El Barça vence y continúa imparable
Foto: Liga BBVA

Pletórico. Así recibía el Barça a la Real Sociedad del viejo conocido Eusebio, tras una semana inmejorable, en la que consiguió humillar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, con un resultado de 4-0 y un auténtico baño de juego, así como golear a la Roma por 6-1 en Champions, en el regreso de Leo Messi al Camp Nou, tras la lesión que le tuvo apartado de los campos durante casi dos meses.

Con el astro de vuelta al equipo, que ya en ausencia del argentino había logrado acomodarse en el primer puesto tanto en Liga como en el grupo E de Champions League, los de Lucho derrochaban sonrisas y alegría. Sensaciones que han venido expresando sobre el verde, con un fútbol que ha ido madurando y en el presente sitúa a los azulgranas en la cima del mundo.  

Con la baja de Sergi Roberto, a la convocatoria regresaron Mascherano, que había quedado tocado en El Clásico, y Sandro. El central argentino y Andrés Iniesta, que descansó entre semana, formaron en el once inicial ante el conjunto vasco, que no fue ninguna perita en dulce y logró incomodar al líder. El Barça sobrevino las dificultades y se impuso por 4-0, con goles de Neymar, por partida doble, Suárez y Messi, el tridente infalible.

La Real, un buen oponente

La Real saltó al césped del Camp Nou con una propuesta de fútbol ordenada, coherente y meticulosa que hizo a los de Luis Enrique tener que esforzarse un poco más para cumplir con su objetivo. Cuando los azulgranas tuvieron la pelota, los vascos adelantaron sus líneas, creando así dificultades a los catalanes a la hora de salir de atrás.

Piqué jugó su partido 200 en Liga con el Barça

Suárez fue el primero en acercarse a la portería contraria, con una salida en carrera, pero cuando se metía ya en el área, Rulli salió al encuentro del balón, para impedir el que pudo ser el primero de los barcelonistas. El peligro llegó después en un contraataque de los locales, cuando Neymar superó a un rival, cedió el esférico a Messi, que se la devolvió al brasileño, y éste buscó driblar al portero, que se estiró para atrapar el cuero. También Iniesta estuvo cerca de anotar, con un remate de cabeza que se estrelló en el palo.

Foto: Liga BBVA

El Barça no jugó tan cómodo como lo hizo ante el Madrid o la Roma, la Real presionó bien, defendió de forma organizada, con un bloque muy concentrado, pero los de Lucho no perdieron la paciencia, ni entregaron balones que los pudiesen poner en situación de compromiso, mientras esperaron las oportunidades para crear peligro en contragolpes.

Dani Alves reparte asistencias

Pese a las dificultades con la que se encontró el líder, aprovechó sus ocasiones para inquietar a los de Eusebio, buscando el premio, que no se hizo esperar. Mathieu intentó el centro desde la banda izquierda, por la que se desenvolvió,en ausencia de Jordi Alba, con Piqué y Mascherano en el centro, pero no había nadie para rematar y Rulli atrapó sin problemas.

Neymar ha marcado en las últimas cuatro jornadas

En una acción conducida por Messi llegó el primer tanto del Barça. El de Rosario combinó con Alves, que centró para Neymar, quien llegó por dentro y solo tuvo que empujar el esférico para abrir el marcador. El carioca, que está siendo clave en muchos encuentros, consiguió así ver puerta por cuarta jornada consecutiva.

La delantera vasca no puso en aprietos a Claudio Bravo, pese a disponer de varios saques de esquina. En cambio, los barcelonistas no tenían suficiente, y Alves volvió a ser providencial, al asistir el segundo tanto, que Suárez remató con la derecha al fondo de las mallas. Antes del descanso, al que se llegó con el 2-0, Messi dejó la pelota para Mathieu, quién intentó el centro-chut, sin poder sacar provecho de la jugada. También Neymar centró para Messi, que llegaba al primer palo, pero Rulli se adelantó al argentino para despejar a córner.

Neymar firma el doblete y sentencia

En la reanudación, la Real Sociedad perdió intensidad y el Barça pudo hacer a placer, al encontrar espacios. Los azulgranas no tardaron en sentenciar, en una jugada iniciada por Iniesta, en la que Mathieu centró al área, para llegada de Neymar, que firmó con su doblete particular el tercero del actual campeón de Liga.

Pese a la ventaja con la que contaban los hombres de Luis Enrique, siguieron buscando más. Neymar colocó un centro para Messi, pero el disparo del argentino marchó desviado. Alves después jugó para Suárez, éste con Messi y el argentino combinó con Neymar, que se la devolvió, pero el remate del '10' del Barça fue a las manos del portero donostiarra.

La Real no le perdió la cara al partido, y ofreció una actuación decente, a pesar del resultado que mostraba el luminoso, pero no generó peligro arriba. Algo que sí hizo el conjunto catalán, con un balón que Suárez envió por encima del travesaño, tras recibir de Rakitic, y al estrellar Messi un balón al palo, al rematar un centro de Neymar.

El argentino no se quedaría sin recompensa, y cuando ya el encuentro estaba a punto de acabar, puso la guinda con el cuarto y defitivo tanto de la tarde. Una asistencia de Neymar, que volvió a firmar un partido muy completo, propició el gol de su amigo Messi, que cerró la goleada. Tres puntos que siguen reforzando a un Barça crecido, que juega y deleita, que gana y convence, que hace méritos para mantener su puesto privilegiado en lo más alto de la clasificación.

VAVEL Logo