Ganar para ser primero
Los jugadores rojiblancos celebran un gol en la actual campaña. | UGS Vision.

Tan solo dos jornadas restan de la segunda competición continental. La fase de grupos de la UEFA Europa League llegará a su fin el día 7 de diciembre de 2015, sin embargo, el Athletic puede llegar a esa fecha con todo solucionado, con su clasificación asegurada, o con un grave problema.

Los leones visitan esta noche el WWK Arena de Augsburgo intentando dejar sentenciar el pase a dieciseisavos de final de la competición, y si es como primeros de grupo, mejor. Los rojiblancos se sitúan primeros del Grupo L con nueve puntos, tres más que su rival de esta noche, el Augsburgo, y que el tercero en discordia, el Partizan, que se sitúan con seis. Las cuentas de los pupilos de Valverde están claras.

Ganar para descansar

Este partido puede ser clave para el equipo bilbaíno. Con la carga de partidos que llevan los rojiblancos, y la que se espera de aquí a final de año, una jornada de rotación nunca viene mal, y eso es lo primero que va a buscar el Athletic en el partido de esta tarde.

Una victoria permite descanso

En caso de obtener la victoria frente al Augsburgo en el encuentro de este jueves, los leones liderarían el Grupo L con 12 puntos, seis más que el Augsburgo, y entre tres o seis sobre el Partizan, dependiendo de lo que los serbios sean capaces de sacar en el AFAS Stadion, en su encuentro frente al AZ Alkmaar.

Esta combinación de resultados, haría que los leones tuvieran asegurada la primera plaza del grupo, pese a que el Partizan ganará el choque, ya que los rojiblancos le tienen ganado el goal average, el derrotarles en ambos partidos, por lo que el último encuentro frente al AZ Alkmaar en San Mamés seria mero trámite, y una nueva oportunidad para que aquellos que salieron derrotados del AFAS Stadion en el mes de octubre tomaran revancha.

Un punto asegura el pase

Pese a que como comentó Valverde en la sala de prensa de este pasado miércoles, el objetivo primordial del equipo es clasificarse como primeros, y cuanto antes, hay otro resultado que le puede valer al equipo rojiblanco para estar en la siguiente fase y como primeros. El empate.

Un empate da la clasificación

En caso de que los leones no pudieran obtener la victoria en la tarde de este jueves, pero sí el empate, los rojiblancos estarían en dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, aunque habría que mirar a Holanda para saber si como primeros, o habría que esperar a la última jornada de la competición para saber en qué plaza.

Si el Athletic empata, y el Partizan asalta el AFAS Stadion, los leones serían primeros de grupo con diez puntos, y los serbios segundos con nueve, por lo que, los de Valverde deberían esperar al partido contra el AZ de la última jornada para certificar su primera plaza. Cualquier otro resultado del Partizan en Holanda, siempre que el Athletic puntué en Alemania, asegura la primera plaza del grupo.

Perder puede complicar el pase

Si ya es negativo perder un encuentro, perder esta noche, en función de otros resultados, puede ser un grave problema para el Athletic, que tendría que estar pendiente del partido de Holanda para saber en qué posición encara la última jornada de la fase de grupos, y con cuantos rivales se disputaría el pase.

Una derrota podría complicar las cosas

Si el Athletic pierde por un gol y el Partizan gana en Holanda, los rojiblancos seguirán siendo primeros de grupo siempre, aunque tendrían la obligación de ganar al AZ para asegurarse esa primera plaza. El mismo caso se produce si el Athletic pierde de un gol, y el Partizan no gana en Holanda.

El problema comienza si el Athletic pierde por más de un gol. Se pueden dar tres casos. Primero, que el Partizan gane. Al haber triple empate a nueve puntos, y haber sacado por ahora, más puntos frente a esos dos rivales que el resto, los leones seguirían líderes de grupo, y se medirían ante un AZ sin nada en juego.

Si el Athletic pierde de dos o más goles, y el Partizan empata, el Athletic seria segundo de grupo, pues el Augsburgo le tendría el goal average ganado, y los de Valverde tendrían que ganar al AZ que no se jugaría nada, y esperar que el Augsburgo no ganara en Belgrado. Por último, perder de dos o más goles y que el AZ gane, supone estar en la segunda plaza del grupo y tener jugársela contra un AZ con muchas opciones de pasar en caso de victoria, lo que pondría un punto de peligrosidad al choque.

Con estas cuentas afronta el partido el conjunto de Valverde, aunque para el técnico de Viandar de Vera, las cosas están claras, una victoria asegura la primera plaza del Grupo L, por la que se evita a los líderes de grupo y a los cuatro mejores terceros de la UEFA Champions League, y es el objetivo en Alemania.

VAVEL Logo