RB Linense - Sevilla Atlético: a seguir sumando para no perder confianza
Fotografía: Juan Ignacio Lechuga (VAVEL)

Duelo interesante el que se vivirá este sábado a las 18:30 horas en el Municipal de la Línea de la Concepción, entre dos equipos con trayectorias y situaciones bien distintas. Unos quieren coger carrerilla para así huir del peligro del descenso y otros no quieren dejar de acumular puntos para no despegarse demasiado de los puestos altos de la clasificación. Pero ambos tienen algo en común: necesitan mantener intacta su confianza, especialmente en el caso de los locales, que poco a poco están remontando tras un difícil inicio de competición.

Este partido será, pues, sumamente especial para la Balompédica Linense, pues por vez primera desde el arranque liguero, iniciará la jornada fuera de los puestos de descenso (es decimoquinta pero empatado a puntos con Almería B y Villanovense, que marcan la promoción de descenso y el descenso directo respectivamente). Ello permitirá al conjunto gaditano afrontar el duelo con menor nerviosismo, máxime porque además contará con la ventaja de jugar ante su público por segunda jornada consecutiva. Sin duda una gran oportunidad para encadenar dos victorias seguidas (tras la victoria por 2-0 frente al Betis B el pasado fin de semana), algo que aún no ha logrado esta temporada, y que le permitirían tomar aire y encarar el resto de competición con mayor seguridad, sin perder de vista los tan ansiados puestos de playoff , que en realidad no se encuentran tan lejanos.

No será tarea fácil porque enfrente tendrán a todo un Sevilla Atlético, que se presenta como uno de los equipos revelación de la liga tras estar coqueteando gran parte de la pasada campaña con el descenso de categoría. Pero este año, el joven combinado sevillano se está mostrando como uno de los equipos más fuertes y de mayor calidad del grupo. Buena muestra de ello es su juego elegante y su capacidad de generar peligro de mediocampo para delante. Solo una derrota en lo que va de competición (ante el Granada B), cinco victorias y ocho empates son los que mantienen al filial sevillista en la zona alta (quinto puesto, pero empatado a puntos con el cuarto clasificado, precisamente el filial nazarí), cuya progresión se ha visto en parte frenada tras cuatro empates consecutivos. El último, el pasado domingo por la mañana frente al Cádiz en un atractivo partido que finalizó en tablas (1-1).

La Balona, favorita por el historial de enfrentamientos

Catorce son las veces que linenses e hispalenses se han enfrentado entre sí, todas ellas en la categoría de bronce y con un saldo bastante favorable para el decano del Campo de Gibraltar: seis victorias para los de La Línea, cinco empates y solo tres victorias para los sevillanos. Y eso que los dos primeros enfrentamientos, que datan de la temporada 1992/93 se saldaron con victoria del conjunto filial, que no volvería a repetir éxito hasta la 2012/13 con un resultado de 5-3, último precedente de victoria sevillista en estos enfrentamientos.

Entre tanto, la Balompédica Linense ha sido la dominadora en sus lances directos con el Sevilla Atlético, siendo las victorias más abultadas las dos primeras: 5-2 en la temporada 1999/00 tras dos victorias de los de la capital andaluza, y 0-4 en la 2011/12 tras tres resultados de empate consecutivos. A ello le siguieron otro empate y la mencionada victoria sevillista por 5-3, llegando finalmente la mejor racha de los de La Línea con cuatro victorias consecutivas, la última en la primera vuelta de la liga pasada, con victoria 1-0 en el Municipal merced a un gol de José Ramón. En la segunda, hubo mayor igualdad y unos y otros firmaron tablas en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios (2-2), con doblete de Gonzalo para los locales y goles de Fall y Copi para los visitantes.

El Sevilla Atlético, favorito por la clasificación

Por tanto, la Balona se postula como favorita a la victoria mirando al historial de enfrentamientos, pero la balanza se nivela al estar el filial hispalense mejor clasificado en la actual competición. Desde muy pronto, el joven combinado dirigido por Diego Martínez ha ido acumulando resultados de enorme mérito, tanto en casa, donde de momento continúa sin perder (y eso que por el "Viejo Nervión" han pasado ya equipos de la embergadura del Real Jaén, Real Murcia o Cádiz CF), como lejos de la ciudad deportiva, destacando especialmente la brillante victoria lograda en el Nuevo Colombino frente al Recreativo (0-2). El ariete Carlos Fernández, uno de los pichichis del grupo, quizás destaque por encima del resto, pero en las últimas jornadas Ivi está siendo uno de los futbolistas más determinantes del equipo, siendo el goleador sevillista en las últimas dos jornadas, anotando dos goles (uno en cada partido) que a la postre le han otorgado dos puntos a los hispalenses.

Por su parte, el cuadro dirigido por Rafa Escobar no ha tenido, ni mucho menos, una temporada tan placentera como su homónimo. 13 puntos obtenidos en 14 jornadas disputadas, un dato que lo dice todo. En efecto, la Balona tuvo un comienzo desolador, con seis derrotas en las primeras nueve jornadas, para un conjunto que, aunque no siempre dejaba mala imagen, parecía que no terminaba de arrancar. Sin embargo, el rumbo del equipo ha cambiado en las últimas semanas, consiguiendo incluso abandonar las posiciones de descenso. El Municipal se ha convertido en el mejor fortín posible, pues ya son cuatro partidos consecutivos los que lleva sin perder el equipo gaditano en su estadio, con tres victorias y un empate. Ya solo falta mejorar fuera de casa, pues aún no sabe lo que es ganar lejos de La Línea, aunque de momento lo primordial será lograr un buen resultado este sábado para no romper su buena dinámica. Para ello podrá contar con Espinar, su principal referencia ofensiva y máximo goleador, así como con el siempre peligroso José Ramón, artífice de la última victoria balona frente al combinado filial.

Las bajas, un dolor de cabeza para Escobar

La Balona no debe pensar en otra cosa que no sea la victoria si quiere huir definitivamente del peligro, pero al mismo tiempo quizás nunca lo vaya a tener tan difícil como lo tiene este fin de semana. No solo porque llega el Sevilla Atlético, sino porque el técnico balono Rafa Escobar parece que va a tener que ingeniárselas para alinear un once de garantías en el partido. Dos son las bajas seguras para los locales: el centrocampista Salva Rivas por lesión (no podrá contar con él hasta enero) y el lateral derecho Manu Palancar por cumplir ciclo de tarjetas la semana pasada ante su exequipo. Asimismo, se contabilizan hasta cuatro jugadores más que serán duda hasta el último momento: Juampe, Chico, Carlos Guerra y Blas.

Muy distinta situación a la de Diego Martínez, que en principio podrá contar con todo su equipo a excepción del mediocentro y capitán del equipo Cotán, que cumple partido de sanción tras ver la quinta amarilla de ciclo en el choque frente al Cádiz. El catalán Barnils se perfila a priori como su sustituto en el centro del campo, donde presumiblemente acompañará al habitual Antonio Romero. Por otro lado, no se esperan grandes novedades en el equipo titular del joven conjunto filial.

VAVEL Logo