El 'Jogo Bonito' amarillo
Fotografía: Página Web Oficial de la UD Las Palmas

Como si de la Selección Brasileña de fútbol se tratase (eso sí, salvando las distancias), la UD Las Palmas está llevando a cabo su particular 'Jogo Bonito'. Sí, ese fútbol de toque y posesión, de juego bonito y agradable para el espectador, el denominado tiki-taka, el estilo de juego que promulgaron los Tonono, Guedes, Castellano, Dévora, Mame León, Martín Marrero y compañía en aquella época dorada del club, los 60, 70 y principios de los 80, en los que pusieron al club grancanario en lo más alto del panorama futbolístico nacional. Un estilo de juego que, según cuentan, fue introducido en España por los amarillos en esos años en los que lo normal era ver otro tipo de táctica y disposición en el campo.

Quique Setién, al igual que otros entrenadores con reconocido prestigio en nuestro país (Pep Guardiola, Paco Jémez, Eusebio Sacristán o Marcelino García Toral), siempre ha sido fiel a su estilo de juego y lo ha implantado allá por donde ha ido, tanto de jugador como de entrenador, siendo considerado uno de los mejores futbolistas en su posición y de los que más vistosidad aportaba al fútbol en todos los equipos en los que pasó: Racing de Santander, Atlético de Madrid Logroñés...

Fue en Lugo donde Setién se hizo un nombre como entrenador

Como técnico, en concreto, el CD Lugo fue la entidad en la que más huella dejó, consiguiendo que un conjunto recién ascendido a la Categoría de Plata, con uno de los presupuestos más bajos y humildes de la Liga Adelante y con una plantilla compuesta por muchos jugadores que ya formaban parte de la misma en Segunda B, lograse salvarse con solvencia durante tres temporadas consecutivas del descenso, llegando a tener, incluso, opciones de meterse en los playoffs en algunas fases de esos tres curs. ¿Y cómo lo hizo?

Sorprendentemente, y cuando la mayoría de entrenadores optarían por un fútbol mucho más físico y defensivo, alcanzó tal mérito aplicando esa filosofía de fútbol que le caracteriza: ofensiva, vistosa, combinativa, asociativa... Vamos, la que predicaba en los campos de España en los 80.

Setién en su etapa como jugador/Fotografía: racing1913.com

No hemos tenido que esperar muchas jornadas para apreciar como la mano de Setién se está notando en la escuadra insular. En apenas 4 citas se han dado muestras de como los jugadores han asimilado sus conceptos bastante rápido y los han llevado a la práctica con éxito. Si lo enfocamos desde el punto de vista de los resultados (y también desde el de las sensaciones) se podría decir que se han obtenido buenos números: 5 puntos de 12 posibles, pero, evidentemente, hay que ser conscientes de que se rindió visita a uno de los dos colosos de la Liga, el Real Madrid, en una plaza en la que casi ningún equipo suele ganar, y aún así se reflejó una imagen más que digna y aceptable en un estadio que puede impresionar fácilmente a jugadores inexpertos en la Primera División como es el caso de algunos componentes del equipo, siendo, además, el primero en marcar un gol a los merengues en el Bernabéu en este campeonato.

El partido frente a la Real Sociedad fue el primero de los grandes encuentros de Setién

Asimismo, en el primer partido ante el Villarreal no fue una de las tardes más entretenidas en Siete Palmas pero se empató ante un habitual en las competiciones europeas y teniendo en cuenta que el preparador cántabro solo llevaba una semana en la disciplina insular. Contra la Real Sociedad de David Moyes, se ganó mostrando, no solo un muy buen juego, sino también dando muestras de una efectividad hasta ahora inéditas en el regreso a la élite.

Y, por último, ante el Valencia de Nuno, se puede llegar a afirmar que, no solo ha sido el mejor encuentro con Setién como entrenador, sino el mejor encuentro en todo lo que llevamos de certamen, con una Unión Deportiva que maniató al Valencia, sobre todo en el segundo tiempo, con un nivel tan superior y una cantidad de ocasiones tan claras que perfectamente pudieron proporcionarle los tres puntos a los canarios. Hasta los jugadores mismos lo afirmaban: "Más que ganar un punto, hemos perdido dos", decía Jonathan Viera al término del partido.

Por otra parte, hay que comentar el privilegio y la buena suerte que ha tenido el ex técnico del Lugo de encontrarse con un plantel en el que ya existen jugadores que se caracterizan precisamente por ese estilo de juego, en el que Quique se ha visto muy influenciado por el Dream Team de Johan Cruyff, afirmando que "hubiera dado un dedo por jugar con él". Jugadores como el ya mencionado Jonathan Viera, Tana, Vicente Gómez, Nabil El Zhar o Momo poseen esos rasgos y esa clase que facilitan mucho más la adaptación a las ideas y a los conceptos que ha transmitido y que sigue transmitiendo el cántabro, además del esfuerzo que también está realizando el resto del equipo para habituarse a esa dinámica.

Si nos centramos más detenidamente en la media de posesión que ha tenido la UD en los cuatro partidos en los que Setién ha estado al cargo, nos fijamos que ha ido aumentando progresivamente: en el primer encuentro ante el equipo castellonense se tuvo una media de 48% de posesión del esférico, por un 52% del submarino, equipo que tiene en plantilla a varios jugadores que tienen la gran faceta de pausar el juego (Bruno Soriano o Manu Trigueros). En el segundo, ante el Madrid, los isleños fueron inferiores en ese aspecto, con un 62% para los blancos por un 38% para los 'pío-pío', tarea también difícil debido a la entidad del rival. No obstante, se gozó de posesiones largas en algunas fases del partido.

En la que supuso la primera victoria de la 'era Setién', ante la Real Sociedad, a pesar de que se crearon menos ocasiones, hubo un predominio de la posesión favorable a Las Palmas con un 53%, en detrimento de los txuri-urdines que harían una media de un 47%.

Y en la última jornada en Mestalla, el buen partido del equipo vendría como consecuencia, precisamente, de ese aspecto: el Valencia retuvo el balón a su favor en un 45%, mientras que los grancanarios realizarían una media de un 55%. A partir de esa superiodad en la posesión, de la asociación y la combinación, se generaron un gran número de oportunidades de gol que podrían haber desembocado en una victoria amarilla.

Las Palmas superaría al Valencia en posesión del balón en Mestalla

Y se podría decir que esto es solo el comienzo. Como dice el cántabro, no siempre se va a poder llevar a cabo este juego, puesto que en muchos partidos en los que el conjunto insular se enfrentará a rivales considerablemente mejores, en cuanto a plantilla y objetivos, tendrá que correr bastante. Sin embargo, él es leal a su forma de entender este deporte tan peculiar e intentará seguir predicando y practicando ese 'Jogo Bonito' amarillo, si no es incotestablemente, el aficionado tendrá por seguro que siempre se verán detalles del mismo.

VAVEL Logo