entrada desde atrás de Boryachuk le sirvió al ucraniano para plantarse solo ante Luca, pero el guardameta blanco se volvió a imponer en el mano a mano, salvando de nuevo a los suyos.

Mayoral se desquita

La tuvo de nuevo Borja Mayoral, minutos después a la salida de un córner, pero su chut desde dentro del área se estrelló en un defensor ucraniano, cuando ya parecía que podría cantar su primer gol. Después de mucho buscarlo, al final el delantero de Parla lo encontró. Un centro desde la derecha al que no llegó a despejar Shevchenko, lo remató con una volea de derecha Mayoral a gol, haciendo el tercero y quitándose la presión por los anteriores errores.

Cedrés logró un hat-trick que culminó con dos goles en cinco minutos que certificaban la victoria blanca

Después de mucho buscar, el Juvenil tenía al fin su premio, y una distancia considerable ya en el marcador para asentarse rumbo a la victoria. El cuadro de Ramis se encomendaba a las contras para crear peligro, y a través de Cedrés y Lazo en banda conseguían su objetivo. El gaditano lo intentó desde fuera del área, pero su disparo se marchó ligeramente elevado, poniendo en aprietos al portero rival.

Boryachuk había avisado en tantas ocasiones casi como Mayoral, y no lo iba a hacer más. El delantero del Shakhtar se demarcó para que Arabidze le encontrase en largo, después de recuperar el balón el cuadro ucraniano tras perdida en la salida, una más de la defensa. En esta ocasión, fue el punta el que se impuso a Luca, superándole con una vaselina, y acortando distancias en el luminoso.

Cedrés remata

Unos pocos minutos después se repitió la situación, pero el nuevo intento de Boryachuk lo atajó Luca. Éste inició la contra con un saque en largo, Lazo, Óscar y Cedrés conectaron y éste úlimo superó a Romanov en el mano a mano. La ventaja de dos goles volvía al marcador, pero el Juvenil se desataba. Una excepcional jugada dentro de área de Mayoral la volvió a culminar el canario, empujando a gol un regalo del madrileño que le hacía llegar al hat-trick, y a los blancos les permitía respirar.

La goleada madridista no paró ahí, y Borja Mayoral sumó otro tanto a falta de cuatro minutos del final. Recogió al parleño un balón dentro del área, se revolvió y buscó el palo izquierdo de la portería ucraniana, para lograr así el sexto gol. Lo intentó Febas y Óscar antes del final, pero la victoria estaba amarrada. Tres puntos fundamentales para el Juvenil que sigue soñando con ser primero de grupo.

VAVEL Logo