Sergi Roberto con problemas en su tobillo
Foto: Mireia Carcole (VAVEL)

El jugador de Reus, que se había convertido en un fijo en los onces de Luis Enrique durante la presente temporada, continúa arrastrando problemas en su tobillo derecho tras el golpe sufrido el pasado martes ante la Roma. El futbolista, que tuvo que retirarse mediada la segunda parte, tiene practicamente descartada su presencia en el choque del sábado ante la Real Sociedad. Con la vuelta de efectivos, la baja del jugador de Reus no presenta un mayor problema para Luis Enrique que ha visto como la mayoría de su plantilla vuelve a estar disponible, un panorama muy diferente al de los meses anteriores.

Mascherano podría volver al equipo

Uno que, en cambio, si tiene todas las papeletas de volver a la convocatoria sería Javier Mascherano. Ausente ante la Roma por el golpe sufrido en el muslo durante el último clásico, el jugador argentino podría volver a las convocatorias y darle descanso a un Sergio Busquets con exceso de minutos. Otra opción sería que, Gerard Piqué, otro de los futbolistas más utilizados en las últmas semanas, no fuera de la partida y el argentino acompañara a Barta, Vermaelen o Mathieu en el centro de la zaga.

Sergi Roberto con la renovación ganada

Tras su espectacular inicio de temporada donde se ha ganado la confianza y el cariño del Camp Nou, todos los números apuntan a que Sergi Roberto será el próximo en estampar su firma en un nuevo contrato. Tras Rafinha, el centrocampista catalán, que tiene contrato hasta 2019, podría ver cambiado alguna de las características de lo firmado el año pasado.

Nuevo contrato, nueva cláusula

Tras haber pasado de descarte a pieza clave, el Barcelona no quiere tentar a la suerte y la iniciativa de renovar el contrato del jugador vendría determinada por la baja cantidad de su cláusula de rescinsión, fijada en 30 millones en el último contrato firmado el año pasado. Con un nuevo contrato, dicha cantidad subiría a una menos asequible para los grandes clubes del continente que pudiera tener a los dirigentes blaugranas un poco más tranquilos.

VAVEL Logo