Enfrentamiento de contrastes
Foto: Mº José Segovia

La liga española es una competición realmente dinámica. Temporada tras temporada, los colosos Real Madrid y FC Barcelona reinan en el fútbol español, con permiso de un invitado de última hora como es el Atlético de Madrid. Siguiendo la estela de estos tres, cada año surge una nueva hornada de valientes que se unen a los clásicos Valencia, Sevilla, Athletic de Bilbao, Villarreal y Real Sociedad. Uno de estos equipos es el Getafe. El conjunto madrileño es un habitual de la zona europea en el primer tramo de liga, pero siempre acaba consumido por el desgaste físico de marzo-abril, lo que supone que finalice en la parte media-baja de la clasificación. 

El próximo domingo, Getafe y Villarreal se miden en el Coliseum Alfonso Pérez. Un encuentro que, sin duda, trae muchos recuerdos. Por el lado de los locales, supone una buena oportunidad de venganza, tras la eliminación copera sufrida la temporada pasada ante el conjunto castellonense. Mientras, los levantinos recuerdan con tristeza la grave lesión del zaguero Mateo Musacchio en el pasado mes de marzo, lo que supuso un punto de inflexión muy negativo para el Villarreal, que perdió a uno de sus mejores hombres para afrontar el tramo final de Liga BBVA. 

El Getafe llega a este partido ubicado en la zona baja de la tabla, concretamente en el decimosexto puesto, a tan solo un punto de los puestos de descenso. Mientras, el Villarreal se encuentra situado en el cuarto puesto, que da acceso a la previa de la Liga de Campeones, y a tan solo tres puntos del todopoderoso Real Madrid. Es obvio que los azulones no han encontrado el camino correcto, puesto que los resultados están siendo, en su mayoría, negativos. 

Getafe CF (clasificación: 16º, puntos: 11)

El conjunto entrenado por el exilicitano Fran Escribá se encuentra en una dinámica negativa y está a tan solo un punto de los puestos de descenso a la Liga Adelante. Los madrileños cuentan con un balance de tres victorias, dos empates y siete derrotas, con 12 goles a favor y 19 en contra. Esto contrasta en gran medida con la clasificación a estas alturas de competición en anteriores temporadas. Al término de noviembre de 2013, el Getafe se ubicaba en el séptimo puesto con 23 puntos, empatado con la Real Sociedad en puestos de UEFA Europa League. Mientras, a finales de noviembre de 2014, los azulones ocupaban la decimotercera posición con 14 puntos, cuatro por encima del descenso y tres más que en la presente campaña. 

La remodelación del conjunto madrileño en verano fue realmente significativa. Pablo Franco abandonó el banquillo azulón para dejar sitio a Fran Escribá (Elche CF), mientras que ilustres como Jordi Codina, Diego Castro o Sergio Escudero también hicieron las maletas. Los fichajes más destacados fueron Juan Cala, Vergini, Medrán, Mensah o Moi Gómez (cedido por el Villarreal). La adaptación del nuevo técnico y futbolistas está mermando a un conjunto cuyo nivel de plantilla exige una mayor clasificación en la tabla. 

Villarreal CF (clasificación: 4º, puntos: 21)

El conjunto castellonense, entrenado por Marcelino García Toral, protagonizó un espectacular arranque liguero que le propulsó a lo más alto de la clasificación, por encima de los Madrid, Barça o Atleti. Sin embargo, las lesiones fueron mermando al equipo amarillo, que a día de hoy ocupa posiciones de Champions, pero se encuentra alejado del idílico primer puesto. El Submarino Amarillo tiene un balance de seis victorias, tres empates y solo tres derrotas (estas últimas ante Celta, Barça y Levante). La dinámica actual se corresponde con la habitual trayectoria del Villarreal en los últimos años, puesto que hace dos años (en estas fechas) ocupaba la quinta posición liguera con 28 puntos en su casillero, a solo uno de la Champions. Por su parte, a finales de noviembre de la 14/15, el conjunto levantino se ubicaba en la sexta posición con los mismos puntos que en la presente temporada, 21. 

El 'lifting' veraniego de los castellonenses también fue destacable. La delantera se renovó completamente: Gerard Moreno, Giovani Dos Santos, Uche y Luciano Vietto abandonaron la disciplina amarilla, y llegaron Roberto Soldado, Bakambu, Adrián López y Leo Baptistao. Otros cambios importantes fueron la cesión de Moi Gómez al Getafe y el fichaje de Samu García y Samu Castillejo, procedentes del Málaga. Las nuevas piezas están rindiendo, en general, a buen nivel, y la situación en Vila-real es verdaderamente óptima, lo que ha provocado la renovación del técnico asturiano hasta 2019

La balanza del Coliseum dictará sentencia en la matinal del domingo. ¿Seguirán los amarillos escalando en la tabla, incluso adelantando el gigantesco Madrid?, ¿o despertará de una vez el Getafe? 

VAVEL Logo