La maldición del Pizjuán
Foto: Juan Ignacio Lechuga | VAVEL.

El Valencia visita este domingo un estadio mágico y maldito para el valencianismo, un feudo que ha sido testigo de lágrimas de emoción tras proclamarse campeón de Liga en la antepenúltima jornada de la temporada 2003/04 tras derrotar al equipo hispalense por 0-2 con tantos de Vicente Rodríguez y Rubén Baraja, pero que desde esa fecha no ha contemplado otra alegría blanquinegra.

La temporada siguiente, en la 2004/05 el Valencia llegaba al duelo frente al equipo rojiblanco en una mala situación, con Claudio Ranieri muy cuestionado en el banquillo blanquinegro y únicamente con opciones de clasificarse para disputar la antigua UEFA, la actual Europa League. Tras un primer tanto de Jesuli para el Sevilla los visitantes fueron capaces de darle la vuelta al marcador con los goles de David Navarro y Pablo Aimar, pero una diana de Julio Baptista pondría el definitivo 2-2.

En la campaña 2005/06 el Valencia dirigido por Quique Sánchez Flores se enfrentaba al Sevilla de Juande Ramos a domicilio con Andrés Palop en la portería sevillista. En ese enfrentamiento el cuadro local se impuso por 1-0 con un tanto de Jordi López al que no fue capaz de reaccionar el conjunto blanquinegro.

Un Sevilla implacable 

En las visitas del Valencia a Nervión en las temporadas 2006/07 y 2007/08 los blanquinegros volvieron a sumar dos contundentes derrotas por 3-0. El Sevilla le tenía tomada la medida al equipo valenciano y con la goleada el 28 de octubre de 2007 llegó la destitución de Quique Sánchez Flores, el técnico holandés Ronald Koeman seria su sustituto en el banquillo.

Después de acumular tres derrotas consecutivas en el estadio hispalense, en la campaña 2008/09 los valencianos consiguieron un punto frente al Sevilla gracias a un empate a cero, pero a partir de esa fecha el Valencia tardaría cinco temporadas en volver a puntuar. Hasta la campaña 2013/2004 el cuadro de Juan Antonio Pizzi había visitado el Pizjuán sin éxito. A pesar de que al Valencia se le complicaron las cosas con la expulsión de Ricardo Costa, supo plantarle cara al Sevilla y obtuvo un empate a cero con Diego Alves como protagonista al detener un penalti a Rakitic.

El último duelo entre Sevilla y Valencia se disputó el 23 de agosto de 2014 correspondiente a la primera jornada liguera de la temporada 2014/15, un encuentro que se saldó con un empate a uno gracias a un gol de Lucas Orban en los minutos finales que igualaba el tanto de Aleix Vidal en la primera mitad.

Tras celebrar el último título de liga en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el cuadro che ha disputado catorce encuentros en el coliseo sevillista sumando un choque de Europa League y dos duelos de Copa del Rey, con un balance de cuatro empates y diez derrotas, unas estadísticas con las que quiere romper esta jornada y volver a reencontrarse con una victoria en tierras andaluzas después de más de una década. 

VAVEL Logo