Celta de Vigo - Sporting de Gijón: volver a levantarse
Fotomontaje: VAVEL.

Tras un mazazo de las características del sufrido por el Celta el pasado sábado en A Coruña, reponerse futbolística y anímicamente hablando es verdaderamente complicado. Tras encadenar dos dolorosas derrotas consecutivas (la primera por abultada y la segunda por emocional), los hombres de Berizzo se encuentran casi en la obligación de hacer algo al respecto, es decir, de interponerse en su dinámica negativa para evitar desastres mayores como las diez jornadas sin ganar del pasado año, las cuales, curiosa o irónicamente, coincidieron en su inicio con el principio de esta racha que viven ahora mismo.

El Celta, todavía asentado en los puestos de cabeza de la clasificación merced a su arrasador inicio de temporada, vive una profunda crisis física e identitaria. Los jugadores, carga de partidos en las piernas mediante, se muestran cansados y, lo que es peor, en ocasiones desorientados sobre el césped. El centro del campo, mecanismo de funcionamiento armónico a principios de año, se ha desdibujado por completo en los últimos partidos para dar paso a un estilo de juego poco definido y próximo al caos absoluto. Todo ello unido a la inseguridad defensiva del equipo, motivada principalmente por una cuestión de confianza, ha desembocado en unos irremediables malos resultados.

Por su parte, el Sporting de Abelardo tampoco vive su mejor momento. La contundente derrota sufrida el pasado domingo en El Molinón ante un teórico rival directo por la salvación como el Levante hizo mella en un equipo que, de momento, sigue manteniéndose fuera de los puestos de descenso. El peligro, sin embargo, es latente para los asturianos, quienes, basados en su férrea identidad, buscarán ir partido a partido arañando todos los puntos posibles. Su fútbol, firme atrás y centrado en la figura de Halilovic en ataque, supondrá una evidente incomodidad para los celestes.

Encontrarse para vencer

Al principio de la temporada, en tiempo de elogios y vitoreos, el Celta triunfó por basar su éxito en su propia identidad. Su fútbol, arriesgado y lleno de personalidad, encandiló a aficiones de toda España, que se alzaron al unísono para celebrar las victorias de un equipo al que a todos gustaba ver. Meses después da la sensación de que esta identidad, otrora firme, se ha desdibujado por completo. En ataque ya no hay confianza, y de ello se ha derivado una lacra en la precisión a la hora de llevar a cabo las acciones combinativas que definían al equipo. 

Sergio, al igual que su defensa, no vive su mejor momento (Foto: María José Segovia / VAVEL).

En defensa, esta inseguridad se ha hecho más patente que en ninguna otra línea. La lesión de Fontàs y la sanción de Jonny agravan una crisis que, de momento, podrá paliarse con el regreso de Gustavo Cabral, el teórico líder de la zaga, quien vuelve este fin de semana a la acción tras pasarse tres jornadas en el dique seco por sanción. En su ausencia, el equipo ha recibido nueve goles. El argentino dejó a un Celta en su mejor momento y lo recibirá ante el Sporting sumido en una crisis que se espera que se quede en la superficie.

En el centro del campo y el ataque, la ausencia de efectivos que releven a los jugadores titulares y la inexistencia de las rotaciones han provocado que éstos acaben por mostrarse cansados sobre el césped. El rendimiento de Daniel Wass o Fabián Orellana se ha desplomado por completo con respecto al principio del curso. Mientras, jugadores como Lèvy Madinda, Théo Bongonda o Dejan Drazic siguen esperando su oportunidad en el banquillo. Algo similar a lo que le ocurre a John Guidetti, quien apenas ha dispuesto de una titularidad en los doce primeros partidos de la temporada. 

Salvarse desde la humildad

Para el Sporting de Abelardo, la salvación es el único y firme objetivo para esta temporada. Empleando básicamente a la misma plantilla que fraguó el pasado año el ascenso a Primera División, el entrenador asturiano ha sabido insertar las pocas piezas nuevas y hacerlas parte fundamental de cada punto conseguido por el equipo. Llevando a cabo un juego basado en la humildad, el trabajo y el buen hacer, el Sporting ha logrado comenzar el año sin pasar prácticamente ninguna jornada en los puestos de descenso. 

Bernardo, capitán del Sporting, destaca como director de la zaga (Foto: Adrián Ferro / VAVEL).

Bajo palos, el rendimiento de 'Pichu' Cuéllar ha sido y sigue siendo más que correcto, siendo capaz de traducir su experiencia en una asombrosa efectividad como guardameta. Parte notable de su éxito se debe, sin embargo, a la solidez de la pareja de centrales que lo precede, compuesta por dos trabajadores natos como Luis Hernández y Bernardo Espinosa. Por las bandas, dos jugadores de raza, contundentes en defensa pero que tampoco escatiman a la hora de incorporarse en las jugadas de ataque: Lora y Álex Menéndez.

En el centro del campo, con la lesión de un futbolista fundamental para el equipo y la creación como Sergio Álvarez, Abelardo apuesta por el contraste entre el poderío físico y la capacidad de abarcar campo de Omar Mascarell y la visión global del juego de Nacho Cases, quien se enfunda la capa de líder organizativo del club rojiblanco. Por delante, la verticalidad de Jony y Pablo Pérez por las bandas contribuye a que el equipo sea verdaderamente peligroso al contraataque, algo fundamental teniendo en cuenta que basan su éxito principalmente en su solvencia atrás. Detrás del punta se encuentra el joven Alen Halilovic, la gran revelación de la temporada y una de las pocas novedades en la plantilla asturiana. El prometedor mediapunta croata está despuntando por encima de todos los demás y se ha convertido en el factor diferencial de este Sporting. En punta, de dos jóvenes jugadores como Antonio Sanabria y Carlos Castro depende la efectividad del equipo.

Antecedentes

Balance Celta-Sporting Partidos V. Celta Empates V. Sporting
TOTAL 69 26 20 23
Liga BBVA 50 18 15 17
Copa del Rey 7 5 1 1
Liga Adelante 12 3 4 5

Convocatorias

Celta 

Porteros: Sergio y Rubén Blanco.

Defensas: Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Planas y Diego Alende.

Centrocampistas: Augusto Fernández, Pablo Hernández, Wass, Madinda, Señé y Drazic.

Delanteros: Orellana, Iago Aspas, Guidetti, Nolito y Bongonda.

Sporting

Porteros: Cuéllar y Alberto García.

Defensas: Luis Hernández, Álex Menéndez, Bernardo, Lora, Isma López y Jorge Meré.

Centrocampistas: Juan Muñiz, Nacho Cases, Mascarell, Pablo Pérez, Jony, Rachid, Halilovic y Ndi.

Delanteros: Carlos Castro y Sanabria.

Posibles onces

VAVEL Logo